26 dic. 2009

Ya hay 23 muertos en EE.UU. por las fuertes tormentas de nieve

La mayoría son víctimas de accidentes de tránsito provocados por el hielo acumulado en las autopistas. Hubo una gran cantidad de vuelos cancelados y algunos aeropuertos funcionan en forma parcial.

Las autoridades de Estados Unidos aconsejaron suspender los desplazamientos navideños ante las fuertes tormentas de nieve que vienen asolando el centro del país. Los habitantes están soportando ventiscas, nevadas, lluvias, inundaciones y hasta algunos tornados. El clima hostil de la última semana ya causó 23 muertos.

Varias autopistas interestatales debieron cerrarse y miles de automovilistas quedaron varados en el frío, en el momento del año en que los estadounidenses tradicionalmente viajan más. La mayoría de las muertes se produjeron justamente a raíz de accidentes de tránsito.

"Esto es un desastre" que abarca dos tercios del país, con severas
tormentas eléctricas en la costa del golfo (de México, en el sur), heladas a lo
largo del litoral este y una furiosa ventisca en el Medio Oeste, indicó Chris
Vaccaro, vocero del servicio de meteorología estadounidense (NWS, por su
sigla en inglés).

La tormenta "afecta un territorio enorme y comprende récords de precipitaciones", indicó Vaccaro. "Es inusual que haya dos tormentas excepcionales en el lapso de una semana" durante estas fechas.

En Oklahoma City (Oklahoma) la nieve alcanzaba 35 cm, un récord absoluto
para ese estado. Sin embargo, se espera que en las próximas horas la nieve acumulada llegue hasta los 61 cm en algunas zonas del norte del país.

En el centro del país, el NWS desaconsejó todo desplazamiento al juzgar las
condiciones de tránsito "peligrosas o incluso imposibles". "La acumulación de hielo y viento corren el riesgo de romper las líneas eléctricas y hacer caer ramas de árboles", advirtió la oficina.

Cientos de vuelos fueron anulados en numerosos aeropuertos entre ayer y hoy. Muchas autopistas y rutas de Oklahoma y Texas permanecen cerradas ante el peligro que significan la nieve y el hielo. El gobierno de Oklahoma, uno de los más afectados por la tormenta, declaró el estado de emergencia y pidió a los ciudadanos que tomen precauciones en caso de que se queden aislados en sus casas por la tormenta.

El aeropuerto principal de Oklahoma City, Will Rogers, tuvo que suspender sus operaciones el jueves, y cerca de un centenar de pasajeros y muchos empleados han tenido que pasar la noche en sus instalaciones por la tormenta. Hoy, el aeropuerto reinició sus operaciones de manera parcial, aunque muchos vuelos permanecen cancelados o retrasados.

El gobernador de Texas, Rick Perry, movilizó a personal del Ejército para ayudar en las autopistas, mientras que el de Dakota del Norte, John Hoeven, hizo lo mismo con la Guardia Nacional.

fuente

Los pobres resultados de Copenhague

Dadas las diferencias existentes entre países ricos y pobres y, ante la negativa de China, India y otras potencias emergentes, la próxima conferencia sobre cambio climático, en México, a finales del 2010, no verá sin duda la adopción del nuevo tratado vinculante para unificar los esfuerzos de todos los países en un único carril de lucha contra el calentamiento. Estos son otros resultados de la cita de dos semanas en Copenhague.

¿Qué ocurrirá con la lucha contra el cambio climático? Ha fracasado el intento de que las naciones industrializadas asumieran colectivamente reducciones de gases de entre el 25% y el 40% para el 2020 respecto a 1990, como recomiendan los científicos. El acuerdo de Copenhague establece que antes del 1 de febrero las naciones industrializadas (incluido EE. UU.) deberán presentar, individual o colectivamente, sus nuevas metas para el año 2020. Por su parte, los países en vías de desarrollo pondrán en marcha acciones de mitigación mientras que para el grupo de las naciones menos adelantadas y las pequeñas islas los planes serán voluntarios.

¿Cómo incidirá todo esto en el protocolo de Kioto? El compromiso vinculante de Kioto (1997) para reducir los gases de efecto invernadero sólo afecta 37 países ricos; y seguirá así por ahora. Las metas que tienen que presentar antes de febrero del 2010 deben servir para cubrir el segundo periodo de cumplimiento, pues el actual protocolo de Kioto expira en el año 2012 (fecha en la que han debido reducir sus emisiones un 5% respecto a 1990).

¿Quéhará la UE? José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, dijo que la UE mantiene su plan para reducir las emisiones de gases del 20% para el 2020. Este asunto ya está acordado y no sólo responde a la política europea para luchar contra el cambio climático, sino que forma parte de su estrategia para diversificar fuentes de energías y ganar competitividad.

Y para EE. UU., ¿quésignifica el acuerdo? Obama dijo que impulsaría las energías renovables y depender menos del petróleo "por razones de seguridad nacional". Y está claro que reforzará en este ámbito su relación con China. Pero EE. UU., que sigue al margen de Kioto, podrá hacer una transición más pausada hacia una economía baja en carbono para acompasarla a las necesidades del tejido económico.

¿Y para Obama? Sólo se ha comprometido en Copenhague a reducir los gases invernadero un 3-4% para el 2020 respecto a 1990, pero su promesa no es vinculante (como todo lo acordado en Copenhague). Por eso, si los demócratas fracasan en el Senado en las próximas semanas a la hora de aprobar la ley que incluye esa meta, no pasaría nada. Obama no se habría pillado los dedos. Su promesa sería... más papel mojado.

Y para los países en vías de desarrollo, ¿quécomporta? Yvo de Boer, secretario ejecutivo del Convenio del Cambio Climático, dijo que estos países han previsto acciones para mitigar el cambio climático que les permitirían reducir el ritmo de crecimiento de sus emisiones un 28% en el 2020 respecto a la tendencia prevista para esa fecha (lo que está en la horquilla recomendada por los científicos). Cumplen más que los países ricos, vino a decir.

¿Quéplanes tienen los grandes países emergentes? China reducirá la intensidad de carbono (emisiones de CO por unidad de producto) 2 entre el 40% y el 45% para el año 2020 con relación al 2005. India recortará la intensidad de emisión entre un 20% y un 30% para esa fecha. Y Lula da Silva prometió que Brasil reducirá las emisiones entre un 36,1% y un 38,9% respecto a las tendencia prevista para el 2020.

¿Serán verificadas por la comunidad internacional las emisiones de los países en vías de desarrollo? Sus planes deben ser sometidos a un sistema nacional de medición y verificación y serán comunicados cada dos años al Convenio del Cambio Climático. Sin embargo, la comunicación de esta información debe hacerse sobre la base de "unas directrices que asegurarán que su soberanía nacional sea respetada", lo que es una concesión a China. El temor es que hay discrepancia entre lo real y lo comunicado, y que no haya total transparencia, como pedía la Unión Europea.

¿Habrá ayuda a los países pobres? Entre el 2013 y el 2020, los países desarrollados se comprometen a movilizar progresivamente hasta 100.000 millones de dólares. Los fondos vendrán de fuentes públicas y privadas, aunque no se concreta mucho más. Debe servir para ayudarles a reducir sus emisiones, proteger los bosques y evitar la deforestación y asistirles en la adaptación frente a los efectos del calentamiento y para la transferencia tecnológica.

fuente

DARPA y el control del clima (Rayos)

Desde el punto de vista físico, un rayo no es otra cosa que una poderosa descarga electrostática natural, que tiene lugar durante las llamadas “tormentas eléctricas”. Estas descargas generalmente van acompañadas de una fuerte emisión de luz -el relámpago- que es causada la ionización de las moléculas del aire al ser atravesadas por la corriente eléctrica. Los rayos son producidos por la diferencia de potencial que aparece entre las partículas de carga negativa de la Tierra y las de signo positivo que se generan en las nubes. Cuando esta diferencia se hace lo suficientemente grande como para vencer la resistencia de la atmósfera, se crea una corriente de electrones entre ambos puntos -desde abajo hacia arriba- y decimos que “ha caído un rayo”. Este tipo de fenómeno suele ocasionar problemas en las estructuras -sobre todo en antenas de comunicaciones- o personas que tienen la mala suerte de encontrarse en el lugar justo por el que circula esta corriente.

Justamente, la idea de DARPA es desarrollar alguna clase de tecnología que permita controlar o desviar estas descargas, para proteger a civiles y militares de sus nefastos efectos. En el parte de prensa, DARPA menciona que “los rayos causan perdidas por más de 1000 millones de dólares por daños directos a la propiedad- cada año- sólo en los EE.UU. También causan numerosas pérdidas de vidas humanas y la interrupción de actividades o lanzamientos relacionados con el espacio". Como respuesta a este problema, la agencia se propone estudiar en profundidad los mecanismos que causan los rayos con la intención de “dominarlos”. Como parte del proyecto, DARPA pretende crear modelos válidos de este proceso natural y reproducirlos, para -no sabemos todavía exactamente con que fines- provocar tormentas eléctricas en forma intencionada. La agencia también desea desarrollar una tecnología capaz de proteger un área determinada de la acción de los rayos, ya sea evitando que se generen las citadas diferencias de potencial eléctrico o desviando las tormentas.

Sabiendo cuál es la actividad central de DARPA -básicamente, crear armas que sirvan para mantener la supremacía militar de su país- resulta bastante sospechoso que la agencia quiera “reproducir rayos” para proteger a la gente. Si uno es un poco paranoico, puede pensar que el desarrollo de un mecanismo capaz de desviar tormentas o crear rayos a voluntad -además de proteger vidas propias- puede servir para destruir instalaciones y tropas ajenas. Algunos creen que detrás de este proyecto se esconde en realidad la intención de crear armas que utilicen el clima como una forma de asegurar objetivos. ¿Paranoia? Puede ser. Pero tratándose de DARPA, nunca se sabe.

fuente
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido