11 dic. 2009

El cambio climático fuerza a los osos polares a ser caníbales

El declive de los hielos del Ártico por el calentamiento de la Tierra, además de pronosticar un previsible aumento del nivel del mar, traerá consigue un grave problema para las especies que sobreviven de la caza y de la pesca en esos territorios helados.

Entre esas especies está el oso polar, que, como pronosticaban este verano unos investigadores del Centro de Geología de Alaska, podría volverse caníbal ante la falta de otros alimentos, como las focas, en su hábitat.

Para muestra, un botón, pues el pasado 20 de noviembre una hembra de oso polar fue captada por un fotógrafo mientras devoraba a otro congénere de su misma especie en una zona a 300 kilómetros al norte de la localidad de Churchill, en Canadá.

Luchas por el territorio

Según el estudio, en los últimos 20 años los osos polares han comenzado a matarse entre ellos, sobre todo los machos para marcar su territorio y controlar el crecimiento de la población de una zona. Pero lo que era menos habitual era que los osos mataran para alimentarse, según Steven Amstrup, del centro de investigaciones geológicas y científicas de Alaska.

El oso polar es una de las especies más amenazadas, y así consta en el Libro Rojo 2006, elaborado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, según su sigla en inglés).

Complicada situacion en Reconquista y Avellaneda por fuerte temporal de lluvia

En poco más de media hora, entre las 16:40 y 17:25 de este jueves, precipitaron en Reconquista y Avellaneda casi 100 mm, lo que produjo un caos en varios puntos de ambas ciudades, donde los desagües se saturaron.

En Reconquista

Las calles del centro de Reconquista se anegaron rápidamente, y su drenaje hacia el norte, provocó trastornos en todo el sector del boulevard Independencia, donde varias viviendas sufrieron el ingreso del agua. Allí, las bombas extractoras en cercanías del arroyo “El Rey” fueron puestas en funcionamiento nuevamente, ya que el curso de agua permanece en un alto nivel.

Casi en pleno centro, en calle Mitre entre 25 de Mayo y 9 de Julio, un árbol – fresno – de gran porte, se desplomó sobre un Renault Scénic.

El microcentro fue clausurado para el paso vehicular, lo mismo que el sector de Calle Roca que fuera recientemente pavimentado.

A la gran cantidad de agua que cayó en tan poco tiempo, hay que sumarle los residuos y basuras que comenzaron a “navegar” por las calles y tapó las bocas de tormenta.

Los barrios más afectados fueron La Cortada – también hay bombas -, Ombusal y Virgen de Luján, donde hubo que asistir a algunas familias.

El ingreso a barrio Chapero por calle Fuerza Aérea también fue cerrado al paso de los automóviles, y los vecinos una vez más sufrieron la caída de agua.

El municipio y Defensa Civil permanecían en estado de alerta máximo, teniendo en cuenta que el pronóstico hablaba de que las lluvias continuarían durante este viernes también.

En Avellaneda

La vecina ciudad tampoco fue ajena a la intensa lluvia que cayó en la tarde de este jueves, en un milimetraje idéntico al de Reconquista.

El titular de la cartera de Servicios Públicos, Omar Biassioli, señaló que “nos desbordó totalmente los 90 milímetros que cayeron en 45 minutos. En el momento saturó todo, porque era imposible sostener un milimetraje de esa cantidad en tan poco tiempo, y causó problemas en distintos puntos de la ciudad”.

“Nos preocupa también el nivel del arroyo “El Rey”, ya que las cunetas al costado de la ruta traen el agua para Avellaneda, y si bien todavía hay margen, no sabemos hasta cuándo” agregó el funcionario.

10 dic. 2009

Lluvias se agudizan en Brasil y dejan 6 muertos

Alrededor de seis muertos dejó la persistencia de las lluvias en la ciudad brasileña de Sao Paulo (sureste), en donde los ciudadanos se debaten entre inundaciones y un caos de tráfico, mientras las autoridades atienden a las familias más afectadas.

El Cuerpo de Bomberos informó que en la localidad de Santana de Parnaíba, que forma parte del área metropolitana de Sao Paulo, cuatro hermanos murieron sepultados por un deslizamiento de tierra que destruyó su vivienda. Las víctimas tenían entre siete y 18 años de edad.

Otro de los fallecidos fue un hombre de 45 años, que vivía en una infraestructura precaria que fue destruida tras un derrumbe. Una sexta víctima fue registrada en el municipio de Itaquaquecetuba.

Desde la noche del lunes no ha parado de llover en Sao Paulo, lo que según expertos, se traduce en la mitad de las precipitaciones previstas para todo un mes.

La continuidad de las lluvias ha ocasionado además de inundaciones y deslizamientos de tierra, el desbordamiento del río Tieté.

En algunas áreas las aguas del río Tieté cubrieron todas las pistas de la avenida, lo que ocasionó un caos vehicular. El departamento municipal de tránsito, informó que la ciudad registró inundaciones en al menos 18 zonas.

El servicio de trenes metropolitanos fue interrumpido en dos líneas ante la imposibilidad de circular por zonas cubiertas por las aguas, mientras que el aeropuerto de Guarulhos, que recibe los vuelos internacionales, y el de Conginhas, usado para rutas internas, operaron con retrasos.

Desde hace varias semanas, las lluvias han causado estragos en diferentes estados de la región sur de Brasil. En el estado Río Grande do Sul, unas 15 mil personas permanecen damnificadas en cerca de 150 municipios.

Mientras el sur de Brasil, padece de inundaciones, la región amazónica, usualmente húmeda, vive una intensa sequía, millones de peces han muerto en distintos afluentes del río Negro, cuyo caudal está 14 metros por debajo del récord que alcanzó a mediados de año.

La mayor inundación conocida formó en tiempo record el Mediterráneo

El mar Mediterráneo llegó casi a secarse hace unos seis millones de años, al quedar aislado de los océanos durante un largo periodo de tiempo, debido el actual levantamiento tectónico del Estrecho de Gibraltar.

Así, cuando las aguas del Atlántico encontraron de nuevo un camino a través del Estrecho, llenaron el Mediterráneo con la mayor y más brusca inundación que ha conocido nunca la Tierra. La cuenca mediterránea, entonces un enorme desierto a 1.500metros de profundidad, tardó en llenarse de unos meses a dos años, según el CSIC.

Hasta ahora, se pensaba que este mar en medio de las tierras había tardado en llenarse de 10 a 10.000 años.

De hecho, la inundación que reconectó el Atlántico con el Mediterráneo provocó en el fondo marino una erosión de cerca de 200 kilómetros de longitud y varios kilómetros de anchura.

Cuando hace unos años los ingenieros del túnel que debía unir Europa y Africa estudiaron el subsuelo del Estrecho de Gibraltar se encontraron con este problema inesperado: un surco de varios cientos de metros de profundidad, rellenado por sedimentos poco consolidados. Los geólogos y geofísicos en los años 90 pensaron que esta enorme erosión había sido producida por algún río de gran caudal durante la desecación del Mediterráneo.

Animales amenazados debido al cambio climatico

La Sociedad para la Conservación de la Vida Salvaje ha hecho publica una lista en la que incluye algunas especies que están comenzando a sentir los efectos del empeoramiento de las condiciones en la Tierra debido al cambio climático.

Por ejemplo, los flamencos, debido al empeoramiento de la calidad en los terrenos húmedos en el Caribe, Sudamérica, Asia y África. Otro animal amenazado es la tortuga carey. Es un tipo de tortuga que podemos encontrar en el oceáno atlántico y el indopacífico, y que se ve muy afectada cuando se modifica la temperatura de su medioambiente. A la vez que el oceáno se vuelve más cálido, nacen muchos más ejemplares hembra que machos, lo que dificulta la posibilidad de reproducción dentro de la misma especie.

El pingüino de Magallanes anida en las costas de Argentina, Chile y las Islas Malvinas, y este año han tenido que esperar mucho para incubar sus huevos, además de viajar grandes distancias para encontrar comida. En 20 años, la población más grande de este animal, que se encuentra en la Patagonia, ha visto su número decrecer en un 20%. El pecarí barbiblanco es un animal que vive en Centro y Sudamérica y está perdiendo buena parte de las reservas de agua que necesitan para sobrevivir.

Muchas más especies están amenazadas, como los Lemmini, unos pequeños roedores que saltaron a la fama con el videojuego de los Lemmings, y también algunas especies de primates y numerosas de anfibios.

9 dic. 2009

Curioso principio de tornado se forma en Ciudad del Este

Un espectáculo que parecía más bien salido de la clásica película "Twister" (Tornado), del director Jan de Bont, fue el que presenciaron en la tarde del lunes los pobladores de la zona del kilómetro 7 de la ruta 7, en Ciudad del Este, cuando una larga cola de remolino descendió desde las negras nubes de tormenta, amenazando con tocar el suelo.

"Se parecía a un largo embudo negro que bajaba desde el cielo, como solamente se ve en las películas, o en los noticieros sobre tornados que suceden en la zona de Miami o El Caribe. Es la primera vez que he visto algo así en el Alto Paraná y en todo el Paraguay", relató Julia Martínez, pobladora del barrio Don Bosco.

El espectáculo se inició poco después de las 17:00, cuando una nube negra cubrió el horizonte, y de pronto se formó el embudo característico que se proyectó hacia la tierra, aunque duró pocos minutos y no se reportó que haya causado daños físicos.

"Hubo un viento fuerte, muy caliente, pero duró muy poco. Después ya vino la lluvia", dijo la pobladora Julia Martínez.

"Me llamó mucho la atención, ya que sabemos que los tornados constituyen un fenómeno climático característico de la zona del trópico, más cercano a la línea del ecuador, pero no se los suele apreciar con estas características en el Paraguay. Es otro indicador de cómo se está alterando el clima", destacó el estudiante de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional del Este, William Monzón.

Tras la formación del tornado se produjo un fuerte aguacero que cubrió toda la región de la Triple Frontera, a pesar de que, pocas horas antes, en una entrevista concedida a Últimahora.com, el pronosticador Asmad Dami, de la Dirección de Meteorología, había asegurado que "durante las jornadas de este lunes y martes, no se registrarán lluvias".


La lluvia y vientos de hasta 85 kilómetros por hora dejan una estela de inundaciones y daños

B.M. - PONTEVEDRA Rachas de viento de hasta 85 kilómetros por hora (registradas en la estación de Castrove) y las intensas lluvias de la última jornada dejaron tras de sí en la ciudad una estela de inundaciones en garajes y trasteros, anegamientos en calles como Buenos Aires o Fernández Ladreda, uralitas y árboles arrancados, además del desbordamiento de los ríos Os Gafos y Rons. No fueron los únicos que se salieron de sus cauces, lo mismo ocurrió por ejemplo con los ríos Follente y Gallo en la comarca de Umia y con el Cabanelas en Cotobade.

El desbordamiento del río Os Gafos, en su tramo urbano, provocó la inundación de la senda fluvial y su zona de esparcimiento, llegando las aguas a cubrir los bancos y las pasarelas peatonales que jalonan el paseo desde Ponte Boleira hasta la estación del tren. Igualmente se salió del cauce en su tramo rural, desde O Marco hacia Tomeza.

Otra zona de recreo de la ciudad, A Xunqueira de Alba, también quedó anegada así como varios puntos en las márgenes del Rons.

MeteoGalicia pudo constatar que Pontevedra soportó unas precipitaciones de 40,4 litros por metro cuadrado. Un valor algo inferior en el registro de la estación de Lourizán, 38 litros, y muy superior en el de O Castrove en donde se controlaron hasta 63 litros por metro cuadrado.

Esta disparidad entre las estaciones locales se produce también en el control del viento pues mientras que en Lourizán se registraron rachas de 50 ó 51 kilómetros por hora, en O Castrove llegaron hasta 85 kilómetros.

En lo que si coinciden los registros de ambas estaciones de MeteoGalica es en que las lluvias más intensas y los vientos más fuertes se registraron en las primeras horas de la madrugada y entre las diez de la mañana y la una del mediodía.

Precisamente a última hora de la mañana, con apenas quince minutos de juego, el árbitro suspendió el partido del equipo juvenil del Pontevedra CF ya que las lluvias convirtieron en impracticable el campo de fútbol de A Xunqueira.

Múltiples intervenciones

Fue una jornada con numerosas intervenciones de los bomberos y la Policía Local. A ellos recurrieron los vecinos para alertar de "saltos" de tapas de alcantarilla en calles como Fernández Ladreda, Buenos Aires O José Malvar y pedir ayuda por inundaciones en garajes y trasteros en inmuebles de las calles Echegaray o Fernández Ladreda o en el interior de viviendas como en un piso de Pintor Laxeiro.

También los llamaron porque el viento había arrancado varias uralitas en las calles Castelao y Manuel del Palacio y tirado las vallas de protección de las obras del AVE en el puente de Loureiro Crespo.

El reguero de daños fue interminable e incluye también el destrozo y caída de un árbol en Campolongo y de un poste eléctrico en Campañó, así como el derrumbe de un muro en Lourizán que interrumpió el camino de O Regueiro.

El cambio climático: extorsión y manipulaciones

Las serias dudas sobre el calentamiento de origen antropogénico empañan la cumbre de Copenhague

La revelación de una batería de comunicaciones internas entre científicos de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia, en Estados Unidos, ha desencadenado un verdadero escándalo de proporción mundial. Esta Universidad es uno de los principales centros de divulgación de las posturas catastrofistas y antropogénicas, científicas o no, del mundo, pero ha pasado a convertirse en un ejemplo de prácticas muy poco universitarias.

De los correos intervenidos se desprende que se han eliminado pruebas materiales contrarias a las tesis del IPCC -el panel de la ONU sobre el cambio climático-, que se ha impedido publicar a científicos de los llamados escépticos, y que se ha presionado a medios de comunicación críticos con las posturas oficiales y se ha pedido a los árbitros evaluadores de artículos antes de su publicación (la llamada Peer Review) que rechazaran los textos propuestos por científicos discrepantes. También se han destruido archivos de datos de estaciones medidoras de temperaturas cuyos resultados no apoyaban las tesis catastrofistas, se han maquillado y manipulado cifras para ajustarlas a las teorías del IPCC, ya sea para reducir la temperatura media del océano, para cambiar el período de referencia en un índice de temperatura global, o para pedir que no se publique la divergencia en la temperatura media entre océanos y superficie terrestre para no dar soporte a teorías sobre islas de calor de los centros urbanos. Igualmente, se ha ocultado una investigación que arroja un ligero enfriamiento del planeta, o se propugnan trucos para que las temperaturas sean más elevadas, o se insta a contener la temperatura del ¿Período Cálido Medieval¿ (naturalmente de origen no antropogénico).

En fin, aunque sólo ha aparecido la punta del iceberg de este caso de corrupción climática, el escándalo no ha hecho más que reforzar la posición de los académicos escépticos en su lucha por mantener abierto el debate científico sobre este asunto crucial.

El problema al que se enfrentan los científicos que han disfrutado de fondos para investigación mil veces superiores a los de los críticos es que si sus tesis se demuestran falsas tendrán que afrontar un ridículo colosal, y toda su producción escrita, incluso la de calidad, será puesta en duda. En el caso de los escépticos, la cuestión es diferente, pues ellos se han limitado a demandar que se profundizara en las investigaciones sobre un calentamiento global de origen antropogénico que no estaba claramente demostrado, y a cuyo amparo están adoptándose políticas y decisiones con un fuerte impacto económico, tanto en términos de gasto como de eventual freno al desarrollo industrial de muchos países. Los científicos oficiales y sus terminales mediáticas, que en España son todos los medios de comunicación -de derechas, de izquierdas o mediopensionistas- con la modesta excepción de Actualidad Económica, han rehuido permanentemente ese debate público.

Está demostrado que las principales afirmaciones en las que se basaban los políticos de la ONU para controlar la economía mundial, los recursos naturales o la población, a base de fuertes impuestos sobre empresas y personas individuales, tenían cimientos de barro. A estas alturas puede afirmarse, por ejemplo, que cambio climático ha existido siempre. El calentamiento global se ha venido produciendo desde el final de la ¿Pequeña Edad del Hielo¿, hace más de un siglo. En la última centuria, la subida de las temperaturas ha sido del orden de 0,7ºC . Durante los últimos once años, a pesar de la subida del CO2, las temperaturas se han mantenido estables ó ligeramente a la baja, contrariamente a lo que predecían los modelos del IPCC. También se puede asegurar que no está demostrado que el CO2 cause el aumento de las temperaturas.

Muchos científicos afirman que el incremento de las temperaturas precede a la subida de los niveles de carbono. Por otra parte, el CO2 no es un gas contaminante sino un producto natural de la respiración de seres humanos y plantas, y responsable directo de los aumentos de producción agrícola en el mundo y, por tanto, de la reducción del hambre. Este gas puede ser responsable del 30% de una supuesta subida de las temperaturas pero su influencia decrece conforme se elevan las concentraciones de CO2 en la atmósfera. Existen además otros gases como el metano, producto de la ganadería mundial, que también tienen gran influencia. Y lo que también está claro es que, además del CO2 o el metano, los responsables de un teórico calentamiento global pueden ser: el cambio en el eje de giro de la tierra, las tormentas solares, el vapor de agua, las corrientes marinas del Pacífico y el Atlántico, etcétera. Curiosamente, de todos estos posibles elementos el único que puede ser controlado por ese organismo de la ONU, tan antidemocrático como la propia organización, es el CO2, ya que a través de impuestos y de planificación económica se pueden asignar y dirigir los recursos financieros a espaldas de la libertad individual, de la libertad de empresa y del libre mercado.

Es preciso que se abra el debate sobre las verdades y las mentiras del cambio climático antes de que el daño que se produzca a la humanidad en la magna reunión de Copenhague sea difícilmente reparable.

7 dic. 2009

Los afectados tratan de recuperar sus pertenencias tras inundaciones en Colcapirhua

Las 30 personas afectadas y las 3 familias damnificadas en Colcapirhua por el desborde del río tratan de recuperar sus pertenencias y lo poco que les quedó en sus viviendas luego de la grave inundación que sufrieron el viernes en la madrugada.

Ayer por la mañana las tres familias damnificadas que pasaron la noche en las casas de sus familiares porque sus viviendas ubicadas en la avenida Capitán Víctor Ustáriz corren el riesgo de desmoronarse, retornaron al lugar para tratar de recuperar algunas de sus pertenencias.

Con los pies descalzos y con la ropa con la que dormían el viernes en la madrugada, Alfredo Almaraz retornó la mañana de ayer a su casa para tratar de recuperar parte de la vestimenta de su esposa y sus dos hijos que quedó enterrada en el lodo.

“Logramos recuperar algo por lo menos para que nos podamos vestir estos días, pues no tenemos plata para comprar otra ropa”, dijo a tiempo de sostener que ayer por la mañana también logró sacar de su casa una heladera, un ropero, su cocina, un televisor y una cómoda.

Demolición

La familia Almaraz es la más afectada por el desborde del río Chijlahuiri y su casa construida de adobe que presenta serias rajaduras será demolida el próximo lunes.

Alfredo Almaraz manifestó que fue una decisión muy difícil aceptar la demolición, sin embargo comprendió que no tiene otra alternativa pues cualquier persona correría el riesgo de ser afectada si su vivienda sigue.

El director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Fernando Fernández confirmó que la casa de Almaraz será demolida y que otras viviendas están siendo evaluadas para ser derrumbadas.

Ayer el COE hizo una visita a cada una de las viviendas para realizar un informe de los daños el mismo que será dado a conocer hasta este lunes. El encargado de Defensa Civil, Félix Vásquez dijo que el lunes también recibirán un informe de la Alcaldía de Colcapirhua para otorgar la ayuda a los afectados y damnificados.

Adelantó que para esta zona la ayuda podría ser con vituallas y víveres por la situación en la que se encuentran las familias.

Trópico

Acerca de la situación del trópico de Cochabamba manifestó que existen 500 familias afectadas por las inundaciones en el municipio de Villa Tunari, que ya fueron atendidas con alimentos como azúcar, arroz y aceite.

Sostuvo que según el informe de Defensa Civil en esa zona el viernes y el sábado paró de llover, sin embargo sostuvo que este domingo las lluvias podrían volver según el informe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología.

Azota helada de 7 bajo cero

Chihuahua, Chih.- Con menos 7 grados centígrados amaneció hoy la ciudad de Chihuahua, lo que ocasionó complicaciones sobre todo a cientos de ciudadanos que tuvieron que salir a trabajar desde temprano.

Tiritando de frío personas se vieron obligados a quitar la escarcha que cubrió por completo los automóviles, pues amanecieron congelados, al igual que pavimentos y banquetas.

Durante los últimos días las temperaturas extremas han provocado congelamientos en 48 municipios, lo que a su vez ha traído como consecuencia dos muertos, el cierre de carreteras, poblados incomunicados, accidentes viales y suspensión de clases.

Ante la peligrosidad de un golpe hipotérmico, las autoridades de Protección Civil exhortan a la población a extremar precauciones al salir de casa y dentro de ésta en el uso de calefactores; asimismo a los guiadores al conducir sus vehículos, debido a que las temperaturas frías y la falta de sol ocasionan que se cristalicen tramos de vialidades y pueden desencadenar accidentes.

Un método para medir con precisión el CO2 que absorben los océanos

Un grupo de científicos, con participación española, ha desarrollado una red de observación, con la utilización de barcos comerciales, para precisar la cantidad de dióxido de carbono (CO2) absorbida por el océano, que captura y almacena gran parte de este gas, aunque su capacidad, han advertido, es limitada.

Los resultados y el desarrollo de este nuevo método de medición, publicados en la revista 'Science', servirán para identificar las principales regiones que actúan como sumideros de carbono y revelan que la cantidad de CO2 varía cada año y es sensible a los cambios del clima en la región.

El método permite medir de forma precisa la cantidad de carbono natural y antropogénico -el producido por el hombre- que pasa de la atmósfera al océano, lo que es importante para saber qué medidas se deben tomar para paliar el incremento de CO2 en la atmósfera.

Seis años de investigación

El océano captura y almacena gran parte del dióxido de carbono generado por la actividad humana, mitigando de esta manera los efectos del cambio climático. Sin embargo, la capacidad no es ilimitada y hasta el momento no era posible estimarla con precisión.

Mediante campañas oceanográficas en los buques Hespérides y Las Palmas y la participación voluntaria de barcos comerciales equipados con sensores químicos, los científicos, entre ellos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Las Palmas, analizaron la cantidad de CO2 en la atmósfera y en las aguas superficiales, además de la salinidad y temperatura del agua.

Los investigadores han estudiado datos recogidos durante seis años, que se han complementado con observaciones por satélite de la temperatura superficial marina y con modelos de circulación oceánica.

"Esta gran cantidad de datos -se trata de la serie de mediciones más grande de CO2 jamás recolectada- ha permitido observar la captación de dióxido de carbono con una precisión y detalle nunca antes alcanzados", ha explicado Aída Fernández Ríos, investigadora del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC en Vigo y una de las firmantes del artículo.

El método de muestreo, junto con técnicas estadísticas para la extrapolación, permite monitorizar estas variaciones y podría usarse como sistema de alerta temprana de recrudecimiento del cambio climático.

Efecto invernadero

"Algunos científicos han alertado del descenso en la captación de CO2 por parte del océano que puede ocurrir a medida que el cambio en el clima sea más pronunciado, lo que provocará una mayor acumulación de CO2 en la atmósfera, incrementando por tanto el efecto invernadero", lo que puede intensificar el cambio climático en el Atlántico Norte, según Fernández Ríos.

Aunque la investigación se ha realizado en el Atlántico Norte el método empleado y las conclusiones son extrapolables a cualquier otra cuenca oceánica del planeta.

Según datos del grupo intergubernamental para el cambio climático (IPCC en sus siglas en inglés), los humanos emiten cada año unas 8,5 gigatoneladas de CO2 debidas al uso de combustibles fósiles y la producción cementera, y unas 1,5 gigatoneladas provocadas por cambios en el uso del territorio.

A nivel global, el océano capta de forma neta más CO2 del que emite.

Este proceso es importante porque tiene un efecto mitigador frente a los efectos del cambio climático, como el calentamiento global.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido