18 feb. 2011

Un tornado provoca daños en cien hectáreas de olivos y naranjos en Arahal

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG Sevilla ha detectado graves daños provocados por un tornado en, al menos, 100 hectáreas de olivos y naranjos en el municipio de Arahal. El tornado sacudió con fuerza varias explotaciones agrarias en la tarde de ayer, sobre las 19.00 horas, pero debido a las lluvias que se produjeron al mismo tiempo, los daños no se han podido empezar a cuantificar hasta la mañana de hoy jueves.

COAG Sevilla está trabajando con los agricultores de la zona para cuantificar los daños. De momento, se han observado deterioros encentenares de olivos y naranjos, instalaciones eléctricas, medio centenar de casas rurales, naves agrícolas y arboledas. La lluvia ha imposibilitado que los agricultores entraran en algunas de las parcelas agrícolas de Arahal, por lo que seguramente habrá que sumar una cantidad mayor de daños de los que ahora mismo se conocen.

COAG Sevilla solicita a los agricultores que se hayan visto afectados por este fenómeno meteorológico, que se personen en la oficina que esta organización agraria tiene en Arahal. Entre los técnicos de COAG Sevilla y los agricultores afectados, se podrá establecer un cálculo riguroso de los daños provocados por el tornado.

Fuente

Desastres naturales en Europa

El número de desastres naturales en Europa y su impacto han aumentado en los últimos años, según un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA). Entre 1998 y 2009 causaron cerca de 100.000 muertes, afectaron a más de once millones de personas y supusieron unas pérdidas económicas de unos 150.000 millones de euros. Las olas de calor, las inundaciones y los terremotos fueron las catástrofes naturales que más fallecidos y daños materiales causaron. España es uno de los principales países dañados, con más de 15.000 fallecidos y algunos de los peores desastres ecológicos de Europa.

Aumentan los desastres y los daños

El informe de la AEMA "Mapa de los impactos provocados por desastres naturales y accidentes tecnológicos en Europa" hace un repaso detallado del periodo 1998-2009 y aporta una gran cantidad de datos, gráficas y mapas, como estos dos referidos a las víctimas mortales. En este último caso, se puede apreciar el desigual impacto por países: la peor parte se la lleva el sur y este de Europa.

En España no se han registrado muchos eventos catastróficos (entre 21 y 30, frente a los más de 50 de países como Francia o Turquía). A pesar de ello, es uno de los países europeos que más muertos ha sufrido: más de 15.000 víctimas, solo superadas por Francia e Italia (más de 20.000 víctimas cada uno) y Turquía (unas 18.000 víctimas). El informe recuerda que España protagonizó algunos de los mayores desastres ecológicos de Europa (la marea negra del Prestige y el vertido tóxico de la mina de Aznalcóllar).

Los responsables del estudio señalan que el aumento de las pérdidas se puede explicar en gran medida por el incremento de la actividad humana y la acumulación de bienes económicos en áreas de riesgo. No obstante, la mejora en la recogida de datos también ha tenido que ver, aunque en menor medida. En cuanto a las pérdidas atribuibles al cambio climático, la AEMA reconoce que en la actualidad es imposible determinarlo con precisión. Ahora bien, señala que es probable que su impacto aumente en el futuro, ya que los modelos climáticos del IPCC prevén el incremento de la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos.

Los peores desastres, uno a uno

Los responsables del informe ofrecen un detallado repaso a diversos tipos de desastres:

Temperaturas extremas: es el evento natural que más muertos causó. La ola de calor que afectó al sur del continente en verano de 2003 fue el peor desastre natural, con más de 70.000 muertos. Las 101 olas de calor provocaron un total de 77.551 fallecidos y unas pérdidas de 9.962 millones de euros. Su frecuencia e intensidad han aumentado en la última década y se estima que el cambio climático agravará estas cifras.

Inundaciones y tormentas: encabezan la clasificación de las mayores pérdidas económicas. Entre 1998 y 2009 se registraron 213 inundaciones, que provocaron 1.126 muertos y unas pérdidas de 52.172 millones de euros. Por su parte, las 155 tormentas contabilizadas causaron 729 muertos y 44.338 millones de euros de pérdidas materiales. El desastre natural que más pérdidas causó en Europa fueron las inundaciones en la zona central en 2002, unos 20.000 millones de euros. El estudio recuerda las inundaciones en áreas de montaña, como las de 1996 en el camping de Biescas (Huesca), donde murieron 87 personas.

Terremotos y volcanes: los terremotos (46 en el periodo citado) fueron los segundos desastres naturales con más víctimas mortales (18.864). El sismo de Izmit (Turquía) en 1999, con 17.000 fallecidos y unos 11.000 millones de euros de pérdidas, fue el más violento. Por su parte, el informe recuerda la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull en 2010, que no causó muertos pero sí problemas en el tráfico aéreo y en la calidad del aire.

Mareas negras: durante el periodo estudiado se contabilizaron nueve derrames de petróleo de más de 700 toneladas de crudo en alta mar. Los dos mayores se encuentran entre las peores catástrofes ecológicas ocurridas en Europa en esas fechas. Por un lado, el petrolero Prestige vertió en 2002 frente a la costa gallega unas 63.000 toneladas de crudo. Por otro lado, el Erika derramó en 1999 frente a la costa atlántica francesa unas 20.000 toneladas de crudo. Los responsables del estudio señalan que es muy difícil estimar los costes económicos de las mareas negras, con rangos por tonelada derramada que pueden oscilar de 500 a 500.000 millones de euros. Recuerdan que este tipo de accidentes ha descendido en los últimos años. La aplicación de una normativa más exigente, como la prohibición de los buques monocasco, habría contribuido a ello.

Incendios forestales: 191 personas fallecieron como consecuencia de los 35 grandes incendios registrados, que se tradujeron en 6.916 mil millones de euros de pérdidas. La mayor parte de ellos sucedieron en la Región Mediterránea. España fue uno de los países europeos más afectados, con 50 muertos y algunos de los mayores incendios, como los de 2006 y 2007, que provocaron la quema de miles de hectáreas de bosques.

Derrames tóxicos por actividades mineras: se registraron cuatro, dos de ellos con efectos muy graves para el medio ambiente. Es el caso de Baia Mare, en Rumanía, en el año 2000, y de Aznalcollar, en 1998, en el río Guadiamar, cercano al Espacio Natural de Doñana. En este último caso se derramaron cinco millones de metros cúbicos de líquido tóxico, que afectó a 3.600 hectáreas de cultivos, y se recogieron 12 toneladas de peces muertos. Los costes de los trabajos de recuperación ascendieron a unos 377 millones de euros.

Escasez de agua y sequías: las presiones sobre los recursos hídricos en Europa han aumentado. España es uno de los países de Europa más afectados por este problema, en especial, la parte sur. Durante estos años se han registrado importantes sequías en Europa, como la de 2003, que afectó a una amplia zona comprendida entre Portugal y Bulgaria.

Corrimientos de tierra: este desastre natural provocó 212 fallecidos, un problema agravado por la urbanización insostenible. En España, se estima que causó unas pérdidas de unos 170 millones de euros anuales.
Medidas para combatir los desastres naturales en Europa

Los responsables del estudio afirman que aunque se han adoptado diversas leyes y políticas europeas para hacer frente a estos desastres, hace falta un mayor esfuerzo, así como la armonización de las distintas iniciativas puestas en marcha por cada país. Señalan la necesidad de implementar el denominado Sistema Integrado de Gestión de Riesgos (IRM), que incluye la prevención, preparación, respuesta y recuperación frente a los riesgos naturales en toda Europa.

Indican que algunas de las medidas más efectivas se pueden tomar a escala local y municipal, como la mejora de drenaje natural y unos adecuados planes de urbanismo para evitar inundaciones, o una atención adecuada para amortiguar los efectos de las olas de calor. Otra de las medidas necesarias pasa por una mayor inversión en estudios y sistemas de alerta y respuesta temprana, que ayuden a prevenir y reducir los desastres y evaluar su impacto.

Fuente

Salamanca pierde el 40% de las abejas por el cambio climático

Los expertos descartan que el avispón asiático sea un peligro en la región

La Comisión Europea ha manifestado su preocupación por un problema que trae en jaque a los productores apícolas en los últimos años. Se trata del descenso inexplicado del número de abejas en sus colmenas, con numerosas pérdidas en producción y muchos más costes de reposición. Según ha denunciado la Asociación de Apicultores Salmantinos, la provincia -la primera productora nacional de polen y la cuarta de miel-, sufre este problema de forma agravada, de manera que las colmenas pierden entre el otoño y el invierno cerca del 40% de sus individuos.

El consultor apícola Antonio Gómez Pajuelo, destacaba que Salamanca «es una de las zonas más afectadas por este problema que se deriva de una concatenación de factores, pero que tiene en el cambio climático una de sus causas más fuertes». Además, en Salamanca se agrava un problema común que es la falta de alimentación de las abejas en otoño e invierno, por culpa de los cambios en la floración. «En los últimos años, hemos visto cómo la abeja de otoño no nace bien, porque no puede alimentarse y eso hace que lleguemos al invierno con abejas todavía de verano, que a la fuerza no pueden sobrevivir y que se traduce en una pérdida de individuos muy alta en las colmenas».

Esfuerzos de reposición

Para Gómez Pajuelo, esta situación lleva a que mientras la pérdida habitual por causas naturales se establece en este periodo en el 10% de abejas por colmena, los apicultores salmantinos tienen que hacer frente a pérdidas de entre el 40% y el 55% de los individuos, por lo que «se ven obligados a hacer esfuerzos muy grandes de reposición y sobrealimentación de las abejas, porque de lo contrario, con una infraestructura ya montada para una producción estimada en las colmenas, se verían abocados a una situación auténticamente ruinosa».

En toda España hay algo más de dos millones de colmenas, de ellas unas 360.000 están en Castilla y León y de estas, 250.000 en la provincia de Salamanca. En tierras salmantinas se produce algo más del 15% de miel, el 40% del polen de toda España y el 10% de cera.

Cifras que dan cuenta de la relevancia de un sector que, sin embargo, no ha dejado de acumular pérdidas en los últimos años. Además de la incidencia de los factores meteorológicos, los productores también consideran que gran parte de culpa de la pérdida de abejas se debe a las condiciones fijadas por la Junta para conceder a las explotaciones las ayudas agroambientales.

Así, en estos momentos los apicultores, la mayoría de ellos con explotaciones nómadas en función de la época del año, se ven obligados a permanecer con las colmenas en Castilla y León seis meses como mínimo, lo que supone mantener las colmenas fuera de los periodos de floración y por tanto, mayores dificultades para el mantenimiento de los individuos.

Además de estos problemas, el sector mira con inquietud la proliferación de la 'Vespa velutina', el llamado 'avispón asiático'. Un insecto del doble del tamaño de una avispa normal que se alimenta en el 80% de abejas y que ya ha aparecido en el País Vasco.

Sin embargo, Antonio Gómez Pajuelo destaca que esta avispa requiere unas condiciones naturales determinadas, ya que anida en grandes estructuras para 1.500 individuos, que requieren para su fabricación grandes cantidades de celulosa y por tanto, solo puede subsistir en zonas de bosques de ribera y climas húmedos.

Por eso, los expertos descartan de momento que en las principales zonas productoras de Castilla y León pueda introducirse esta especie, originaria de Japón. «O cambia totalmente sus costumbres o es imposible que prolifere en los encinares», explicó Gómez Pajuelo.

Fuente

Lluvias obligan a declarar en emergencia Apurímac


La Presidencia Regional de Apurímac declaró enemergencia las siete provincias del departamento debido a las lluvias que afectan la mencionada zona, informó el presidente la región, Elías Segovia.

Asimismo, manifestó que se adoptó esta decisión tras examinar los informes técnicos de cada uno de los comités provinciales, los que informaron de pérdidas en la producción agrícola, según informó RPP.

De la misma manera, en el lugar se han reportado deslizamientos de cerros, huaycos, bloqueo de carreteras, infraestructura colapsada, así como la muerte de por lo menos tres personas por este fenómeno.

Fuente

Consecuencia de las inundaciones en Oruro supera 10 millones de bolivianos

El Secretario General de la Gobernación de Oruro, Edgar Sánchez, informó el jueves que la pérdida de cultivos, la inundación de viviendas y la muerte de ganado, por las inundaciones, supera los 10 millones de bolivianos.

"De acuerdo al informe proporcionado por la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) las principales pérdidas se encuentran en el sector productivo (?), ya que se perdieron cientos de hectáreas de quinua y de alfa alfa y cuantificando es aproximadamente 10 millones de bolivianos", informó a un medio local.

Asimismo detalló que los municipios más afectados por las inundaciones son Chipaya, El Choro y Machacamarca.

"Del 9 al 12 de febrero también se han registrado pérdidas en el ganado ovino en un total de 12 cabezas, mientras que en ganado camélido se perdió 27 cabezas. 38 viviendas quedaron afectadas por las intensas lluvias y realizando la cuantificación total de todas las pérdidas supera los 10 millones", confirmó.

Por otra parte, anunció que en una reunión de secretarios departamentales de la Gobernación se determinó aprobar un decreto para atender a las familias damnificadas con alimentos, vituallas, medicamentos y semillas.

"Para la Gobernación de Oruro este es uno de los principales trabajos que se están atendiendo, por esa razón se está coordinando con el Sedes, Desarrollo Social, Viceministerio de Defensa Civil, Sedag (Servicio Departamental Agropecuario) y otras instituciones", puntualizó.


Fuente

17 feb. 2011

Un tornado causa destrozos en varios edificios de Alcalá de Guadaíra

El fuerte viento deja tres heridos leves y derriba numerosos árboles.

El paso de un tornado por Alcalá de Guadaíra hizo estragos en la popular barriada de Rabesa donde causó destrozos en varios edificios. El campo de fútbol de la zona y el conservatorio de música fueron las zonas más afectadas por este fenómeno atmosférico, que se desató con una gran tromba de agua que originó inundaciones en varias calles de la ciudad.

El tornado se registró en torno a las 11.00 horas de este miércoles y, aunque duró poco tiempo, fue muy intenso, arrasando a su paso cuantas cosas encontraba: árboles, muros... Según explicaron los bomberos, "ha sido un fenómeno muy extraño que ha derribado árboles y muros a lo largo de unos 500 metros en linea recta".

El fuerte viento se llevó la techumbre y todo el edificio de los vestuarios del campo de Rabesa, ante la atónita mirada de los obreros que trabajaban en las nuevas gradas, pues estaba previsto que se inaugurara a mediados del marzo. "Es impresionante", explicaba Antonio Montero el presidente del club Estrella San Agustín, equipo que entrena en este campo, cuando presenció in situ los destrozos causados por el tornado. "Ha sido en un momento y ha quedado todo el edificio destrozado", comentaba mientras hablaba por teléfono con el alcalde del municipio, que lo llamaba para interesarse por la situación.

Montero explicó que, como el recinto está en obras, había retirado el seguro y la alarma a la espera de contratarlo de nuevo en marzo, cuando estaba prevista la inauguración del campo.

Las obras, que estaban a punto de culminar, consisten en la construcción de nuevas gradas y la colocación de césped artificial. Ahora el campo ha quedado destrozado y sin instalaciones: cuatro vestuarios, el bar, el gimnasio y distintas dependencias administrativas han quedado destruidas por completo.

Por su parte, los servicios de emergencia informaron de que, en el mismo campo de fútbol, atendieron a tres personas con heridas leves, todos obreros de la construcción que se refugiaron de la lluvia en el edificio del campo de fútbol. La caída del muro de la fachada provocó los hechos, aunque sólo uno tuvo que ser trasladado al hospital por haber recibido un golpe en el cráneo y está fuera de peligro.

Los bomberos tuvieron que actuar además en otros dos lugares cercanos al campo de fútbol. Concretamente, para proteger las zonas afectadas por el derribo de dos grandes muros, uno en un solar de la barriada las Angustias y el otro el que rodea al conservatorio de música de la ciudad, en el que por suerte sólo se ensaya en horario de tarde. A su paso por esta misma zona, el tornado derribó también numerosos árboles y rompió gran cantidad de ramas.

Fuente

16 feb. 2011

Los previsibles desastres naturales y sus imprevisibles secuelas

Además de ser víctimas de las torrenciales lluvias que caen en todo el ámbito de la región y en sectores vecinos, los pobladores que padecen de este fenómeno pluvial también tiene que sufrir la improvisación y la falta de previsión de las autoridades, quienes tienen conocimiento de antemano de todo este problema, sin embargo, simplemente se limitan a acudir a los afectados una vez se ven en la calle, con la vivienda inundada y después de haberlo perdido todo.

Cusco está siendo abatido por las constantes lluvias que duran todo el día y la noche, provocando inundaciones, desborde de los ríos, caídas de los cerros y casas, huaicos y bloqueos de carreteras, así como la destrucción de algunos centros arqueológicos. En este momento el Manu ha quedado incomunicado, los deslizamientos han interrumpido la vía Paucartambo-Pilcopata, dejando varados en a decenas de turistas nacionales y extranjeros que no pueden retornar a la ciudad. En Santa Teresa, las intensas lluvias han producido derrumbes y huaicos.

Mientras que en la ciudad, los distritos de San Jerónimo, Lucre, Oropesa, Saylla, San Sebastián, Santiago, Pisac, y todo el Valle Sagrado están sufriendo los mismos problemas, muchas familias se encuentran en las calles sin saber a dónde ir porque sus casas son inhabitables.

Hace tres días, el desborde del río Madre de Dios, Pilcopata, derivó en la inundación de todo el sector conocido como Laberinto, dejando un saldo de 300 personas afectadas, las que ahora claman por ayuda a los gobiernos central y regional, los que se apuran en mandar maquinaria, ropa, agua y alimentos, los cuales de seguro serán útiles, pero solamente para aplacar el daño por unas horas o unos días, dejando a la población en una incertidumbre total acerca de su futuro.

Fuente

El agresivo cambio meteorológico


El clima es la síntesis de la meteorología. La integral de los fenómenos meteorológicos de cada día en un lugar determinado, considerados durante suficiente tiempo, es el clima de ese lugar. Significa ello que no puede haber cambio climático sin reiteradas alteraciones meteorológicas. No puede cambiar el clima sin que, previamente, se haya ido alterando el tiempo. Es lógico, pues, que el cambio climático en curso empiece a expresarse mediante cambios en los patrones meteorológicos.

El calentamiento global que experimenta el planeta de forma demostrada no es el cambio climático que se espera. Es el fenómeno que lo causa. Esos pocos grados de más que, de media, exhibe cada año la Tierra no son el cambio que nos amenaza. Son el agente desencadenador de las perturbaciones meteorológicas que nos llevarán a una cambio climático de entidad aún incierta. A juzgar por la violencia y recurrencia de las crecientes alteraciones meteorológicas, el cambio climático será considerable y contundente.

Los australianos acaban de sufrir al ciclón Yasi, con vientos raramente vistos de 300 km por hora; todavía no se habían repuesto de los devastadores efectos de las lluvias que inundaron Brisbane días atrás. Fríos inusuales y violentas tempestades de nieve castigan a los Estados Unidos en este febrero; más de 10.000 vuelos han sido cancelados debido al mal tiempo. Una sequía excepcional se abatió sobre la Amazonia en 2010, peor a la ya habida en 2005; la putrefacción de la vegetación muerta ha mandado a la atmósfera más de 5.000 millones de toneladas de CO2, casi tanto como el generado durante un año en los Estados Unidos por la quema de combustibles fósiles. El problema agudiza el problema, así pues.

No podemos inyectar energía en un sistema térmico sin obtener una respuesta proporcionada. Basta subir un poco el gas para que el puchero hierva de otro modo. El cambio climático es el régimen de ebullición, los fenómenos meteorológicos son los borbotones y los chasquidos, el gas es la energía atrapada por el CO2 en exceso. No cuesta tanto de entender, al fin y al cabo.

Fuente

Chacón alerta de que no se puede "hacer oídos sordos" al cambio climático, porque "pone en jaque" a la humanidad

MADRID,- La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha alertado este martes de que no se puede "hacer oídos sordos" al cambio climático, porque es un problema que "pone en jaque al destino de la humanidad" y ha animado a conseguir un "nuevo consenso" a escala internacional que reemplace al Protocolo de Kyoto, para poder enfrentarse a este "desafío global a la seguridad de todos".

Durante la presentación en la sede del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) del Cuaderno de Estrategia 'Seguridad, modelo energético y cambio climático', Chacón ha recordado que cada año más de 250 millones de personas se ven afectados por desastres naturales, especialmente en los países en vías de desarrollo que, precisamente, son "los menos culpables" de este problema.

"Es imposible ignorar las señales", ha defendido la ministra, que, como ejemplo, ha recordado que en los próximos cien años la temperatura global será tres grados centígrados superior a la actual, cuando en todo el siglo XX el aumento fue de un solo grado.

Por ello, ha insistido en que no se puede "mirar a otro lado" y ha asegurado que el cuaderno editado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos --que ha sido coordinado por el ex presidente del Congreso Manuel Marín-- es una valiosa contribución para crear conciencia y avanzar en el debate, ya que ofrece "un diagnóstico realista de la situación".

Chacón ha destacado que cada vez existe una mayor conciencia en las sociedades sobre las consecuencias de este fenónomeno, pero ha insistido en que hay que conseguir que se traduzca en un nuevo consenso internacional que reemplace el Protocolo de Kyoto. En este sentido, ha afirmado que la Unión Europea está dando pasos importantes y el Gobierno de España lleva años defendiendo la adopción de medidas concretas para combatir el cambio climático.

"LA PAZ NUNCA ES CARA"

En la presentación también ha participado la secretaria ejecutiva de la ONU sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres, quien ha destacado la estrecha relación que existe entre seguridad y cambio climático. Figueres ha resaltado que todas las naciones necesitan una "estabilidad básica" para poder prosperar.

"Lo que es alarmante es reconocer que si la comunidad de naciones es incapaz de estabilizar plenamente el cambio climático los lugares donde siempre hemos vivido, donde hemos siempre hemos cultivado alimentos y encontrado el agua, podrán verse amenazados. Los cimientos básicos, la estabilidad misma sobre la cual la humanidad ha basado su existencia se podrían ver amenazados", ha afirmado.

Figueres ha defendido que las políticas nacionales de defensa y sobre cambio climático deben converfer y ha advertido de que el crecimiento mundial debería estar basado en un bajo nivel de emisiones de CO2. Por eso, ha abogado por una inversión en tecnología con bajo nivel de emisión de CO2 para evitar conflictos y, ha subrayado, "por mucho que cueste, la paz nunca es cara".

Fuente

Lluvias y deslizamientos aumentaron en la Sierra centro

La fuerza de las lluvias aumentó en la Sierra centro en las últimas horas. Mientras el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) anuncia que las precipitaciones se extenderán hasta abril. En Cotopaxi, Bolívar y Chimborazo los aguaceros ocasionaron deslizamientos e inundaciones que ya han cobrado la vida de cuatro personas.

Hoy, las labores de rescate del cuerpo de Hugo Espín continuaban. Él es uno de los tres trabajadores municipales que murieron atrapados en un deslave en la zona de Cerro Azul del cantón Sigchos en Cotopaxi.

Miriam Zapata, coordinadora de la Sala Situacional de la Secretaría de Gestión de Riesgos, dijo que los bomberos de Latacunga y Sigchos trabajan en la búsqueda. A la tarea se sumaron los moradores del sector.

El deslave de lodo y piedras sucedió el lunes a las 13:30 cuando un grupo de trabajadores con ayuda de maquinaria limpiaba la carretera que une a las comunidades de Amalliquín, Laguan, Cerro Azul y Azache, cuando el alud los sorprendió. Ellos no lograron escapar.

La cuarta víctima del invierno fue un niño de 11 años. El menor cayó al río que cruza por la comunidad Tigua del cantón Zumbahua. Según Edison Sánchez, miembro del Cuerpo de Bomberos de Pujilí, el domingo pasado cuatro niños jugaban en un improvisado puente de madera cuando uno de ellos se hundió en el agua.

Los otros menores con el afán de rescatarle también cayeron al afluente pero lograron salir. El cuerpo del niño fue localizado en el río Zumbahua a 15 kilómetros de la comunidad.

En Chimbo, la casa de hormigón y techo de teja de propiedad de Holger Benavides está por desplomarse a un precipicio de 400 metros. El abismo se formó el último sábado, luego que una parte del cerro donde se levanta su vivienda, se desprendió hacia el cause del río Canuyacu.

Ese día, llovió fuerte. Las viviendas de Dennis Peñaherrera y Carlos Vargas se derrumbaron y dejaron al filo de la quebrada otras 13 casas en el barrio Tambán del cantón Chimbo (Bolívar).

En un estudio realizado por los geólogos de la Unidad de Gestión de Riesgos detalla que las casas del barrio Tambán están asentadas en un sitio peligroso afectado por el deslizamiento de tierra. Además, el sismo de 4,1 grados en la escala de Richter registrado en enero pasado y la falta de drenajes para el agua lluvia, provocaron el socavamiento de las bases del cerro donde se asienta la población.

Una de las viviendas es de Miguel González. Es de una planta y techo de cinc. Está a 20 metros del precipicio, cruzando la vía adoquinada que comunica a los barrios La Asunción y Sosanga. “No puedo dormir. Hay inseguridad porque todo puede derrumbarse”.

Augusto Silva, técnico del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) de Bolívar, realizó una inspección en la zona. Explicó que hay el riesgo que otras 11 casas que están al otro extremo de la calle central de Tambán pueden ser afectadas. Por eso, deben ser reubicados.

Hasta que eso suceda, Flor Oleas y su hermano Manuel viven en una casa arrendada. Ellos pagan USD 60 mensuales. Por el momento no tienen trabajo. Laboraban como jornaleros agrícolas. Los USD 30 semanales de que reciben no les alcanzaba. Aspiran que el Municipio compre el terreno y el Miduvi edifique las casas.

El alcalde de Chimbo, Rodrigo Peñaherrera, indicó que se buscan los recursos económicos para comprar tres hectáreas de terreno en una zona segura. En este sitio se construirá una ciudadela con 50 casas con aporte del Miduvi.

En Sigchos Cotopaxi, un nuevo deslizamiento de tierra en Cerro Azul provocó la muerte de tres trabajadores municipales y otros dos quedaron heridos. El deslave de lodo y piedras sucedió cuando el grupo limpiaba la carretera que une a las comunidades de Amalliquín, Laguan, Cerro Azul y Azache.

El primer deslizamiento sucedió el pasado domingo en la noche. La Secretaria de Gestión de Riesgo de Cotopaxi informó que Cesar Pila, Luis Charco y Hugo Espín fallecieron. Mientras que David Quisaguano y Edwin Pila tienen heridas en sus piernas.

En Riobamba, un fuerte aguacero inundó algunas calles y barrios de Riobamba el lunes. Luis Paca, jefe del Cuerpo de Bomberos, señaló que los barrios Fausto Molina, Saboy Civil, La Paz, Pucara y el centro de la ciudad, fueron los más afectados.

“Las tres compañías trabajaron en la emergencia. Las tuberías del sistema de alcantarillado son pequeñas y algunas tapas de los sumideros se encuentran taponados”. El bombero informó que hasta la mañana de ayer todavía se continuaba con las labores de limpieza. “La avenida Daniel León Borja, recién restaurada, también se inundó”, dijo Paca.

Víctor Méndez, director Técnico de la Empresa Municipal de Agua Potable de Riobamba (Emapar), la basura y el arrastre de material pétreo provocó el taponamiento de las alcantarillas.

Fuente

Inundación en paraguay


Ciudad del Este: Unas 10 viviendas ya se encuentran afectadas por el desborde del arroyo Acaray—mi. Los vecinos destacaron que hasta ahora solo la Municipalidad, se acercó a ellos, lamentando la ausencia de otras instituciones.

“La única autoridad que viene es la intendenta”, manifestó Dionisia Amaral, del sector II, del barrio San Rafael. Extraoficialmente, la Municipalidad de Ciudad del Este, maneja la tendencia de que entre hoy y mediados de la presente semana, el caudal de agua irá avanzando vertiginosamente, con un incremento de entre 1,20 a 1,40 metros, según los datos.

Esta situación, provocará la inundación de casi 43 precarias viviendas, ubicadas a orillas del arroyo, precisó uno de los funcionarios comunales. La administración municipal comenzó a asistir en forma efectiva a decenas de familias cuyas viviendas se ven afectadas por la crecida del arroyo Acaray—mi. En el barrio San Rafael, la institución instaló un albergue temporal donde serán alojadas las personas que abandonan sus hogares debido a la creciente.

Fuente

Las lluvias provocan inundaciones en el nuevo parking de Canalejas


La suciedad provocada por la obra en una de las tuberías provocó la acumulación de agua, al igual que en la avenida del Puerto · El fuerte viento volcó contenedores

Cádiz no fue ayer la población de la provincia que sufrió más problemas con las fuertes lluvias que se prolongaron a lo largo de todo el día. Sin embargo, sí tuvo como punto negro la avenida del Puerto a la altura de la plaza de las Tortugas y el aparcamiento subterráneo de Canalejas, sobre todo en la parte nueva de la ampliación.

Poco antes de las diez de la mañana cayó una fuerte tromba de agua que hizo que los sumideros no pudieran tragar toda la lluvia, originándose inundaciones en el mismo interior del aparcamiento subterráneo, donde el agua en la parte central llegaba hasta los tobillos.

En la superficie la situación fue peor, ya que provocó la ralentización de la circulación debido al agua acumulada, que llegaba a tres cuartos de altura de neumático de un vehículo normal.

El problema se había producido en una de las tuberías bajantes, que tenía algo de suciedad acumulada tras la obra y eso provocó que el agua no pudiera pasar con facilidad. Asimismo, uno de los husillos también se encontraba con algo de basura acumulada tras los trabajos de construcción del aparcamiento y también hubo que limpiarlo.

La inundación no pasó a mayores porque se intervino con rapidez y desde el propio aparcamiento de Canalejas se conectó una bomba que fue capaz de achicar el agua en poco tiempo, algo que también se pudo hacer arriba, de manera que poco después de las once de la mañana estaba ya todo solucionado.

La ampliación del aparcamiento de Canalejas se abrió al público a mediados del mes de diciembre, después de dos años de obras.

Según el parte de incidencias de Bomberos, además e intervenir en la avenida del Puerto por inundaciones, también tuvieron que hacerlo en la calle Santo Domingo de la Calzada y en la azotea de una finca de Fermín Salvochea.

Mientras tanto el Ayuntamiento informó que también se produjeron inundaciones en la avenida Marconi, junto al colegio Amor de Dios; en la avenida Portugal junto a la de Andalucía; en el Campo del Sur, a la altura del Teatro Romano; en la calle Doctor Fleming; en la plaza de Madrid y en la avenida Juan Carlos I, junto a la Martona. Además fue necesario cortar el tráfico a la salida del parking del Fondo Sur.

En Cádiz no sólo la lluvia dejó algunas incidencias. El fuerte viento que hubo alrededor de las ocho y media de la mañana causó estragos entre los contenedores de basura, mucho de los cuales aparecieron volcados. Entre ellos los que se situaban junto al complejo polideportivo Ciudad de Cádiz o los que se encontraban en la avenida Cayetano del Toro esquina con la glorieta Ingeniero La Cierva. Asimismo, muchas motos no pudieron aguantar tampoco las fuertes rachas de viento.

Fuente

15 feb. 2011

Familias afectadas por inundaciones en Ayolas


Alrededor de cien precarias viviendas de las islas del Brazo Aña Cuá, zona de Ayolas, son afectadas por el la crecida del Paraná. El río registra una subida importante en el puerto de Ayolas que alcanza 4, 20 m.

El normal es de 1, 70 m. Autoridades de la Prefectura Naval alertan que podría alcanzar 4, 60 m, situación que provocaría incluso, inundaciones en los barrios periféricos de Ayolas.

Según un informe de los militares, el fenómeno se produce por las intensas precipitaciones que se producen en el territorio brasileño, cuenca del río Paraná y que eventualmente duraría una semana.

En las islas, especialmente San Pablo, Isla Pucú y Kuña Paso, la situación es crítica atendiendo que este lunes, en horas de la mañana, el agua ya inunda precarias viviendas y cultivos de rubros de consumo familiar.

Las islas afectadas se hallan por debajo de las compuertas del brazo Aña Cuá, de la hidroeléctrica Yacyretá, que al abrirse por la cantidad de caudal de agua, afecta, en pocas horas a los pobladores de la zona.

Muchas familias abandonaron las islas y buscan refugio en la zona de la compañía Atingy y los barrios de Ayolas.

Los pescadores, se resisten a abandonar sus lugares atendiendo que la mayoría tiene animales domésticos y plantaciones.

Teodoro Acuña; poblador de la zona, lamentó la situación al explicar que los últimos años las inundaciones ya son constantes, y no como antes cuando se producía cada tres a cuatro años.

"Ya no se puede hacer nada; acá tengo mucha plantación de bananas; mandiocas, poroto, maíz, zapallos; y todo esto se funde con dos o tres días de inundación; es una pena, me voy a quedar sin nada", expresó.

El agua, ya inundó su precaria vivienda donde vive con sus seis hijos menores y su esposa; y gran parte de sus cultivos.

"Además, con esta cantidad de agua no se puede pescar; es muy poco lo que se consigue", indicó.

Más afectados. En la isla denominada "Isla Pucú", cercana a la ciudad de Ayolas, la situación es más dramática aún.

"Con estas inundaciones constantes; no tenemos otra salida que dejar estos lugares, pero primero deben pagarnos una indemnización", indicó Estefana Segovia, pobladora de la zona.

Fuente

Aún hay 300 personas incomunicadas en el trópico


Tras las inundaciones en Chapare, unas 11 mil hectáreas permanecen bajo el agua y 268 personas subsisten en Villa Tunari en calidad de refugiadas. En total, existen 2.180 familias afectadas por el temporal, de las cuales 300 se encuentran incomunicadas en zonas alejadas y en riesgo de sufrir nuevos embates por los turbiones de los ríos Chapare y 24, según informes de la Gobernación de Cochabamba.

Además, el Servicio Nacional de Hidrología Meteorología (Senamhi) informó que las lluvias seguirán esta semana en varias regiones del país y que este jueves podía desatarse una gran tormenta en el trópico cochabambino agravando la situación en la zona.

“Las incursiones para socorrer a las familias son diarias y el número de evacuados se incrementa cada día”, dijo el responsable de Comunicación de la Alcaldía de Villa Tunari, Dennis Gironás.

El informe de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación señala que los daños alcanzaron a siete centrales campesinas y 41 sindicatos. En Todos Santos, 140 familias fueron damnificadas; mientras que en Villa 14 de septiembre, 170; en Nueva Chapare 610; en San Miguel 135; en la central 2 de Agosto A, 283 y en 2 de Agosto B, 727; en tanto que en la central 1 de Abril hay 115 familias.

Las tierras inundadas suman 11.900 hectáreas, de las cuales 6.540 (60 por ciento) corresponden a platanales; 1.896 (17 por ciento) a cítricos y las áreas no cultivadas hacen 1.744 (16 por ciento). Cifras menores corresponden a cocales (1,6 por ciento), yucales (dos por ciento) y hortalizas en (tres por ciento).

Para hoy se tiene previsto iniciar una campaña de recolección de víveres, ya que las raciones enviadas por la Gobernación no son suficientes para atender a las familias evacuadas. En tanto, el Director de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR), Fernando Fernández, dijo que unas 300 familias, en su mayoría de comunidades indígenas (yuracarés y yuquis), son monitoreadas constantemente por la Gobernación debido a que corren el riesgo de ser arrasadas por la crecida de los ríos.

“Se puede ingresar sólo a algunos sectores de las comunidades indígenas. Es aún delicado”, dijo Fernández.

Según los datos que maneja la UGR, en el trópico cochabambino se tienen 2.180 familias damnificadas. De esta población, unas 268 personas fueron evacuadas a templos y escuelas. Entre los evacuados hay 161 niños y adolescentes, mientras que los mayores hacen el restante 107.

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, dijo que el Servicio Departamental Agropecuario (Sedag) tiene la misión de cuantificar la pérdida de cultivos y producción para “rehabilitar” los campos agrícolas.

Fuente

Desastres perjudicaron en 40% la producción agrícola

La seguridad alimenticia del país está en serio riesgo por diversas causas, entre ellas, los desastres naturales. La situación en este momento es alarmante. Primero una sequía que afectó a varias regiones productoras del país, luego inundaciones, riadas, granizadas, desbordes de ríos, deslizamiento de tierras y otros daños, tanto en el área rural como en las ciudades. Se trata de fenómenos recurrentes que cada año movilizan al Gobierno central y a los Gobiernos departamentales para desarrollar acciones de emergencia que apenas logran mitigar en algo el sufrimiento de alguna gente, pero que no preven soluciones integrales.

El Presidente Evo Morales, respondiendo a la preocupación expresada por las regiones más afectadas realizó el pasado fin de semana un sobrevuelo por el trópico cochabambino y parte del oriente, para ver la magnitud del desastre que ocasionaron las intensas lluvias, inundaciones y riadas registradas desde hace varios días. Asimismo, el Jefe de Estado está recibiendo los informes de Defensa Civil, para determinar las medidas de emergencia. Hasta el momento se estima que unas 6.500 familias se han visto afectadas por los desastres naturales, y el riesgo de mayores daños es, desgraciadamente, previsible.

Según la magnitud, el Órgano Ejecutivo podría declarar estado de emergencia y autorizar el desembolso de recursos rápidos para auxiliar a los damnificados.

Lo lamentable de toda esta situación es que se trata de fenómenos cíclicos que todos los años se producen. No se trata de que esté lloviendo más o menos que otros años, sino de que el país no está preparado ni toma las previsiones elementales.

Nuestro país está desprovisto de un sistema de emergencia y mecanismos de prevención, tanto para actuar oportunamente cuando se producen desastres, como en las medidas de anticipación de estas situaciones. En este momento las inundaciones en el oriente y el Chapare, pueden ser temas del día, pero seguramente en las próximas horas serán Beni, Pando u otros lugares. Es lo previsible.

Los mecanismos de emergencia son precarios, y sin los medios adecuados ni la planificación y preparación anticipada, resulta insuficiente todo el esfuerzo y sacrificio que muchas veces han demostrado los grupos de voluntarios y los organismos de alerta. Lo cierto es que el Estado no tiene cómo llegar al lugar de un siniestro con prontitud y medios adecuados.

Un país como el nuestro, con una geografía complicada que va desde los llanos orientales hasta los escarpados picos de la Cordillera de Los Andes, pasando por valles, cañadas, caudalosos ríos en los que casi no se distingue la otra orilla, y selvas todavía vírgenes, y con grandes extensiones incomunicadas, no puede resignarse a esperar las emergencias en forma pasiva. Es necesario contar con instituciones capaces de prevenir y actuar con anticipación en los hechos previsibles, como son los desastres cíclicos de la época de lluvia, y disponer de equipos de reacción inmediata en casos de desastres imprevisibles, y disponer de medios materiales y tecnológicos modernos.

La imprevisión frente a situaciones de emergencia, precisamente es la que está ocasionando la escasez de alimentos en el país. Recordemos que ya el año 2009, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) advirtió que Bolivia perdió su producción agrícola entre el 35 y 40% debido a los fenómenos naturales, particularmente la sequía.

Desde entonces, durante los últimos tres años, las inundaciones han arrasado cultivos en el valle de Cochabamba, en el oriente, en el sur del país, especialmente en el Chaco y también en el Altiplano. Pero lejos de trabajar en soluciones con perspectivas sostenibles, el país se limitó a auxiliar a damnificados con paliativos. Peor aún, se adoptaron algunas medidas económicas imprudentes desalentando la producción al impedir las exportaciones y fomentar las importaciones de alimentos.

Fuente

Frenar la catástrofe demográfica

"EUROPA está abocada a una verdadera catástrofe demográfica". Esta frase la pronunció en junio de 2009 Joaquín Almunia, por aquel entonces comisario de Asuntos Económico de la UE, quién alertaba que el problema "es una bomba de efecto retardado que explotará en las manos de nuestros hijos y nietos". Almunia forma parte del grupo de personalidades que consideran el envejecimiento de la población como un problema bastante más grave que la amenaza terrorista, el cambio climático o la actual crisis económica y que, por tanto, debería ser abordado de una forma global por la Comunidad Europea. Un dato significativo: para poder garantizar una pensión mileurista a un jubilado, en apenas un quinquenio, se necesitará que haya entre cinco y seis trabajadores activos. En España con la tasa de paro por encima del 20% estamos en una situación límite.

¿Y qué pasa en Galicia? Aquí la catástrofe que anunciaba Almunia adquiere proporciones más graves. Nuestra comunidad, con Asturias, tiene la tasa de fertilidad más baja de Europa con 8,09 nacimientos por cada mil habitantes; o lo que es el mismo 0,98 hijos por mujer en edad de concebir. Con esas cifras y aumentando la esperanza de vida de los ciudadanos la pirámide poblacional ya sufrió un vuelco considerable. La base cotizante de los trabajadores es cada vez más fina frente a una cúspide demandante de los pensionistas que no para de ensanchar. Es urgente rejuvenecer Galicia, y por tanto, los tres grupos parlamentarios se ponen manos a la obra en una comisión de la que habrá de salir una hoja de ruta para encarar "esta catástrofe demográfica" como antes hicieron otros países europeos aunque, dicha sea la verdad, sin demasiados éxitos. ¿Tienen capacidad la Xunta? Es difícil que en estos momentos aparezca dinero suficiente para cubrir las necesidades de un plan que precisa de dotación económica. Los expertos coinciden en que el modelo de las ayudas directas a los padres para fomentar la natalidad no funcionan; el cheque-bebé de los 2.500 euros en España es buena prueba: durante su vigencia en Galicia, por ejemplo, la tasa de fertilidad bajó de 1,1 a 0,98 bebés niños por mujer.

Hay que buscar otras soluciones que debieran pasar garantías reales para conciliar la vida laboral y familiar, por la no discriminación de la mujer con hijos, excedencias pagadas para el cuidado de los niños, más y mejores guarderías y, sobre todo, que todas las empresas garanticen la reincorporación de las madres en las condiciones laborales (y salariales) que habrían tenido sin el parón de la maternidad. De esta forma se podría cambiar el actual modelo. Que no funciona.

Fuente

14 feb. 2011

Turistas incomunicados y pueblos inundados

Paucartambo -. Aún se desconoce el número exacto de turistas que quedaron incomunicados debido a los constantes derrumbes que bloquean la carretera Manu-Kosñipata en la provincia de Paucartambo, pero se presume que no son pocos, debido a la existencia de varios albergues turísticos que quedan a lo largo de esta vía.

"Esta carretera está bloqueada en varios tramos debido a los deslizamientos, ya nos comunicamos con la oficina regional de Defensa Civil, ellos están disponiendo la ayuda necesaria para el desbloqueo de la carretera...", citó el alcalde del distrito de Kosñipata, Fausto Amau.

Las intensas precipitaciones que se registran en este sector también ocasionaron la inundación de la localidad de Pillcopata, donde 300 damnificados se encuentran sin un lugar donde pernoctar debido a la anegación de sus viviendas.

Fuente

Presidente venezolano alerta acerca de las amenazas del cambio climático

Caracas, El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó que el cambio climático es una amenaza para el mundo, durante su espacio dominical Aló Presidente, desde Ciudad Caribia, en el estado de Vargas.

Recalcó el primer mandatario que por eso hay que seguir construyendo albergues en el país en el contexto de la Ley Especial de Refugios Dignos, para proteger a los más vulnerables.

También subrayó que las lluvias recientes en Venezuela, Brasil, Australia o Colombia, así como las fuertes nevadas en Europa y Estados Unidos, que dejaron cientos de muertos y miles de afectados, son consecuencias del cambio climático.

El jefe de Estado de la nación sudamericana anunció la construcción de dos millones de viviendas para el 2017, meta apuntalada por acciones para identificar necesidades y terrenos aptos.

Chávez ratificó el compromiso de solucionar un problema estructural heredado de anteriores gestiones, empeño en el cual consideró clave el apoyo de sectores nacionales y países como Bielorrusia, Brasil, Cuba, China, Irán, Portugal, Rusia y Turquía.

Fuente

Una fuerte granizada azotó esta tarde varios sectores de Bogotá


Desde las cuatro de la tarde del 12 de febrero se presentó un fuerte granizo en Bogotá.

La repentina granizada ocasionó varios contratiempos en la ciudad.

Así lo afirmó la central de emergencias del Cuerpo de Bomberos de Bogotá.

Las inundaciones se presentan, sobre todo, en el norte, sobre la Autopista Norte, entre las calles 150 y 170, en ambos sentidos.

"En el complejo Carmen Club el agua alcanzó una altura de 1 metro con 20 centímetros", aseguró uno de los bomberos.

En la calle 72 con carrera 10a. los problemas los ocasionó un árbol que cayó sobre los tres carriles del corredor vial, pero rápidamente fue retirado por los bomberos.

Por otro lado, en la calle 78 con carrera 4, en el barrio Rosales, varios vehículos quedaron atrapados en un arroyo de agua.

En cuanto a accidentes de tránsito el más grave se presentó en la calle 55 con carrera 1a. "Una mujer se volcó en su vehículo pero afortunadamente salió ilesa", aseguró un bombero.

Las localidades más afectadas por las lluvias fueron Teusaquillo, Chapinero y Usaquén.

Los Bomberos de Bogotá aseguraron que todos los incidentes fueron controlados, con excepción de las inundaciones de la Autopista Norte, que aún persisten.

Fuente

Ategrus organiza la segunda edición de la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático y Gestión de Residuos.

La Conferencia Internacional sobre Cambio Climático y Gestión de Residuos organizada por Ategrus tendrá lugar el 5 de abril en Bilbao.

Uno de los tres problemas más graves del continente: el cambio climático es una realidad que ya no podemos negar y que se ha convertido en el centro de atención mundial en los medios de comunicación, la industria, las administraciones públicas y la sociedad en general. El sector de los residuos no es una excepción, y se verá también afectado por esta realidad, tanto por la influencia que puedan tener sus actividades sobre el aumento de gases de efecto invernadero que originan el cambio climático, como por las consecuencias que este cambio puedan tener sobre el sector.

Las emisiones de gases de efecto invernadero han crecido de forma constante desde el año de referencia, 1990. Actualmente España se encuentra lejos de cumplir su objetivo fijado por el Protocolo de Kyoto.

Las actividades del sector de los residuos representan directamente un 2-3% de las emisiones de gases de efecto invernadero en España. Sin embargo, si tenemos en cuenta las emisiones indirectas y los beneficios potenciales en términos de ahorro de gases de efecto invernadero, y si añadimos además otros sectores relacionados como la gestión de estiércoles, la influencia global de las actividades de gestión de residuos sobre el balance de las emisiones de GEI es muy relevante.

Es sin duda el cambio climático un tema de máxima actualidad y por ello se quiere enfocar y hacer hincapié en puntos tales como la situación actual, las políticas y la legislación en relación al cambio climático, también las posibles oportunidades económicas y de negocio posibles, la gestión de residuos y las últimas tecnologías y prácticas para la mitigación del cambio climático.

Fuente

Alertan sobre riesgos de inundación de viviendas

Varias viviendas podrían quedar bajo agua a raíz de que el río Paraná, aguas abajo de Itaipú, continúa aumentando de nivel como consecuencia de las persistentes lluvias registradas estos últimos días en Alto Paraná. El nivel del río Paraná, en la estación hidrométrica del Puente de la Amistad, registró una cota de 107,89 metros. En dicho nivel todavía no se encuentra afectada ninguna vivienda en el barrio San Rafael.

El caudal afluente al embalse de Itaipú registró un caudal promedio de 13.461 m3/s, con tendencia de ascenso. El caudal promedio del río Iguazú fue de 2.838 m3/s, en la estación hidrométrica Hotel Cataratas.

La división de estudios hidrológicos de la Binacional señaló su perspectiva un ascenso en los niveles esta semana, dependiendo de cómo se presente el tiempo en los próximos días, por lo que instan a los ocupantes de zonas inundables a estar prevenidos.

Fuente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido