19 may. 2012

Declaran alerta verde por lluvias en El Salvador



Dos bajas presiones, ubicadas al sur de México y norte de Honduras, influyen en las condiciones climáticas del país, por lo que se prevé que las lluvias continúen este fin de semana.

Protección civil decretó este mediodía alerta verde a escala nacional por las lluvias que afectan al territorio salvadoreño y que continuirán presentándose en el país durante el fin de semana, de acuerdo a las previsiones climáticas.

El director de Protección Civil y secretario de Vulnerabilidad, Jorge Meléndez, dijo que las condiciones del clima en El Salvador están siendo influenciadas por dos bajas presiones, ubicadas al norte de Honduras y al sur de México, las cuales forman un amplio campo de inestabilidad en todo el país.

De acuerdo a Meléndez, la baja presión ubicada en el sur de México comenzará a alejarse a partir del domingo; sin embargo, dijo que se mantendrá la de Honduras, por lo que continuará afectando el clima en el país.

El funcionario dijo que se esperan lluvias para la tarde y noche de este día, así como durante el fin de semana.

Meléndez agregó que la susceptibilidad  a inundaciones en la zona costera genera condiciones que podrían ser de alto riesgo, y dijo que los factores atmosféricos han aumentado la probabilidad de lluvias para los próximos días.

Protección Civil aseguró que la unidad de alerta temprana de la dirección mantendrá un monitoreo constante del fenómeno.

Por otro lado, Meléndez confirmó la muerte de una persona luego que fuera alcanzado por un rayo en el cantón Santa Rica, en Santiago Nonualco, La Paz, y aseguró que es la única víctima mortal que registran hasta el momento.

16 may. 2012

Cambio climático aumenta pobreza en países tropicales



LA HABANA, Cuba, -- El hambre y la pobreza aumentan en los países tropicales con la agudización de los problemas asociados al cambio climático.

Así lo destacaron en la inauguración de la cuarta edición de la Convención Trópico 2012 en esta capital. La presidenta del Comité Organizador, Marlen Palet, señaló que estas reuniones demuestran que en esa zona geográfica se intensifica la frecuencia de los fenómenos hidrométricos y los eventos telúricos, entre los sucesos extremos.

Como consecuencia, es mayor la degradación de los suelos, disminuyen los bosques y crecen las pérdidas materiales directas, agregó. Significó que ante esa realidad, es necesario alertar a los tomadores de decisiones sobre la adopción de gestiones de riesgo adecuadas.

De acuerdo con Prensa Latina este tipo de evento, surgido en 1999, incluye los congresos de geografía, agricultura, biodiversidad y ecología y meteorología. Trópico 2012 sesiona en el Palacio de Convenciones con la participación de 300 expertos, de ellos 100 foráneos, procedentes de más de 12 naciones iberoamericanas.

Los peces que "nacen con la lluvia" están en peligro de extinción


Los killis son amenazados en España por la introducción de especies foráneas, la contaminación y el desarrollo urbanístico.

Los peces “que nacen con la lluvia”, y que se caracterizan por su enorme capacidad de adaptación al medio en el que viven, se encuentran ahora en peligro de extinción, amenazados en España por la introducción de especies foráneas, la contaminación y el desarrollo urbanístico.

Los killis, vocablo holandés que significa “pequeño torrente de agua”, son peces de agua dulce que están presentes en todos los continentes excepto en Oceanía. Se caracterizan por su gran colorido y capacidad de adaptación y entre ellos se encuentra el vertebrado animal de vida más corta, solo tres meses, que es capaz de reproducirse a la semana de nacer y es objeto de estudio de los científicos que investigan con él el envejecimiento celular.

El presidente de la Sociedad Española de Killis, José Ramón García Gil, ha explicado la peculiaridad de algunas especies de estos peces que a lo largo de los siglos han logrado adaptarse a medios tan extremos como el desierto del Valle de la Muerte, entre Nevada y California, donde se llegan a alcanzar los 150 grados de temperatura.

Allí, en el Agujero del Diablo, habita el Cyprinodon Diabolis, “el pez más protegido de EE UU”, del que se cuentan entre 150 y 500 ejemplares “en el mejor de los casos”.

“Los killis tienen tres tipos de reproducción: anual, semianual y no anual”, ha indicado. Aquellos que se reproducen de manera anual viven en zonas de África y Latinoamérica, lugares que solo cuentan con dos estaciones; una época de lluvia y otra de sequía, que están “muy marcadas”.

“Habitan charcas y lagunas que tienen agua el tiempo que dura la estación de lluvias, y cuando deja de llover y las altas temperaturas provocan que el agua se evapore, entonces los peces mueren”, ha señalado.

Para perpetuar la especie, estos peces entierran sus huevos en la tierra durante la época de lluvias. Cuando el biotopo se seca, los huevos permanecen enterrados hasta que de nuevo se producen las lluvias. Es entonces cuando los huevos eclosionan, “por eso en Latinoamérica se les conoce como los peces que nacen con la lluvia”.

Esta peculiaridad en el modo de reproducción ocurre únicamente en algunas especies de killis, según ha asegurado García Gil.

En el caso de España, existen tres especies autóctonas que se encuentran en el Levante y la zona sur. Son el Aphanius Iberus, el Aphanius Baeticus y la Valencia Hispanica. “Estas tres especies se encuentran en peligro de extinción debido a la introducción de especies foráneas, que depredan sobre ellas y las desplazan de los nichos biológicos, la contaminación y el desarrollo urbanístico”, ha lamentado.

La SEK cría en cautividad estos ejemplares para reintroducirlos después en el medio. De esta manera, el año pasado se introdujeron 4.000 nuevos ejemplares.

La SEK participa también con el Zoo de Viena en el programa de conservación del Aphanius Sirhani, del que hace 15 años se contabilizaron únicamente 8 ejemplares que habitan solo en un oasis de Jordania.

Tormentas y fuertes vientos azotan Nuevo Laredo



NUEVO LAREDO, .- Calles de esta ciudad, se vieron de repente anegadas de agua y automovilistas tuvieron que detener su marcha alrededor de las 12 de la noche.

Sesenta minutos bastaron para que cayera en Nuevo Laredo, casi una pulgada de lluvia con fuertes ráfagas de vientos de hasta 80 kilómetros por hora, con la llegada del frente frío número 48.

Calles de esta ciudad, se vieron de repente anegadas de agua y automovilistas tuvieron que detener su marcha alrededor de las 12 de la media noche.

No hubo personas lesionadas durante el cambio de clima.

Las posibilidades de lluvia van a continuar, ya que en el transcurso del día se mantiene un 50 por ciento, con una temperatura máxima de 28 grados centígrados, mientras que por la noche aumentan las posibilidades de lluvia hasta en un 70 por ciento, y con una mínima de 18 grados. En algunos puntos de la ciudad, sólo reportaron encharcamientos.

La lluvia se presentó en los primeros minutos de este martes.

Nuevo Laredo está considerada por autoridades de Estados Unidos como una zona potencial para el nacimiento de tornados, por lo cual, la Ddirección de Protección Civil de esta ciudad, ya se encuentra en pláticas con el gobierno del Estado para comprar equipo técnico, y todo lo necesario para proteger a la ciudadanía de un eventual tornado.

Juan Ernesto Rivera Gómez, director de Bomberos y Desatres, aseguró que se encuentran en pláticas y constantes actualizaciones con sus colegas de Laredo, Texas, para conocer de cerca la operación del equipo computarizado sobre este tipo de fenómenos, ya que desean no estar desprevenidos.

"Desde hace tres años, los sistemas meteorológico determinaron que esta zona es propensa también a la existencia de tornados, nosotros no tenemos información documentada al respecto, pero si nos avisan que el choque entre dos corrientes de aire frío y caliente provocan fuertes vientos de hasta 200 kilómetros por hora, y tocan tierra, por esa razón Nuevo Laredo, ya es considerada como una ciudad con paso de tornados", afirmó el entrevistado.

14 may. 2012

Lluvias suman un muerto y 1.515 evacuados en R. Dominicana


SANTO DOMINGO, -- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de República Dominicana reportó hoy la muerte de un niño y el desalojo de 1.515 personas debido a las lluvias en el país, que mantienen en alerta a cuatro provincias.

El COE refirió en un comunicado que William Wilson Ramos, de ocho años, falleció este fin de semana en un sector de la ciudad de Santiago, 155 kilómetros al norte de la capital Santo Domingo, donde 300 viviendas quedaron inundadas.

La Defensa Civil, por su parte, indicó que el menor murió al ser arrastrado por una crecida mientras jugaba con un grupo de niños cerca de su vivienda. Se trata de la cuarta víctima mortal consecuencia de las precipitaciones.

El COE agregó que, a escala nacional, 1.515 personas fueron desplazadas de sus viviendas como medida preventiva ante las lluvias, aunque no precisó en qué lapso.

Las autoridades dominicanas mantienen en alerta a cuatro de las 31 provincias del país desde hace un par de semanas, ante la posibilidad de que se produzcan inundaciones y deslizamientos de tierra.

Según las autoridades, el suroeste, centro y noroeste del país son las regiones más afectadas por las precipitaciones.

A finales de abril pasado una persona murió y más de 11.000 fueron evacuadas de sus hogares en varias ciudades de República Dominicana debido a las inundaciones.

La víctima mortal entonces, un hombre de 73 años, fue arrastrada por la crecida del río Higuamo, cerca de la localidad de Hato Mayor, 110 kilómetros al este de Santo Domingo, cuando trató de cruzar el afluente en una motocicleta.

El COE informó en esa oportunidad que varias comunidades del país quedaron parcialmente aisladas, 2.943 viviendas resultaron afectadas y 11.150 personas tuvieron que ser movilizadas a lugares más seguros.

En total, cuatro personas han muerto desde que comenzó la temporada de lluvias en República Dominicana, país vecino de Haití, donde las inundaciones dejaron otros 28 muertos y unas 38.000 personas fueron evacuadas.

13 may. 2012

Cambio climático: la belleza del Tuni Condoriri se derrite



El nevado principal del grupo de montañas conocido bajo el nombre de Tuni Condoriri, que asemeja un cóndor con las alas abiertas, desaparece poco a poco debido al cambio climático. Pero el calentamiento global no sólo amenaza la belleza de ese recóndito lugar, sino también la provisión de agua de las ciudades de La Paz y El Alto.
Oculto en medio de la Cordillera Real de los Andes, a 60 kilómetros de La Paz, la zona atesora un paraje luminoso, deshabitado casi por completo, pintado con la nieve de varias montañas, entre ellas el Condoriri de 5.800 metros de altitud, rodeado de lagunas cristalinas, humedales y fauna andina.
Al nevado principal llegan mayoritariamente montañistas y excursionistas extranjeros, tras un viaje de tres horas en autobús por una carretera asfaltada y luego por una angosta vía de tierra, además de otras tres horas a pie por senderos ubicados entre 4.500 y 5.000 metros sobre el nivel del mar (msnm).
Un grupo de jóvenes de La Paz, organizados en el movimiento Reacción Climática, ha comenzado a promover la visita al lugar de paceños y alteños no sólo para que conozcan el paraje, sino para que entiendan la importancia del Tuni Condoriri en su vida diaria, que surte hasta un 40 por ciento del agua que consumen. Ambas ciudades, con dos millones de habitantes, están cerca de la Cordillera Real amenazada por el cambio climático.
El andinista y médico Juan Pablo Ando, que acompañó el pasado fin de semana a los jóvenes a la montaña, señaló que desde 1995 el Tuni Condoriri retrocedió de 400 a 600 metros de longitud y su capa perdió hasta 30 metros de altitud, al tiempo que se volvió angosta.
Manto de nieve

Parado sobre un reguero de piedras y barro antes cubiertos por el glaciar, Ando dijo que ésa es la prueba del retroceso del manto de nieve y advierte que el deshielo está afectando cada vez más el lugar, sin que nadie en La Paz o El Alto asuma conciencia sobre lo que se viene en las próximas décadas.

Se estima que entre 1956 y 2006 el sistema de glaciares del Tuni Condoriri perdió un 40 por ciento de su superficie y se calcula que el glaciar principal desaparecerá en 2045; el del Tuni lo hará en 2045.
En 2009 desapareció el glaciar Chacaltaya, cuyo pico está a 5.395 msnm, al tiempo que la demanda de agua en El Alto y La Paz sobrepasó la oferta, agrega Reacción Climática.
Ando, miembro del Club Andino Boliviano, subrayó que es la primera vez en años que ve a decenas de bolivianos interesados en llegar a esas altas montañas, pues lo habitual es guiar a extranjeros que las escalan.
El andinista reprocha que en las ciudades la gente asuma que el agua siempre saldrá de su grifo, sin conocer de dónde proviene, y recuerda que en 2005 ya se vivieron en La Paz y El Alto racionamientos por la reducción de las aguas del Tuni Condoriri.
Cambio climático
El cambio climático, agrega, también afectará a las hidroeléctricas que funcionan con agua del nevado Huayna Potosí, así como a la provisión de alimentos cultivados en las faldas del Illimani, mientras varias rutas turísticas de montaña se vuelven mortales por el deshielo.
La joven inglesa Nicky Scordellis, que trabaja en Bolivia hace más de cuatro años como consultora ambiental, declaró que Reacción Climática quiere promover la conciencia sobre la importancia del activismo contra el cambio climático.
En su criterio, en el mundo hay tecnología, dinero e ideas para solucionar los problemas del cambio climático, “pero lo que no existe es la voluntad política de los líderes del mundo”.
“Hay que hacer activismo y demostrar a los líderes del mundo que la gente quiere cambio”, apunta Scordellis, que organizó la visita al Tuni Condoriri como parte de la campaña Conecta los Puntos, que busca identificar los lugares del mundo más afectados por el cambio climático.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido