3 dic. 2011

A 114 asciende el número de muertos por lluvias en Colombia


A 114 aumentó la cifra de víctimas fatales en Colombia producto de las lluvias que vienen afectando a ese país desde el 1 de septiembre pasado, informó el director de Socorro Nacional de la Cruz Roja, César Ureña.

Puntualizó que este número se incrementó con tres víctimas mortales registradas recientemente en Villavicencio, capital del departamento del Meta (centro).

Por otro lado, la Dirección de Gestión de Riesgo de la Presidencia de la República reportó que se registran 486 mil 723 personas afectadas y 102 mil 421 familias damnificadas. El número de heridos ascendió a 104 y se registran 21 personas desaparecidas.

En tal sentido, el organismo precisó que desde el mes de septiembre, se han registrado 774 eventos naturales, entre los que se contemplan avalanchas, deslizamientos, inundaciones, tormentas eléctricas y vendavales.

El director de esa instancia, Carlos Iván Márquez, expresó que "se mantiene la alerta por el riesgo de deslizamiento en algunas regiones del país, como en los departamentos de Caldas, Cauca, Cundinamarca, Boyacá y Antioquia, así como la vigilancia en algunos ríos como el San Jorge en Córdoba, y el Cauca, desde la parte media y baja".

Asimismo, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) presentó un amplio reporte de afluentes naturales a lo largo y ancho de Colombia, que representan algún tipo de peligro para las comunidades por sus posibles crecidas, por lo que mantienen las alertas.

Sin embargo, el ente sostiene que la temporada de lluvias, propiciada por el efecto del fenómeno de La Niña, está llegando a su etapa final.

Colombia resultó afectada por una extensa temporada de lluvias desde abril del 2010 a abril de este año, que ocasionó la muerte de 440 personas y dejó un saldo de 3,6 millones de personas afectadas.

En esa oportunidad miles de hectáreas resultaron anegadas y muchas carreteras, puentes y centenares de casas fueron destruidas por las aguas y por deslizamientos.

Hay 1.200 familias afectadas por granizo, riada y tornado


Una de las casas de la zona sur afectadas por el tornado de noviembre en la ciudad. 

Son 1.200 las familias afectadas por fenómenos naturales hasta ahora en el departamento, según la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación. La evaluación estableció que el municipio de Cliza fue el más golpeado por los desastres naturales con 32 comunidades afectadas por la riada y granizada, que perjudicaron a 736 las familias con daños en sus cultivos de papa, maíz y durazno. 

Según el responsable de la UGR, Fernando Fernández, “hemos hecho énfasis en los tres desastres que hemos tenido: granizada, tornado y riadas”.

La región andina de Tapacarí es otra de las zonas más perjudicada por los desastres con 282 familias y 55 hectáreas de cultivos afectadas. En el municipio de Bolívar se atendieron a 133 familias perjudicadas por la granizada. 

El municipio de Arque es otro de los más afectados, con 110 familias damnificadas, por la prolongada granizada que cayó en la región el 12 de noviembre y afectó a las comunidades de Tujsuma, Huallacochi, Paria Chico, Abra Kasa y Kellallumi.

El granizo además afectó 27 hectáreas de cultivos de cereales y oca, que se perdieron. La ayuda para los productores debe ser canalizada a través del Servicio Departamental de Agricultura y Ganadería.

Tornado

En Cochabamba se registraron 13 familias afectadas por el tornado del 16 de noviembre, que arrasó con los techos y muros de las viviendas.

Sin embargo, también se incluyeron en el recuento de los daños a seis familias con daños moderados en la infraestructura de sus viviendas como la pérdida de una teja y una calamina, expresó Fernández.

El inusual fenómeno climático que se presentó por primera vez en el departamento y por tercera en el país además provocó daños en 3,5 hectáreas de maíz, un albergue y una escuela.

Según Fernández, en las zonas urbanas golpeadas por el tornado se priorizó: “los daños totales en la infraestructura total y luego aquellos con daños parciales”.

ASISTENCIA

Según el responsable de la Unidad de Riesgos de la Gobernación, Fernando Fernández, las brigadas de asistencia han ingresado a todas estas regiones afectadas por los desastres naturales para realizar una primera asistencia con químicos, para rescatar algo de la producción, sobre todo frutícola.

En la zona andina se prevé una inseguridad alimentaria por la deficiencia en su producción, por lo que se va a entregar semillas de acuerdo al calendario agrícola.


2 dic. 2011

Alarma por inundaciones


Varias viviendas en el corregimiento El Ébano (Los Córdobas) no soportaron la inundación y se desplomaron. Por suerte no hubo víctimas.

Región. Aún incomunicados se encuentran los habitantes del municipio de Puerto Escondido por las inundaciones que se han presentado en los últimos días debido al desbordamiento de varios cuerpos de agua.

Según el secretario de Gobierno, Elio Galván Barrios, más de 300 familias resultaron damnificadas con las inundaciones. Esos habitantes residen en 8 corregimientos y en 3 barrios del casco urbano.

El funcionario agregó que el proceso para la entrega de ayudas que otorga Colombia Humanitaria es muy lento. Solo en el día de hoy apenas se estarían entregando las ayudas a los damnificados pero del año 2010.

"Nosotros entregamos mercados, pero no podemos subsidiar los daños de todos", puntualizó el funcionario.
Durante el día de ayer muchos conductores corrieron el riesgo de cruzar por los puentes rebosados de agua que conducen hacia este municipio, haciendo caso omiso a las autoridades, solo así lograron entrar.

A reubicar El Ébano

Por su parte, funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), en cabeza de su director Elder Oyola Aldana, inspeccionaron el corregimiento El Ébano, el cual fue arrasado en su totalidad por dos quebradas que pasan por el lugar.

Según el director de la Corporación, próximamente se estarían haciendo estudios en la zona para determinar cuáles serían las medidas a tomar para solucionar el problema de inundaciones de una manera definitiva, pues esta localidad se encuentra en una zona muy baja y al parecer los habitantes tendrían que ser reubicados para evitar una tragedia mayor.

El Comité Regional de Atención y Prevención de Desastres, Crepad, tras reunión realizada ayer en la CVS, y teniendo en cuenta los informes generados por la Corporación, declaró la Alerta Roja para la margen izquierda del río Sinú en los municipios de Montería y San Pelayo, debido a la llegada de las aguas por las crecientes de monte que se presentaron en los municipios de Canalete y Los Córdobas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido