10 dic. 2010

Inundado tramo de la Cordialidad, vía que une a Atlántico y Bolívar

La inundación es producto del desbordamiento del embalse de El Guájaro.

Con este percance no faltaron las filas de vehículos de lado y lado de las aguas. Tampoco faltó el desespero de muchas personas por tener que cruzar a pie, o en canoas.

El sector afectado comprende el inicio y final del kilómetro 56, en Arroyo de Piedra (corregimiento de Luruaco).

Las aguas llegaron a un nivel de 80 centímetros de altura en algunos tramos inundados.

Por eso, los más afectados el pasado miércoles eran los viajeros entre Barranquilla y Cartagena; los habitantes de los municipios sobre La Cordialidad que necesitaban desplazarse a Luruaco o a Repelón, y los conductores de tractomulas cargadas de roca, acero, hierro y reses.

La Alcaldía de Luruaco y la Concesión Autopista del Sol S.A., a cargo de esta vía, construyeron entre las 9:00 a.m. y el mediodía del miércoles una barrera de protección con pilas de arena, para detener el avance de las aguas y lograr el tráfico de los carros pesados en grupos de 10.

La Policía de Tránsito no permite el tráfico de vehículos livianos sobre el tramo inundado, desde la noche del 8 de diciembre, por el riesgo latente de que se queden en medio de las aguas.

Al mismo tiempo, hombres de la concesión trabajaban para habilitar, en predios privados, un kilómetro carreteable, paralelo a La Cordialidad.

"Contamos con la autorización de los dueños de estas tierras para lograr una solución parcial a la movilidad mientras las aguas recuperan su nivel", dijo Humberto Cunea, miembro del Comité de Riesgo de Luruaco, quien perifoneaba en los alrededores del tramo inundado los avances de las obras para calmar a los desesperados conductores y pasajeros.

La Alcaldía de Luruaco espera que el carreteable quede listo en la mañana de este jueves, para acelerar el tráfico en la zona.

Atrapadas 15 volquetas

Jorge Duarte, operador de volqueta, estaba atrapado en la mañana del miércoles en La Cordialidad, esperando que le dieran paso para descargar las rocas y caliche en el boquete de Calamar-Santa Lucía.

Este hombre era uno de los 15 que cargó a primera hora material rocoso en una cantera de Argos para llevarlo a los trabajos de contención del Dique.

Sin embargo, con la inundación de La Cordialidad los operadores de las volquetas estuvieron atrapados toda la mañana.

"Ya tengo dos horas de retraso y al paso que voy sólo alcanzaré a hacer un viaje de piedra. Todos los días hago hasta tres viajes. Ellos allá necesitando que uno lleve rápido este material y uno aquí atrapado", se lamentó Duarte.

Con esta nueva contingencia, los trabajos de cierre del boquete no avanzan con la rapidez esperada y los municipios inundados en el Atlántico por las aguas del Canal del Dique ya suman cinco.


Fuente

Un tornado causa daños en explotaciones agrarias de Moguer

Varias decenas de fincas agrícolas del término municipal de Moguer (Huelva) se han visto afectadas por la fuerte tormenta que descargó en la comarca en la tarde de ayer, acompañada en algunas zonas por un potente tornado que ha provocado daños en invernaderos e instalaciones.

Según ha informado el ayuntamiento, aunque la lluvia no ha provocado tantos problemas como en otros temporales, el tornado ha causado importantes desperfectos en las fincas que se ha encontrado a su paso, en un recorrido de oeste a este que afectó especialmente a zonas cercanas al camino de Castilleja, el Algarrobito, Camino de la Canorra o Manzote.

Cientos de estructuras de plástico, donde están sembradas las fresas, se han visto afectadas por este episodio atmosférico, que con rachas de viento de más de 150 kilómetros por hora ha causado la rotura no sólo de los plásticos de los invernaderos, sino también de las estructuras de hierro que los soportan.

En una de las fincas afectadas en la zona de Castilleja la caída de un rayo en una nave agrícola ha provocado también daños importantes en la instalación, mientras que en una empresa de productos fitosanitarios, el tornado ha causado desperfectos de consideración en la cubierta.

Especialmente intensos han sido los daños en la empresa de productos fitosanitarios Dagrisur, en las inmediaciones de El Algarrobito, donde el viento ocasionó la rotura de varios tramos del techo, lo que provocó la entrada de agua y numerosos daños en el mobiliario de la oficina, puertas, cristales y, sobre todo, en los aparatos informáticos.

El ayuntamiento ha señalado que la virulencia del viento hizo que los cristales partidos se clavasen en las paredes y muebles de la oficina, aunque no había trabajadores al ser un día festivo.

Fuente

Si un estado insular desaparece, ¿sigue siendo nación?

Mares invasores en el lejano Pacífico están elevando los niveles de sal en las lagunas de las islas Marshall. El oleaje amenaza con partir en dos una isla. "Está empeorando", dice Kaminaga Kaminaga, el coordinador de asuntos climáticos del diminuto estado insular.

El alza de los niveles del océano también crea nuevas interrogantes: ¿Qué pasa si los 61.000 habitantes deben abandonar sus islas y atolones? ¿Siguen siendo considerados una nación? ¿Con un puesto en las Naciones Unidas? ¿Con control de sus zonas pesqueras y los minerales submarinos? ¿Dónde van a vivir? ¿En quiénes se van a convertir ellos y sus hijos?

Durante años, las negociaciones globales para tomar medidas contra el calentamiento global se han alargado, con muy poco resultado. Los 193 países miembros del tratado de la ONU sobre el clima están reunidos de nuevo en el balneario caribeño de Cancún, pero nadie espera medidas decisivas para reducir las emisiones de carbono de la industria, la agricultura y el transporte, causantes del calentamiento global, y el consiguiente aumento del nivel del mar.

A 11.000 kilómetros de distancia, los habitantes de las Marshall _ y de Kiribati, Tuvalu y otras naciones similares _ sólo pueden preguntarse cuántos años más pueden durar.

"La gente que construyó sus casas cerca de la costa, todo lo que puede hacer es agarrar más rocas para reconstruir el malecón diariamente", dijo Kaminaga, que está en Cancún con la delegación de las Islas Marshall a la conferencia de la ONU.

El gobierno de las islas, no obstante, tiene la mirada más allá del presente, en un futuro con interrogantes sobre desplazamiento, derechos y la existencia misma de la nación.

"Enfrentamos una serie de asuntos únicos en la historia del sistema de naciones-estados", dijo Dean Bialek, un asesor de la República de las Islas Marshall basado en Nueva York, en declaraciones a The Associated Press. Bialek, que está en Cancún, dice que "estamos confrontando asuntos existenciales asociados con los impactos climáticos que no han sido reflejados adecuadamente en el marco legal internacional".

El gobierno de las islas dio un primer paso para confrontar esos asuntos al pedir asesoría del Centro para Leyes del Cambio Climático en la Universidad de Columbia, en Nueva York. El director del centro, Michael B. Gerrard, a su vez, ha pedido a eruditos legales de todo el mundo que se reúnan en Columbia en mayo próximo para elaborar respuestas.

Numerosas naciones han desaparecido a través de una secesión _ un ejemplo reciente es la fractura de Yugoslavia _, por conquista o cediendo sus territorios a otros países.

Pero "ningún país ha desaparecido físicamente, y eso es algo que no está contemplado en la ley", dijo Gerrard durante una entrevista en Nueva York.

La red de la ONU de científicos climáticos proyecta que los mares, expandiéndose por el calor y el derretimiento de los hielos terrestres, pudieran elevarse por hasta 0,59 metros (1,94 pies) para el 2100, tragándose la mayor parte de las escasas tierras de los atolones coralinos.

Pero las islas podrían volverse inhabitables mucho antes, a causa de la contaminación salina de las reservas de agua potable y la destrucción de cosechas, y porque se espera que el calentamiento global genere tormentas tropicales más poderosas.

"Si un país como Tuvalu o Kiribati se vuelve inhabitable, ¿quedan esas personas sin estado? ¿Cuál es su posición bajo las leyes internacionales?", pregunta la erudita legal australiana Jane MacAdam. "La respuesta escueta es: depende. Es complicado".

McAdam, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, ha viajado a las naciones insulares del Pacíico y estudió la historia legal.

En lo que se refiere a los isleños manteniendo su ciudadanía y soberanía si se ven obligados a abandonar sus tierras, dijo MacAdams por teléfono desde Sydney, "no está claro cuándo un estado concluiría a causa del cambio climático. Dependería de lo que la comunidad internacional está dispuesta a tolerar" y de si la Asamblea General de la ONU decide quitarle el escaño a personas desplazadas.

El tratado mundial de refugiados de 1951, que dispone que los países den refugio a quienes escapan persecución y represión, no cumbre la amenazante situación de aquellos desplazados por cambios climáticos. Algunos proponen negociar un nuevo pacto para obligar a un tratamiento similar para esos refugiados.

En el caso de los habitantes de las Marshall, el panorama es menos claro. Bajo un acuerdo con Washington, los ciudadanos del antiguo territorio asociado tienen el derecho a ingresar libremente a Estados Unidos para estudiar o trabajar, pero el derecho a la residencia permanente debe quedar aclarado, dicen asesores del gobierno.

A los isleños les preocupan, además, sus derechos económicos a largo plazo. La vasta dispersión de los 29 atolones de las Marshall, 3.700 kilómetros al suroeste de Hawaii, les da una zona económica exclusiva de 2 millones de kilómetros cuadrados de océano, un área del tamaño de México.

El atún que pasa por esas aguas es el principal recurso de las islas, explotado con la venta de licencias a flotas pesqueras extranjeras. "Si las islas desaparecen bajo el mar, ¿qué sucede con sus derechos de pesca?", pregunta Gerrard. Potencialmente de igual importancia: los ingresos del magnesio y otros minerales submarinos que los geólogos han estado explorando en años recientes.

Cuando los abogados en la conferencia de Nueva York en mayo comiencen a tratar de esclarecer el rompecabezas legal de las naciones desaparecidas, los habitantes de las islas van a estar lidiando con crecientes problemas.

La "prioridad mayor", dijo Kaminaga, es salvar el istmo que conecta a la Isla Jaluit con su aeropuerto, una vía barrida ahora por la marea alta.

Mientras tanto, una persistente sequía este año obligó a los residentes a usar más sus pozos, donde la detección de agua salada les forzó a utilizar unidades de desalinización. Y "partes de las islas están siendo erosionadas", dijo Kaminaga, con filas de cocoteros cayendo al mar al perder terreno.

Esta semana en Cancún y en los próximos meses, los representantes de las Marshall van a buscar ayuda internacional para la adaptación a los cambios climáticos. Ellos desean proyectos como una carretera elevada a Jaluit, la plantación de vegetación protectora en las costas, y un malecón de cinco kilómetros para proteger la capital, Majuro, de las crecientes mareas del Pacífico.

Pero las esperanzas de los isleños de que se tomen medidas a corto plazo para recortar las emisiones globales y salvar sus remotas tierras para el próximo siglo se están desvaneciendo.

"Si todas estas herramientas financieras y diplomáticas no dan resultado, pienso que algunos países están considerando algún tipo de medidas legales", dijo Dessima Williams, embajadora de Granada en la ONU y presidenta de un grupo de pequeñas naciones insulares. Esas medidas pudieran incluir pedidos de compensación a la Corte Internacional de Justicia y otros organismos, una ruta difícil, en el mejor de los casos.

Al final, los isleños se preguntan qué pasará con su cultura, su historia, su identidad con una tierra _ incluso con sus antepasados _ si se tienen que ir.

"Hay cementerios a lo largo de la costa que están siendo erosionados, tumbas que están cayendo al mar", dice Kaminaga. "Incluso tras la muerte somos afectados".

Fuente

9 dic. 2010

Las lluvias que azotan el sur causan dos muertos

Las fuertes lluvias que inundan toda España desde el pasado fin de semana mantienen en alerta a dieciséis provincias y ya han causado la muerte a dos personas. Un hombre de 31 años que ha fallecido al caerle un rayo en la provincia de Jaén y un niño que ha sido arrastrado por las aguas crecidas de un río en Almodóvar del Campo (Ciudad Real). Unas 250 casas han sido desalojadas en el pueblo sevillano de Lora del Río y en varios municipios cordobeses. Además efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) continúan trabajando en Ecija, tras las inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Genil. La lluvia provocó a primera hora de la tarde de ayer el cierre al tráfico de doce carreteras de Andalucía, siete de ellas en la provincia de Jaén.

Casi un millar de casas desalojadas y más de 3.000 familias afectadas en Sevilla y Córdoba ha causado la primera tromba de agua del otoño, que el martes aumentó el caudal del Guadalquivir hasta 1.800 metros cúbicos por segundo. De madrugada, una tercera parte de Ecija quedó inundada con la crecida del Genil, que superó los 7,30 metros y se derramó por los barrios a menor altitud. La jornada en Andalucía se tiñó de luto además por la muerte de un hombre de 31 años que resultó alcanzado por un rayo en un pueblo de Jaén, mientras que en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), un niño de nueve años ha sido encontrado muerto después de que el vehículo en el que viajaba junto a su padre fuera arrollado por el agua de una fuerte riada. El menor es hijo de una edil de Torredembarra (Tarragona), municipio que decretará un dñia de luto oficial por esta muerte.

Fuente

Prorrogan las alertas y siguen los planes de emergencia


La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prorroga la alerta naranja por intensas precipitaciones en zonas de Sevilla y de Huelva mientras que la Junta de Andalucía prosigue con los planes de emergencia en Jaén, Córdoba y Sevilla ante las inundaciones que desde el martes sufre la comunidad autónoma.

La alerta naranja se mantendrá activada hasta hoy en la sierra norte de Sevilla y en la provincia de Huelva por la posibilidad de que se acumulen precipitaciones de hasta 80 litros por metro cuadrado en doce horas, mientras que la alerta amarilla se ha decretado para hoy en estas dos provincias y en la de Córdoba.

Por su parte, la Junta de Andalucía mantiene activado el Plan de Emergencias -que abarca cuatro niveles- en la provincia de Sevilla, en el nivel uno, y en el nivel dos en las de Córdoba y Jaén, situación a la que podría sumarse Huelva.

Las precipitaciones durante la noche del miércoles en la zona occidental de Andalucía no han sido tan importantes como las de días anteriores pero el caudal del Guadalquivir baja muy crecido por las lluvias recogidas en su cabecera y por los desembalses que realizan varios pantanos, algunos de los cuales liberan más de 300 metros cúbicos por segundo.

Según datos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir este río bajaba a primera hora de la tarde de ayer con más de 2.000 metros cúbicos por segundo en su tramo medio, como las localidades cordobesas de El Carpio y Fuente Palmera, y ha rebasado los 3.240 en las cercanías de la capital sevillana.

La vecina población de Lora del Río fue las más afectada por esta crecida pues en las últimas horas se han tenido que desalojar un centenar de viviendas, según informaron a Efe fuentes de la Junta de Andalucía, cuya delegación provincial instaló l anoche del miércoles un puesto de mando avanzado en esta localidad y evalúa la posibilidad de solicitar la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Los vecinos desalojados permanecen a la espera de que baje el nivel de las aguas, que han inundado parte de esta población ribereña pero no han causado heridos ni destrozos significativos en los equipamientos públicos, según las mismas fuentes.

En Écija, que el miércoles sufrió la inundación de un tercio de su casco urbano y el desalojo de unas trescientas viviendas, la situación ha mejorado y el caudal del Genil ha bajado a poco más de 30 metros cúbicos por segundo desde los casi mil que alcanzó en su cota máxima.

Fuerzas de la UME continúan desplegadas en esta localidad donde colaboran en labores de limpieza de centros públicos.

En Andalucía están cortadas al tráfico una veintena de carreteras, siendo Sevilla y Jaén las provincias más afectadas, con nueve cortes viarios, cada una, mientras que también hay interrupciones del tráfico en puntos de Córdoba y de Huelva, según informó a Efe un portavoz de la Dirección General de Tráfico.

El trafico ferroviario sigue interrumpido en varias provincias andaluzas, según informa la página en internet de Renfe en la que se explica que el plan alternativo se mantiene activado para los trenes entre Jaén y Córdoba, cuyos pasajeros son transbordados por carretera entre ambas ciudades desde la noche del 6 de diciembre, mientras los otros servicios afectados ya recuperaron la normalidad ayer mañana.

Además, LA inundación de las vías entre las localidades cordobesas de Villanueva de Córdoba y Adamuz mantiene cortado desde las 20:00 horas el tráfico de trenes de alta velocidad entre Madrid, Málaga y Sevilla, lo que ha afectado a unos diez convoyes.

Fuentes de Adif han informado a Efe de que se mantiene, sin embargo, el tránsito de lanzaderas, por lo que circulan los trenes con normalidad entre Sevilla y Málaga, entre Madrid y Toledo y entre la capital española y Ciudad Real y Puertollano.

Un portavoz de Renfe ha detallado que la inundación por las lluvias afecta a las dos vías del trayecto y se detectó hacia las 20:00 horas en el kilómetro 303,8 de esa línea, hasta donde se ha desplazado personal especializado para solucionar la incidencia, aunque desconoce el tiempo que tardarán.

Arenas pide que se cumpla el plan de prevención de inundaciones

El presidente del PP-A, Javier Arenas, pidió ayer del Gobierno andaluz que se constituya un grupo de trabajo con carácter de urgencia para analizar propuestas de futuro y el cumplimiento del plan de prevención de avenidas e inundaciones, tras los efectos del temporal e inundaciones ocurridos en Andalucía.

En una visita a Écija, localidad muy afectada por las inundaciones, Arenas explicó que este plan se pone en marcha en 2002, con finalización en 2015, y asegura que “todavía no hemos visto que se lleve a la práctica”.

“Lo más importante de todo son las ayudas a las familias que han perdido enseres, a los establecimientos comerciales e industriales, y pedimos de verdad haya una política de ayudas por parte de la administración”, aseveró Arenas, que insistió en que “no queremos que se hable de ayudas sino que las ayudas sean una realidad”.

Del caso de Écija, Arenas recalcó que “estamos hablando de un problema muy importante; solamente en Écija son 800 viviendas afectadas y más de 3.000 personas afectadas; esto no se puede repetir todos los años, hay que tomar decisiones de una vez por todas”.

El presidente del PP de Andalucía recordó que se hizo una obra importante de contención anti inundaciones en 1997 y está pendiente todavía la obra del arroyo Argamasilla, que no ha concluido, por lo que “desde las administraciones públicas lo que no cabe es la pasividad”.

En su opinión, los cambios orgánicos que se han establecido en materia de aguas con la Agencia Andaluza del Agua “no han ayudado en absoluto a la eficacia del servicio”.

Arenas precisó que “aquí teníamos confederaciones hidrográficas en Andalucía, las cosas funcionaban francamente bien, muy profesionalizadas; creo que ha habido un ingrediente de aportación política a la política de aguas y eso está resultando francamente negativo”.

“Desde que está la Agencia andaluza del Aguas no se ejecuta el 50% de las inversiones previstas, y esto es realmente escandaloso”, manifestó Arenas.

Apuntó que “hay un asunto muy grave que debe responder el gobierno de la Junta de Andalucía y lo dice el alcalde de Écija (Juan Wic) que es probable que lo acontecido tenga que ver con el desembalse de la presa de Cordobilla-Iznájar; y eso debe tener respuesta por el Gobierno andaluz”.

Al hilo de estas declaraciones, el director gerente de la Agencia Andaluza del Agua (AAA), Juan Paniagua, exigió “respeto” hacia los técnicos de esta agencia que se encargan de llevar a cabo los desembalses, que “siempre se realizan por criterios técnicos de los ingenieros responsables, que son los mismos que lo hacían en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir”.

Paniagua aseguró que el agua desembalsada correspondió con “algo más de 20 metros cúbicos por segundo”, con lo que esto “no fue lo que causó dicho desborde, sino las intensas lluvias que hicieron que el río llegara a alcanzar, en menos de 24 horas, los 1.130 metros cúbicos que se registraron este martes a las 6,30 horas”, apuntando que el desembalse siempre es preventivo y para controlar al río.

Fuente

El transporte aéreo y terrestre afectado por la nieve en la región de París

El transporte terrestre y aéreo continúa hoy muy afectado en toda la región de París a causa de una nevada histórica que ha paralizado los aeropuertos, y numerosas carreteras y autopistas están cortadas al tráfico, mientras los camiones permanecen inmovilizados.

El ministro del Interior, Brice Hortefeux, "desaconsejó fuertemente" la utilización del vehículo en toda la región Ile de France, en un comunicado en el que indicó que dos tercios del norte de Francia están en alerta por heladas y por la formación de placas de hielo con la nieve caída este miércoles.

El Centro Nacional de Información Vial (CNIR), que informó de media docena de ejes de circulación cortados "por una duración indeterminada" en Ile de France y otras regiones del norte del país, recordó que en la región de París se mantiene la prohibición de circular a todos los camiones de más de 7,5 toneladas.

Esa prohibición, que en principio debía haberse levantado a las 6.00 hora local (5.00 GMT), se mantendrá al menos hasta las 9.00 hora local (8.00 GMT), cuando se efectuará una nueva evaluación.

Sin embargo, los responsables de la circulación en la región no esperan una recuperación de la normalidad hasta media tarde.

Miles de personas tuvieron que pasar la noche en sus vehículos o en locales públicos abiertos con carácter excepcional, al quedar bloqueados en carreteras y autopistas, donde hubo decenas de kilómetros de retenciones hasta la madrugada.

En los aeropuertos de París, donde el miércoles se tuvo que anular decenas de vuelos a causa de la nevada y donde también miles de pasajeros pasaron la noche al no poder llegar a sus destinos, la situación volvió a repetirse a primera hora de esta mañana, en este caso por el hielo que se ha formado en las pistas, así como por los problemas de las tripulaciones para acceder a los aeropuertos.

Aeropuertos de París (ADP) indicó que hay tripulaciones que no habían podido llegar a Charles de Gaulle y a Orly, y pese a las labores para limpiar las pistas, empezaban a anunciarse cancelaciones de vuelos.

ADP reconoció que la vuelta a la normalidad tardará varias horas, aunque las condiciones meteorológicas son relativamente favorables.

Météo France indicó que no se esperan nuevas nevadas en Ile de France, donde el cielo está despejado, pero las temperaturas han sido inferiores a cinco grados bajo cero en algunos puntos de la región.

En los ferrocarriles, esta mañana había también problemas en algunas líneas de cercanías y en los servicios regionales de París, en este caso por la imposibilidad de los conductores de llegar a su puesto de trabajo.

Además, la compañía SNCF decidió ayer disminuir la velocidad de sus trenes de alta velocidad (TGV) para evitar la proyección de bloques de hielo a las ventanas, lo que causó retrasos de muchos convoyes.

Fuente

Un tornado causó destrozos y dejó heridos en Bahía Blanca

Unos treinta barrios continuaban anoche sin energía eléctrica en Bahía Blanca como efecto del fuerte temporal de viento y tierra, con ráfagas de hasta 120 kilómetros por hora, que atravesó la ciudad el martes y que voló techos, derribó paredones, arrancó árboles de raíz y dejó varios heridos.

En el hospital José Penna continuaba internada una mujer de 69 años que sufrió traumatismo de cráneo y doble fractura en una de sus piernas al caérsele encima uno de los paredones del estadio del club Villa Mitre. Otras siete personas padecieron golpes, entre ellas tres operarios que levantaban una pared en un depósito de mercaderías. El resto de los heridos se produjo por accidentes de tránsito a raíz de la nula visibilidad que dejaba la tierra en suspensión. Diez familias de barrios marginales debieron dejar sus viviendas por riesgo de derrumbe. Lo mismo le ocurrió al edificio de la escuela especial 504. Los parques Independencia e Illia eran tierra arrasada por la caída de decenas de pinos y eucaliptos, al igual que el cementerio municipal, donde algunos árboles destruyeron tumbas al caer. A pesar del feriado, en las delegaciones municipales hubo guardias para atender los reclamos de vecinos. La caída de los árboles arrastró numerosos postes y cables de tensión. En la empresa EDES, concesionaria del servicio, atendieron cinco mil reclamos entre llamados telefónicos y mensajes de texto según reveló a Clarín una vocera. “Pese a que tenemos en la calle todos nuestros recursos, no podemos afirmar cuándo se repondrá el servicio en forma total” admitió Maria Eugenia Rodríguez, responsable de prensa. El corte de energía eléctrica provocó también la interrupción en el servicio de agua potable en los barrios que reciben el líquido por bombeo.

Fuente

5 dic. 2010

Un tornado dejó sin techo a la escuela de Lilo Viejo


El fenómeno afectó no sólo a la comunidad educativa. El pueblo quedó sin energía durante varias horas y hubo muchos animales muertos por la caída de árboles.
El paraje Lilo Viejo soportó durante la noche del jueves pasado la fuerza de un tornado que provocó la voladura de parte del techo de la Escuela Nº 210. Esto hizo que se dañaran varias computadoras que estaban en las salas que quedaron a la intemperie.
La tormenta sorprendió a los pobladores de este paraje alrededor de las 20.30, y por espacio de diez minutos aproximadamente se abatió sobre la escuela y las viviendas de Lilo Viejo, ubicado a 27 kilómetros de Tintina.
Según los docentes, los daños más importantes se produjeron en la sala de Informática, que sufrió la voladura del techo de chapa de cinc y se mojaron las seis computadoras y demás equipamiento informático que utilizaban los niños para el aprendizaje y la capacitación en el área.
Además, el fenómeno meteorológico dejó sin energía eléctrica a la población durante casi 24 debido a daños que se produjeron en el tendido. Por esta razón, el acto de clausura del ciclo lectivo, que debía realizarse el viernes pasado, quedó suspendido para mañana a las 8.
También derribó el pilar de la luz y el tanque de agua de los sanitarios del establecimiento y numerosos árboles en otros sectores de la localidad, provocando la muerte de varios animales caprinos en el corral de uno de los pobladores.
Los directivos de la institución comunicaron de inmediato la situación a las autoridades del Consejo General de Educación y junto a todo el personal están evaluando los daños causados en los equipos de computación.

Fallece una persona por temor de inundación de su vivienda

La zona de La Parada en Villa del Rosario en el Norte de Santander continúa con las calles anegadas por las aguas del río Táchira que ganó terreno al colapsar los muros de contención del lado colombiano, provocando el desalojo de las personas que habitan en las viviendas ubicadas en este sector y reubicadas en refugios temporales

Una persona fallecida fue el saldo de las torrenciales lluvias presentadas en el municipio Bolívar, producto de un parto cardíaco ante la impresión sufrida por la crecida de la toma La Mula en la parroquia El Palotal.

La víctima fue una mujer de 57 años de nombre Margarita María Eslava, quien en momentos en que se presentaron los fuertes aguaceros la noche de este viernes, sufrió un paro cardíaco ante el nerviosismo por los altos niveles que presentaba la toma La Mula en la vereda 5 del barrio Constantino Gutiérrez de El Palotal.

Eslava fue auxiliada por vecinos del sector alrededor de las 7:00 pm y trasladada en una camioneta particular para luego transbordarla a una ambulancia de Protección Civil, en el sector del aeropuerto, siendo llevada de urgencias al hospital Samuel Darío Maldonado, a donde llegó sin signos vitales.

La vivienda en que residía la víctima fatal está ubicada al margen de la toma La Mula que desemboca en la quebrada La Capacha, en un punto donde se une además con el río Táchira y que producto de las lluvias, aumentó su caudal en cantidades considerables, anegando unas 10 casas.

Rescatados

En el acueducto El Mesón en la población de Llano de Jorge, 12 obreros que realizaban trabajos al margen del río Táchira quedaron atrapados en un islote, de donde fueron rescatados por los Bomberos de San Antonio.

La operación donde fueron rescatados Douglas Iván Mundaraín, Gilberto Díaz Camargo, José Ochoa, Víctor Alfonso Ortiz, Pedro Delgado, José Archila, Ángel Pérez, Omar Espitia Santos, Adrián Blanco, Andelfo Mendoza y Johan Sánchez, tardó unas cuatro horas aproximadamente.

Los Bomberos municipales debieron utilizar cuerdas de salvamento para lograr colocar a los 12 trabajadores a salvo de la fuerte corriente de las aguas del río Táchira, de donde fue sacado el operario de la máquina en que realizaban las labores, siendo el único afectado y trasladado hacia un centro de salud de la ciudad.

Otras zonas afectadas

La vía principal de El Palotal colapsó este viernes en la noche de manera parcial por la acumulación de grandes cantidades de material rocoso y lodo que se desprendió de la montaña, en las inmediaciones de la iglesia Santa Rosa de Lima, ocasionando que el flujo vehicular fuera transitando de manera intermitente por un solo canal.

Los sedimentos fueron retirados desde tempranas horas de la mañana de ayer con maquinaria facilitada por un comerciante de la zona, situación que generó retraso en el paso de vehículos, los cuales estaban siendo desviados por la parte alta de esta población.

Con las fuertes precipitaciones de este viernes en la noche, varios sectores de San Antonio se vieron afectados por desprendimientos de terrenos y caídas de árboles en el sector de Puente Negro en Cayetano Redondo, donde estos sedimentos se encuentran obstaculizando una torrentera que pudiera llegar a afectar varias viviendas de la zona.

De igual manera, en el barrio J. J. Mora se registró la caída de un árbol sobre una casa, quedando a punto de colapsar completamente, por lo que el Cuerpo de Bomberos tomó las previsiones del caso y alertaron a los residentes a estar atentos ante cualquier situación de riesgo.

Los cuerpos de prevención y salvamento del municipio se encuentran atentos ante las emergencias que se están presentando en esta zona de frontera en los últimos días.

No hay real

Según la información suministrada por Ramón Leal, vocero del Consejo Comunal del barrio Santa Rosa de Lima de El Palotal, ya fue introducido ante la Alcaldía del municipio Bolívar el proyecto de la obra que se debe realizar en este sector, que daría solución a la problemática que se presenta cada vez que se producen precipitaciones y que colapsan la vía. Señaló que la respuesta ofrecida por el Mandatario local es que no hay recursos para iniciar los trabajos que corresponden a la construcción de una boca de sapo y una torrentera que alivie el flujo de aguas lluviales que provienen de la parte alta de este sector. El proyecto está presupuestado por 190 mil bolívares fuertes (190 millones de los anteriores). Manifestó su descontento ante esta situación por cuanto hace unos días fue inaugurado un parque, gastando recursos que pudieran ser utilizados en obras prioritarias del municipio.

Fuente

Diciembre comienza con inundaciones y más lluvias

A días de terminar el año, gran parte del territorio nacional está en grave riesgo por las secuelas de la lluvia. Se contabilizan 627 municipios del país afectados y la cifra de muertos se eleva a 176.

En el Atlántico la crisis humanitaria continúa, igual que en las poblaciones aledañas a las cuencas del río Magdalena, que amenaza con desbordarse. En la misma situación de riesgo, por otros afluentes, se encuentran regiones del suroccidente, del centro y de los llanos orientales del país.

La cifra de damnificados supera el millón y medio de personas. Ante el anunciado incremento de las precipitaciones por lo menos hasta mayo o junio del 2010, la Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero, hizo un llamado a los pobladores de las regiones Caribe, Pacífica y Andina, para estar atentos a posibles deslizamientos y desbordamientos.

"Los modelos de pronóstico indican que se seguirán presentando lluvias en los próximos días en gran parte del territorio nacional y solicito tener cuidado especial en la cuenca media del río Magdalena; a lo largo del río Cauca, especialmente en los sectores del Valle del Cauca y de la Mojana en Sucre; en la cuenca del Catatumbo; en el Canal del Dique y al incremento del nivel del embalse de Prado, en Tolima", enfatizó la Ministra.


Centro del país
El centro del país, como se predijo hace un año, es una de las zonas más afectadas por la crudeza de la segunda temporada invernal del fenómeno de La Niña. En Cundinamarca 53 municipios están inundados, dejando como saldo más de 900 familias damnificadas. Mosquera, Soacha, Cota, Tocaima, Apulo, Girardot, Puerto Salgar, Cogua y Nemocón han sido los municipios más afectados en los últimos meses.

La situación recrudeció en esta última semana, especialmente en Mosquera, donde las lluvias no han parado de caer. En este municipio las crecientes de los ríos Bogotá, Subachoque y Bojacá han dejado pérdidas por más de 80 mil millones de pesos y más de 3.000 hectáreas de tierra productivas bajo el lodo. Situación por la cual, el alcalde de Mosquera, Álvaro Rincón, lanzó un llamado de auxilio al gobierno y a la comunidad para recuperar la zona.

El Alcalde señaló que en los barrios Porvenir Río, Planadas y Sabana hay por lo menos 55 familias afectadas, luego de que el nivel de las aguas alcanzara 30 centímetros de altura, tras las fuertes lluvias de los últimos días. Aclaró que la situación de emergencia no se vivió por el desbordamiento del río Bogotá, como se especulaba dentro de los pobladores, sino porque las motobombas ubicadas en estos barrios no tuvieron capacidad para evacuar la cantidad de agua que les cayó.

El comité local de emergencias evalúa la posibilidad de llevar más motobombas a la zona, para sacar más rápido el agua estancada y para tener mayor capacidad de respuesta ante la posibilidad de que haya lluvias más fuertes.De las 55 familias afectadas, 25 aceptaron ser trasladadas hacia un albergue temporal y con ayuda de una brigada local sacaron la mayor cantidad posible de pertenencias hacia el refugio. Las otras 20 se negaron a salir de sus predios por temor a perder los enseres que se quedan dentro de las casas.En la zona, las veredas de San Francisco, San José y el Playón han vivido con intensidad la fuerza de las lluvias y la subida del caudal de los ríos, que han afectado especialmente a los campesinos que trabajan en los sectores floricultor y lechero.

Aunque la situación está siendo controlada por las autoridades locales, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz hizo un llamado especial para mantener la vigilancia sobre el caudal del río Bogotá, en sus cuencas baja, media y alta, por el aumento evidente de nivel en los últimos días.

"El nivel de las aguas del río Bogotá ha vuelto a crecer notoriamente, está sobre el borde de los jarillones a cinco centímetros del puente en la vereda San Miguel. De manera que llamamos a una vigilancia cuidadosa, prudente, sobre todo a las riberas del río Bogotá en su cuenca media, tanto en Cundinamarca como en Bogotá", explicó el mandatario.

González señaló que ya se han tomado algunas medidas de contingencia para disminuir el riesgo, pero que se requiere mantener monitoreo permanente tanto en la Sabana como en la cuenca baja.

"Debemos estar atentos y vigilantes, de nuestra parte se están tomando las medidas para reforzar los jarillones y para desaguar parte del río en el sector El Charquito, lo que va a aliviar la cuenca media, pero va a generar más agua en la cuenca baja".

En este sentido, el Gobernador enfatizó que las entidades de prevención y de socorro deben actuar de manera coordinada y permanente. "Lo importante es que estamos vigilando cuidadosamente a toda hora y de llegar a presentarse un desbordamiento podremos alertar y prevenir a sectores urbanos e incluso rurales de hacendados, para que puedan actuar de la manera más adecuada", indicó.

Bogotá, un punto aparte, el distrito capital ha sido epicentro de inusitadas emergencias por cuenta de la ola invernal. A la fecha, 4 personas han muerto y otras 4.000 han resultado afectadas por la pérdida de sus enseres; mientras que 300 viviendas se encuentran con averías, según el reporte de Fondo de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá, Fopae.

Los barrios que en este momento se encuentran más afectados por riesgo de inundación son los del occidente, ubicados en las localidades de Bosa, Engativá y Fontibón. Mientras que los que están en riesgo de deslizamiento son los ubicados en la zona oriental: Usaquén, Chapinero, Usme, Ciudad Bolívar, El Codito, Santa Fe y San Cristóbal.

En la noche del jueves la situación se tornó crítica en Fontibón, donde habitantes del barrio Casandra bloquearon la salida por el occidente de la ciudad, para protestar porque según ellos las autoridades no han hecho nada para evitar un posible desbordamiento del río Bogotá. Ante la manifestación, el Fopae se trasladó a la zona en la mañana del viernes para examinar lo que se está realizando en materia de prevención y mitigación del riesgo, para evitar una posible catástrofe.

Por el momento se han habilitado dos albergues temporales en el distrito capital para atender a personas que se encuentran en zonas de riesgo. Uno ubicado en Bosa y otro en Rafael Uribe Uribe. El ingeniero Wilfredo Ospina, vocero del Fopae, explicó que se está trabajando con la comunidad para que sepan cómo actuar en caso de emergencia y a dónde pueden informar, pero también para crear conciencia de la importancia de no llenar de basura los canales de aguas lluvias, para evitar inundaciones. De igual forma, explicó que se creó un programa de coordinación permanente, en el cual participan el Fopae, la Defensa Civil, la Policía de Carreteras y los bomberos, para atender las emergencias de forma organizada y recibir las que sean anunciadas a la línea 123, relacionadas con inundaciones o deslizamientos de tierra.

Fuente

Centroamérica dice que sufre problemas de cambio climático creados por otros

Varios países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) dijeron hoy que las naciones desarrolladas tienen una "deuda ecológica" con esa región del mundo que padece los efectos de un cambio climático que no generó.

El ministro de Medio Ambiente de Guatemala, Luis Ferraté, indicó en una conferencia de prensa, en el marco de la XVI Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP16), que el cambio climático fue generado por los países industrializados y no lo países en desarrollo.

Los países centroamericanos, unos de los más vulnerables ante los efectos del cambio climático según los expertos, han puesto en marcha medidas con las cuales podrán "salir de un problema que no generamos nosotros sino los países industrializados, los cuales ahora no quieren hablar ni siquiera de aspectos vinculantes", dijo el funcionario.

Hemos invertido billones de dólares de nuestros propios impuestos en adaptación y mitigación, indicó, y los países del SICA no han producido ni siquiera tres milésimas de los gases de efecto invernadero, si bien son de los más vulnerables del planeta.

"Es injusto bajo el punto de vista ambiental y climático, hay una deuda ecológica que tiene los países industrializados con nosotros", puntualizó.

Ferraté señaló, sin embargo, que se puede llegar a consensos en la COP16 que remedien esta situación, si hay voluntad, inteligencia, solidaridad y reciprocidad.

Fuente

El cambio climático

Can Cún ha sido testigo en estos días de un evento importantísimo, la COP-16, que es la conferencia que sobre el cambio climático se efectúa, y de la que deben resultar directrices importantes para todo el mundo.

El tema no es internacional o nacional, es un tema de todos, y todos debemos tomar acciones.

Cuando se habla de estos menesteres, surgen dudas e inquietudes. Tamaulipas es un estado con un alto compromiso en el tema, dada su condición de generador de riquezas petroleras, industriales y demás.

Pero el cambio climático es cosa de todos, y ha sido, si lo vemos desde otra óptica, culpa de todos.

Recordamos cuando la ciudad de México estaba considerada como la región más transparente del mundo; hoy, la gran urbe, esa bella metrópoli está en un grave problema a grado tal que se ha tenido que instrumentar hace ya años el programa “Hoy no circula”, con objeto de reducir las emisiones de automóviles que, en miles, se han multiplicado… y contaminado.

Recordamos también la Victoria en la que podíamos transitar por la calle Hidalgo, y que no había el flujo vehicular de hoy en día, y una serie de acontecimientos que nos han llevado a esta crisis mundial. La basura, la contaminación de los mantos acuíferos y demás nos obligan a pensar muy seriamente en ejecutar acciones de cambio, pero que deben ser asumidas por todos.

No estamos de acuerdo con Cristina Figueres, de la oficina del cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas –ONU- en el sentido de que declaró que nadie saldrá completamente feliz de los acuerdos emanados de la COP-16, ya que para ella, la definición de acuerdo significa que nadie está contento con el resultado, que es una situación en la que nadie, absolutamente nadie, sale feliz, aunque tampoco infeliz.

Suponemos que los acuerdos se toman para que todos estén conformes. Vemos, por ejemplo, en el Congreso cuando hay voces del PRI, PAN y PRD, así como los partidos pequeños, y que cada uno tiene una visión y postura sobre un tema determinado. Luego de discusiones, debates y propuestas, se establece un documento producto del consenso, es decir, que todos lo avalan, aunque algunos piensen que es un poco ventajoso para otras partes participantes.

Es natural, cuando no se hace lo que uno desea, que haya un poco de inconformidad, pero cuando se lleva precisamente al acuerdo es porque ya todos lo aceptaron.

Dice la Real Academia Española que acuerdo, entre otras definiciones, es la “resolución premeditada de una sola persona o de varias”, es decir, que todos han aceptado la determinación.

La funcionaria de la ONU asume que la COP-16 es un proceso multilateral donde cada país llega con su posición nacional, y en la misma debe haber flexibilidad para llegar a áreas de común acuerdo entre todos, que conjugue los intereses de largo plazo de los países.

En este sentido, habrá que estar muy pendientes de las sugerencias de los participantes, y como tamaulipecos, propiciar que haya mejor respuesta de la ciudadanía, servidores públicos, políticos, grupos sociales y privados, así como oficiales, ya que la contaminación y esos temas son responsabilidad de todos, así como también, las consecuencias que hay por omitir medidas adecuadas serán críticas, padecidas por todos.

Los problemas que propician el cambio climático no miden simpatías políticas o religiosas: afectan a todos por igual, de forma tal que todos, absolutamente todos, tenemos que enfrentar el reto.

¿Qué se debe hacer? Mil acciones en las que todos habremos de participar, y colaborar con las autoridades de todos los niveles, a fin de no tener los problemas graves que suponen los expertos que padeceremos dentro de un par de décadas, lo que nos lleva a vislumbrar que la catástrofe está prácticamente a la vuelta de la esquina.

Plantas de tratamiento de basura y agua, reforestación, menor consumo de energéticos y energía son solamente algunas de las acciones que debemos tomar.

En este sentido, se aplaude, por ejemplo, la construcción del parque eólico Los Vergeles que ha impulsado el gobernador tamaulipeco Eugenio Hernández Flores, ya que tendremos menos posibilidades de contaminar.

Esta es una sola de las muchas acciones que hemos de tomar, sin embargo, hemos de insistir mucho en la participación de todos, ya que finalmente, esto es un problema, como dijimos antes, de todos, y que si no lo enfrentamos a tiempo aún, será culpa de todos, pero las consecuencias serán de todos.

En base a lo anterior, sugerimos a quien esté consciente del daño que se puede hacer –más aún- al planeta, que se una a algún grupo o que, en forma individual, luchemos para evitar las consecuencias que pueden resultar fulminantes para el planeta que tanto amamos, y en el que vivimos.

Fuente

Afectados por tornado piden ayuda

Cientos de pobladores de la comunidad de Agua de Castilla, del municipio potosino de Porco, pidieron ayer ayuda a las autoridades para reconstruir sus casas que fueron afectadas el viernes por un tornado.

“No hay luz, existe gente que no tiene un techo donde cobijarse y urge cuantificar los daños para solicitar ayuda inmediata a las autoridades departamentales”, dijo el alcalde de Porco a la radio Kollasuyo.

Las autoridades no confirmaron el número de casas que fueron afectadas por el tornado, pero descartaron que fenómeno haya causado víctimas fatales.

Sólo una menor de ocho años sufrió una lesión en la cabeza, mientras que las calaminas de decenas de casas están esparcidas por todas partes y varios muros tienden a desplomarse.

La gente intenta recoger los materiales, principalmente calaminas que se esparcieron por todo lado. El tornado afectó también la infraestructura del hospital, del colegio y otras entidades públicas, además de los postes de luz.

El fenómeno natural se presentó alrededor de las 15:30 del viernes.

Agua de Castilla es una población ubicada en el municipio de Porco, a unos 45 kilómetros al sudoeste de la capital potosina.

Fuente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido