14 mar. 2011

Aragua se prepara en materia de desastres naturales

Ante las catástrofes que se han reportado recientemente a escala mundial por los movimientos telúricos, Venezuela y en especial Aragua, se preparan para enfrentar la fuerza de la naturaleza si llegase a ocurrir un terremoto o tsunami, en vista de que su población no está preparada para este tipo de eventos, que deben trabajarse bajo organización durante y después de un desastre.

Es vital resaltar, que esta posibilidad no es una utopía, dado que 80% de la población venezolana vive en zonas de alta amenaza sísmica, la cual se incrementa a medida que se eleva el índice demográfico, las inversiones en infraestructura y la proliferación de localidades sin planificación, de acuerdo a los pronósticos de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis).

En la nación desde la fundación de los primeros asentamientos coloniales reportados en el siglo XVI se han sufrido los efectos de los terremotos, debido a que existe una franja de aproximadamente 100 kms. De ancho, definida a lo largo de los sistemas montañosos de Los Andes y las Cordilleras Central y Oriental, lugares en los que se ubican los principales sistemas de fallas activas del país: Boconó, San Sebastián y El Pilar, respectivamente.

Adicional a estas fallas, se encuentran los sistemas activos menores, como lo son: Oca-Ancón, Valera, La Victoria, Urica y Güiria, también capaces de producir sismos importantes. Cabe reseñar, que estas últimas han estado inactivas durante décadas, sin embargo por el crecimiento exorbitante de la población esta realidad podría cambiar en cualquier momento, por lo que es esencial la preparación de la ciudadanía.

DOS FALLAS

De las 14 fallas que perjudican a Venezuela, dos afectan directamente al estado Aragua, entre ellas: San Sebastián, con una magnitud sísmica similar a la fallas de Boconó y El Pilar, sin contar La Victoria, con un sistema activo menor, pero también capaz de producir sismos importantes en toda la geografía del estado, ya que lo atraviesan casi en su totalidad.

Ante esto, Orlando Campos, secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, indicó que a pesar de la alarma mundial que se vive tras la catástrofe de Japón, hasta los momentos todo se mantiene en normalidad en el país, sin embargo no está de más que la ciudadanía se prepare adecuadamente para cualquier situación similar, “estamos abiertos a la capacitación de todas las localidades y más para eventos telúricos que no escapan de nuestra realidad”.

Sismos Vs. Terremotos

Generalmente se utiliza la palabra “sismo” o su equivalente “temblor” para indicar movimientos leves en la tierra y la connotación “terremoto” para los que se sienten con mayor intensidad. Aclarado este punto, se encuentran los maremotos, eventos que a pesar de que ocurren en el mar, generalmente se derivan del mismo fenómeno que expone el origen de los sismos, llegando a veces a desbastar poblaciones enteras con su manifestación más temible conocida como tsunami (del japonés tsu= bahía y nami=onda).

Recomendaciones

Antes

 Identifica el lugar más seguro en los sitios que frecuentes (debajo de las vigas, escritorios, pupitres, mesas).

 Identifica las vías de escape más seguras y mantenlas despejadas.

 Coloca los interruptores de los servicios de gas, electricidad y agua en un lugar seguro y accesible para cortarlos rápidamente.

 Fija todo objeto que pueda caer o rodar peligrosamente.

 Escoge un sitio de encuentro para reunir a toda la familia después de la emergencia y un número telefónico fuera del área para comunicarse.

 Prepara tu morral o equipo de emergencia familiar.

 Mantenga una reserva de agua potable, alimentos y bebidas.

Durante

 Lo primero: Mantente calmado.

 No corras. Los terremotos suelen durar pocos segundos.

 Ubícate en el lugar cercano más seguro, debajo de estructuras o muebles fuertes.

 Aléjate de los objetos que puedan caer, deslizarse o quebrarse.

 Protege tu cabeza colocándola entre rodillas y cubriéndolas con ambas manos.

 Protege a las personas vulnerables.

 Ayuda a calmar a los demás. No grites.

 No uses los ascensores.

Después

 Revisa si hay desaparecidos o personas en peligro y ayúdalos.

 Ayuda y anima a niños, ancianos y discapacitados; evita dejarlos solos.

 Dirígete ordenadamente con los demás a un lugar seguro, preferiblemente al aire libre.

 Si quedaste atrapado y/o herido, mantente sereno y trata de comunicarte con otras personas.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido