19 sept. 2011

Mueren 13 personas por las inundaciones en el suroeste de China


Pekín, .- Trece personas murieron y 10 permanecen desaparecidas en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, a causa de las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales que también han obligado a evacuar a cientos de miles de personas.
Todas las muertes se registraron en la ciudad de Bazhong, en el norte de la provincia, en las que se teme que serán las peores inundaciones de la zona en más de 160 años de registros, informó hoy la agencia oficial Xinhua.
En la cercana ciudad de Guang An, donde las autoridades evacuaron a 300.000 personas, unas 2.000 casas se derrumbaron y más de 10.000 sufrieron daños por las inundaciones.
El río Qujiang comenzó a subir ayer a su paso por estas ciudades y a mediodía de hoy el nivel de las aguas había alcanzado los 23,1 metros, 6,6 metros por encima del nivel de alerta, aunque se espera que en las próximas horas llegue a los 27,13 metros, el peor registro desde 1847.

Las inundaciones en Tailandia causan 112 muertos y 1,5 millones de afectados


Bangkok, .- Las autoridades de Tailandia elevaron hoy a 112 el número de muertos y a 1,5 millones la cifra de damnificados por las inundaciones que afectan desde hace dos meses extensas áreas del norte al sur del país.
El Departamento para la Prevención de Desastres informó de 112 personas fallecidas y dos desaparecidos en el desastre natural que afecta a 26 provincias desde el norte hasta el sur del país.
Bangkok se ha preparado para recibir desde hoy el agua que desciende del norte camino del golfo de Siam y cuyo volumen alcanzaba los 3.031 metros cúbicos por segundo en el río Chao Phraya a medio centenar de kilómetros de la capital tailandesa.
Las autoridades calculan que el nivel máximo de esta crecida en principal metrópoli del país se tocará el jueves.
Los meteorólogos no prevén mareas altas especiales en esos días por lo que será más fácil el paso del agua por la metrópoli, en la que viven unos 14,5 millones de personas, y su desagüe al mar.
"Podremos manejar bien la situación si no llueve más", decía el director del departamento de Drenaje de la Autoridad Metropolitana de Bangkok, Sanya Chiranimit, este fin de semana, pero los meteorólogos vaticinaron este lunes más precipitaciones los próximos días.
Muchos agricultores han adelantado la recogida de la cosecha de arroz, una de las dos o tres que plantan anualmente, para evitar que se echase a perder, pero aún así lo recolectado en numerosos casos no cubrirá todos los gastos.
La primera ministra de Tailandia, Yingluch Shinawatra, que visitó zonas de afectados el domingo por la mañana, ha aprobado una ayuda de 5.000 bat (164,2 dólares o 120 euros) para los propietarios de viviendas que lleven al menos siete días anegadas.
El Gobierno central también ha ordenado a los gobernadores provinciales que supervisen los campos dañados para que los afectados puedan recibir inmediatamente la ayuda gubernamental.
Tailandia soporta todos los años inundaciones y avalanchas de tierras fruto de las copiosas precipitaciones que caen durante la estación lluviosa o de los monzones, que arranca a finales de mayo o en junio y se prolonga hasta octubre.

Tercera inundación en el Zodíaco en apenas un año


Por tercera vez en apenas unos meses, una tubería de abastecimiento de Emasesa volvió a estallar ayer en el barrio del Zodíaco provocando una inundación, un problema en teoría menor si no fuera por los informes que maneja Urbanismo sobre el estado del terreno en esa zona. El presidente de la Intercomunidad del Zodíaco, Ángel Naranjo, explicó ayer a ABC que con este nuevo incidente se ha podido confirmar lo que la Gerencia ya conocía: «Las filtraciones de agua están disolviendo la primera capa de tierra bajo el asfalto y todo eso está hueco, por lo que hay un importante riesgo de hundimiento superficial en varias zonas del barrio». Eso sí, Naranjo aclaró que dicho riesgo «no afecta a las viviendas, ya que éstas están ancladas a más de 15 metros». El responsable vecinal también asegura que «en unas prospecciones que han hecho hay indicios de agua clara y también aguas grises en la zona, ya que el barrio tiene 38 años y las conducciones de aquella época dejan mucho que desear». A este respecto, Naranjo teme que tras la ruptura de la tubería de ayer «el agua haya vuelto a comerse gran parte del terreno, ya que los cinco primeros metros de profundidad es de tierra de poca densidad». No obstante, los efectivos de Emasesa solucionaron la avería con rapidez, por lo que el caudal de agua ha sido en esta ocasión muy inferior al de otras ocasiones. Pero para el presidente es cada vez más urgente que se acometan los trabajos para solucionar el problema, algo que cree que ocurrirá pronto: «No creo que ahora tarden mucho con las informaciones que Urbanismo tiene y con el gobierno nuevo, que espero que trabaje mejor que el que teníamos».
Por otra parte, Naranjo asegura que las tuberías de abastecimiento de Emasesa en el Zodíaco tienen amianto, «un material cancerígeno». «Nosotros hemos tenido que cambiar las conducciones de nuestras viviendas para la Inspección Técnica de Edificios porque se nos obliga a ello, por lo que no tiene sentido que la administración pública las mantenga».

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido