7 jun. 2012

Científicos alertan de que el cambio climático puede alcanzar "un punto de no retorno"



Según un grupo de científicos, varios de ellos españoles, en la revista Nature.

Proponen medidas como reducir la tasa de crecimiento de la población y el consumo de los recursos.

Si la población sigue creciendo al ritmo actual, las consecuencias se verán hacia el 2025, y los recursos entrarán en un momento crítico en 2045.

Está en manos de la humanidad, advierten, decidir si quiere guiar los cambios del planeta o simplemente dejar que las cosas sucedan.

Un grupo de científicos, entre ellos varios españoles, describe en la revista Nature los cinco cambios climáticos ocurridos en la Tierra y trazan un "plan de emergencia" para el actual, que pasa por la implicación de todos, con medidas como reducir la tasa de crecimiento de la población y el consumo de los recursos.

Estas son algunas de las medidas propuestas por los científicos en este trabajo que analiza la posibilidad de alcanzar "un punto de no retorno" a causa del impacto humano, ha informado el CSIC.

Está en manos de la humanidad, advierten, decidir si quiere guiar los cambios del planeta o simplemente dejar que las cosas sucedan.

Además de la población y los recursos, los investigadores apuestan por sustituir el gasto energético por fuentes renovables, aumentar la eficiencia en la producción de alimentos y mejorar la gestión de las zonas de la Tierra que aún no han sido dominadas por humanos.

En el citado artículo de revisión, se precisa que los cambios climáticos pasados, además de causar extinciones masivas como la de los dinosaurios, han ido modificando las características del planeta.

Cambios climáticos pasados

El último gran cambio tuvo lugar hace unos 14.000 años, cuando el treinta por cierto de la superficie terrestre perdió la capa de hielo que la cubrió durante el último periodo glacial. Esa edad de hielo había durado unos 100.000 años y el periodo de transición se prolongó unos 3.300 años.
Desde entonces, el planeta ha mantenido unas características más o menos estables hasta la aparición y desarrollo de la humanidad.

Sin embargo, actualmente, las personas están provocando una serie de cambios que podrían conducir "a un nuevo estado planetario", advierte el investigador de la Estación Biológica de Doñana Jordi Bascompte. Dichos cambios, alteran la química de la atmósfera y de los océanos, y causan grandes trastornos en los flujos de energía que van "desde el principio hasta el final de la cadena alimentaria", puntualiza.

El origen de todos esos cambios es el aumento de la población que conlleva un mayor consumo de recursos y energía, y la transformación y fragmentación del paisaje, unas alteraciones que modifican las condiciones atmosféricas, oceánicas y terrestres y que amenazan la supervivencia de la biodiversidad actual.

Crecimiento de la población mundial

La tasa de crecimiento anual de la población es de unos 77 millones de personas, casi mil veces más que la experimentada hace entre 10.000 años y 400 años, cuando rondaba las 67.000 personas. Ese aumento poblacional ha transformado casi la mitad (43%) de la superficie terrestre en áreas urbanas y agrícolas.
Además, los humanos acaparan el uso de hasta el 40 por ciento de la producción primaria mundial (limitando el acceso de otras especies a este recurso) y consume combustibles fósiles, lo que ha elevado la concentración de CO2 atmosférico un 35 por ciento y ha rebajado el pH oceánico el 0,05.

"Si estos impactos superan el 50 por ciento, incluso las áreas inalteradas del planeta sufrirán las consecuencias", avisa Eloy Revilla, de la Estación Biológica de Doñana.

Si la población sigue creciendo al ritmo actual, las consecuencias se verán hacia el 2025, y los recursos entrarán en un momento crítico en 2045. Lo que sucederá cuando se llegue a tal situación todavía es incierto, pero es algo que "debería preocuparnos muy seriamente".

La pérdida de productividad en las tierras de cultivo, la reducción de la capacidad de almacenamiento de CO2 de los bosques y océanos y el colapso del stock pesquero son tres factores seguros.

Dan a conocer reporte de daños por "tornado" en la Cuauhtémoc


Cd. de México.- Un total de 135 árboles y 16 postes caídos, así como 70 toneladas de basura fue el saldo que dejó tan sólo en la delegación Cuauhtémoc el tornado que se registró el viernes pasado en el DF, que incluyó fuertes precipitaciones e intensas corrientes de aire.

De acuerdo al reporte dado a conocer por la Dirección General de Servicios Urbanos de esa demarcación, resultaron afectadas diversas colonias como Peralvillo, San Simón, Exhipódromo de Peralvillo, la colonia Centro, Esperanza y la Unidad Habitacional Tlatelolco en su segunda sección.

Tras los primeros reportes vecinales, la delegación dispuso un operativo en el que participaron 100 trabajadores quienes atendieron de forma inmediata las zonas afectadas y en donde se encontró que algunos árboles obstaculizaban el paso vehicular y otros representaban un peligro para los transeúntes.

Por otro lado, las autoridades delegacionales precisaron que de los 16 postes que cayeron, siete eran de alumbrado público, cinco de la Comisión Federal de Electricidad y cuatro de Teléfonos de México, para lo cual el personal de la Delegación trabajó en coordinación con las empresas responsables.

Aunque los trabajos de limpieza continúan, hasta el momento se han recolectado cerca de 70 toneladas de basura sobre todo ramas de árboles que el personal de servicios urbanos ha retirado al representar un riesgo para los vecinos al bloquear las banquetas.

Cambio climático le costará a América Latina 100 mil millones de dólares al año


A dos semanas del inicio de la cumbre Río 20 en Brasil, organizaciones internacionales y latinoamericanas advierten sobre los futuros impactos del cambio climático en la región y la importancia de trabajar en estos para evitar que aumenten de forma exponencial.


América Latina y el Caribe sufrirán costos anuales mínimos de 100 mil millones de dólares para el año 2050 debido al cambio climático, según cifras de un nuevo estudio. El derretimiento de los glaciares, la reducción en los rendimientos agrícolas, las inundaciones y las sequías son algunos de los cambios asociados al calentamiento global que impactarán en la región.

La cifra estimada representa “los costos mínimos con los impactos ya inducidos en la biósfera. Son los cambios que ya están comprometidos en la atmósfera, cambios que van a suceder”, dijo a BBC Mundo Walter Vergara, Jefe de la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, e investigador líder del estudio.

“Si mañana Estados Unidos y China acuerdan reducciones significativas de emisiones de CO2 lo que se hará es evitar daños adicionales,” añadió el experto del BID.

“Ya estamos experimentando cambios en la intensidad de lluvias. El bioma coralino del Caribe, por ejemplo, va a sufrir un colapso porque la temperatura del mar va a aumentar”, dijo Vergara.
“Los glaciares en los Andes por debajo de los 5.000 metros, pase lo que pase, van a desaparecer de aquí al 2050, porque ya tenemos comprometido un aumento de dos grados; lo que queremos es que no aumente aun más esa anomalía en la temperatura”.

El informe titulado “El Desafío Climático y de Desarrollo en América Latina y el Caribe: Opciones para un Desarrollo Resiliente Bajo en Carbono” fue elaborado conjuntamente por el BID, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés). Datos preliminares del estudio fueron presentados esta semana, pero el informe completo será divulgado en la cumbre de desarrollo sostenible, Rio + 20, que tendrá lugar este mes en la ciudad brasileña.

Es imperioso que la región aumente en forma dramática sus inversiones en adaptación al cambio climático, señala el documento. Un aspecto positivo destacado por los autores es que el costo de las inversiones en adaptación es mucho menor, equivalente a la décima parte del monto estimado para los daños materiales si no se toman medidas.

Región vulnerable

América Latina y el Caribe producen sólo 11% de las emisiones causantes del calentamiento global. Pero los países de la región son especialmente vulnerables, debido a su dependencia de las exportaciones de recursos naturales, la existencia de redes de infraestructura especialmente sensibles a fenómenos climáticos y la presencia de áreas críticas como la Cuenca Amazónica, el bioma coralino del Caribe, los humedales costeros y ecosistemas montañosos frágiles.

El informe menciona impactos climáticos en la agricultura, la exposición a enfermedades tropicales y cambios en los patrones de las precipitaciones pluviales, entre otros. Hace referencia, por ejemplo, a un estudio reciente según el cual la región experimentará pérdidas de entre US$30.000 millones y US$52.000 millones en exportaciones agrícolas para 2050.

México y Brasil tienen la mayor distribución de tierra apenas por encima del nivel del mar, lo que los hace vulnerables ante el aumento de ese nivel. Un incremento de un metro en el nivel del mar puede afectar a 6 mil 700 kilómetros de carreteras además de causar inundaciones extensivas y daño en las zonas costeras, señala el documento. En el Caribe, un 50% de pérdida de los arrecifes coralinos debido al blanqueamiento de corales podría costar al menos US$7 mil millones.

Inversión necesaria

Las inversiones en adaptación constituyen una pequeña fracción de los costos de los impactos materiales, estimados en forma conservadora en 0,2 % del PIB de la región a valores actuales. Las inversiones en adaptación pueden tener además beneficios significativos en materia de desarrollo, desde seguridad alimentaria hasta mejoramiento de la calidad del aire y reducción de la congestión vehicular.
La gran pregunta es ¿de dónde provendrán los fondos requeridos para adaptación? “No le puedo contestar esa pregunta, pero le puedo decir que tanto los países como los bancos multilaterales y los donantes, todos van a tener que prestarle más atención al asunto de adaptación, porque sin adaptación, los costos de los impactos se multiplican”, dijo Walter Vergara a BBC Mundo.

El informe señala que además de adaptación, también se requieren inversiones para reducir radicalmente las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero.

Vergara destaca la necesidad urgente no sólo de acuerdos de reducción de emisiones sino también de acciones individuales, como disminuir “nuestro patrón de uso de recursos naturales, por ejemplo, usando transporte publico, que es una forma muy eficaz y rápida para reducir emisiones. Las concentraciones de CO2 están aumentando todos los años. Ya estamos muy cerca de 450 ppm (partes por millón) lo que está asociado con un aumento de temperatura neto de dos grados. Los cálculos que hace este trabajo son para dos grados”.

Para Vergara “lo que podemos hacer es disminuir daños para nuestros hijos y nietos, ése debe ser nuestro objetivo, no podemos descontar el futuro de nuestros hijos y nietos. El mensaje importante es que tenemos que trabajar ya mismo o los daños van a aumentar en forma exponencial”.

Lluvias torrenciales dejan 35 muertos y 63 heridos en Ecuador desde enero



Los efectos de las fuertes lluvias que se registran en Ecuador desde enero pasado han provocado la muerte de 35 personas y heridas a otras 63, informó este miércoles la secretaría nacional de Gestión de Riesgos (SNGR, Defensa Civil) al realizar un balance de este periodo.
Debido a los aguaceros, los más torrenciales de los últimos 14 años, 2.096 personas han resultado damnificadas y 7.407 evacuadas de forma provisional, mientras que 18.704 viviendas están afectadas y 353 fueron destruidas, de acuerdo a un balance actualizado del organismo.
Las lluvias han golpeado a 16 de las 24 provincias ecuatorianas, de las cuales siete fueron declaradas en emergencia en marzo.
Entre las provincias más azotadas están las fronterizas Esmeraldas (noroeste, con Colombia), El Oro, Loja y Zamora Chinchipe (sur, con Perú).
Las lluvias en Ecuador causaron 32 muertos en 2011, tres más que en 2010, cuando además se presentaron 34.415 afectados.


Loreto: prorrogan Estado de Emergencia por inundaciones



Se toman medidas para reubicar a la población damnificada y reconstrucción de infraestructura.

El Poder Ejecutivo prorrogó hoy el Estado de Emergencia, por 60 días, en 12 distritos del departamento de Loreto, para continuar con las ejecuciones de medidas de excepción inmediatas y necesarias de respuesta y rehabilitación de las zonas afectadas a consecuencia de las inundaciones producidas por los desbordes de los ríos.

La medida responde a la solicitud del Gobierno Regional de Loreto que advierte que en los próximos días se presentará la fase de la post inundación en la zona afectada, el cual se prevé será de mayor gravedad que la propia inundación.

Asimismo, señala tener en cuenta que en esta etapa se debe ejecutar, entre otras, acciones de saneamiento, reubicación de la población damnificada a zonas más seguras, fumigaciones, remoción de tierra, rehabilitación de vías y servicios, así como atención a las personas.

A esta solicitud, se suma el informe técnico del INDECI quien afirma que aún continúa  subsistiendo las condiciones de emergencia en la zona, además, señala que los ríos Amazonas, Marañón y Ucayali se encuentra en Alerta Hidrológica Roja y sus desbordes continúan ocasionando daños y afectando a la población ribereña y de los asentamientos humanos periféricos a las ciudades.

Los distritos en Estado de Emergencia son Tigre y Trompeteros, en la provincia de Loreto; Maquia y Requena, en la provincia de Requena; Iquitos, Alto Nanay, Fernando Lores, Las Amazonas e Indiana, en la provincia de Maynas;  Sarayacu, en la provincia de Ucayali, y San Pablo y Yavarí, en la provincia de Mariscal Ramón Castilla.

6 jun. 2012

México podría sufrir daños costosos por el cambio climático



Los daños por el cambio climático podrían alcanzar en América Latina y el Caribe los 100,000 mdd en el 2050.
  
Redacción Online

Por su mayor distribución de tierra, apenas por encima del nivel del mar, México y Brasil son altamente “vulnerables” por el aumento de este nivel, debido a los efectos del cambio climático. Tan sólo las pérdidas en los arrecifes coralinos del Caribe, podrían costarles 7,000 millones de dólares (mdd) ante la pérdida del 50% de este recurso natural.

El aumento de un metro en el nivel del mar puede afectar 6,700 km de carreteras, además de causar inundaciones extensivas y daños en las zonas costeras, de acuerdo con el estudio titulado 'El Desafío Climático y de Desarrollo en América Latina y el Caribe: Opciones para un Desarrollo Resiliente Bajo en Carbono” (http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?docnum=36898608 ).

América Latina y el Caribe sufrirán daños anuales calculados en 100,000 mdd para el 2050, debido a mermas en los rendimientos agrícolas, la desaparición de glaciares, inundaciones, sequías y otros eventos provocados por el calentamiento del planeta, refiere el estudio elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), que será distribuido en la Cumbre Rio+20 (http://rio20.net/) que se llevara a cabo este mes.

Asimismo, estima que los países deberán de realizar inversiones anuales adicionales de 110,000 mdd a lo largo de los próximos 40 años, para reducir las emisiones de carbono per cápita a niveles acordes con los objetivos de la estabilización del clima mundial.

En este sentido, menciona que el costo de las inversiones en la adaptación para enfrentar esos impactos es mucho menor, equivalente a la décima parte del monto de los daños materiales.

“La adaptación es necesaria para prevenir más daños, pero no es suficiente. Necesitamos acciones más decididas para doblar la curva de las emisiones en las próximas décadas”, dice Walter Vergara, jefe de la división de Cambio Climático y Sostenibilidad del BID.

Los daños proyectados para la región por causa de los impactos físicos asociados con el aumento de 2° centígrados por encima de los niveles pre-industriales, suman alrededor de 100,000 mdd para el 2050, que equivale actualmente al 2% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.

Tornado en Florida, Camagüey



Camagüey, .- Con rachas máximas de 145 kilómetros por hora, un tornado afectó en las primeras horas de la noche del lunes a la localidad rural de Las Mercedes, del municipio de Florida, situado a 39 kilómetros de esta ciudad.

Durante 10 minutos, batieron los vientos en esa comunidad acompañados de granizos escasos, del tamaño de un chícharo, y ocasionaron afectaciones en techos de viviendas y de una instalación recreativa, además del derribo de numerosos árboles frutales y ornamentales.

En conversación con la AIN, Migdalia Angulo Hernández, jefa de la Estación Meteorológica de ese municipio, precisó que no ocurrió ningún daño a seres humanos, pero aún la Defensa Civil y las autoridades del Gobierno en el municipio cuantifican las afectaciones.

Señaló que, aunque las rachas superiores alcanzaron valores de riesgo, el promedio se mantuvo en los 70 kilómetros por hora, lo cual favoreció que no existieran mayores perjuicios.

Mayda Castellanos Bravet, especialista del Centro Provincial de Meteorología, explicó que esos fenómenos -completamente impredecibles- ocurren por la formación acelerada de una nube en la línea de convergencia de las brisas que circulan en direcciones opuestas.

Característicos de la temporada de verano, los tornados se forman también por la fuerte subida de las temperaturas -que este lunes alcanzaron un promedio de 33,4 grados Celsius en el territorio camagüeyano- y por el alto contenido de humedad en la atmósfera.

El Centro de Gestión de Riesgo provincial informó que en la propia jornada también se reportó un evento de este tipo en el municipio de Najasa.

Ecuador envió ayuda para damnificados por inundaciones en Paraguay


Ecuador envió un cargamento de ayuda humanitaria a Paraguay para asistir a los damnificados de las inundaciones que afectaron especialmente a la región del Chaco occidental (noroeste) , informó este martes la Presidencia. La donación incluye 350 kits de alimentos, 350 kits de aseo, 700 toldos y 1 500 frazadas, y salió desde el puerto de Guayaquil (suroeste) para ser entregada a la secretaria paraguaya de Emergencia, Gladys Cardozo, según el periódico digital del gobierno. “Cada ración de víveres está calculada para sostener a una familia de cinco miembros, durante un período de 15 días”, indicó el reporte. Las inundaciones dejaron miles de afectados, mientras que a finales de abril autoridades sanitarias informaron del deceso de seis personas que no recibieron atención médica a tiempo, como consecuencia del aislamiento en que quedaron sus comunidades. La Presidencia ecuatoriana aseguró que el temporal dejó unos 23.000 damnificados y anotó que “una de las regiones más afectadas es el Chaco, donde la mayoría de habitantes es de escasos recursos económicos y muchos de ellos perdieron sus hogares y fuentes de ingreso”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido