18 mar. 2011

Paraguay afectado en comercio con Japón tras desastres naturales

Asunción, - Paraguay puede perder más de 16 millones de dólares por la suspensión de exportaciones de sésamo a Japón tras el terremoto y tsunami de días atrás y la devaluación del dólar en el mercado local.

El presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Sésamo (ajonjolí), Mauricio Stadecker, manifestó hoy a reporteros que el mercado nipón adquiere el 70 por ciento de la producción de la semilla cosechada en este país.

Explicó que se resiente el cese de las exportaciones porque las autoridades japonesas pagan un precio diferencial para asegurar el producto, considerado el de mejor calidad en el mercado internacional.

Stadecker señaló que al detenerse las ventas con los asiáticos obliga a comercializar el sésamo a precios del mercado mundial, unos 200 dólares por debajo del pago nipón.

El funcionario atribuyó también las pérdidas a la baja cotización de la moneda norteamericana en el mercado local que en escasos días pasó de cuatro mil 535 guaraníes por cada dólar a cuatro mil 200.

Los productores de sésamo en el país ascienden a 40 mil y se cultivan para la presente cosecha unas cien mil hectáreas, publicó el diario Última Hora.

Paraguay exportó a Japón el pasado año unos 42 millones de dólares en productos diversos como maderas acerradas, hongos disecados, jabones, azúcar, peces vivos ornamentales, mate cocido y té adelgazante, entre otros.

Fuente

España testará si sus centrales soportarían desastres naturales

MADRID. Obama mantiene su apuesta por la energía nuclear pese al recelo mundial

La amenaza nuclear por la crítica situación de la central japonesa de Fukushima ha disparado las revisiones de la seguridad en las plantas atómicas a lo largo de todo el mundo y ha llevado a algunos países a paralizar sus planes. Los últimos en sumarse a estos anuncios fueron ayer China, España y Bélgica, que someterán a un exhaustivo análisis la seguridad de sus centrales.

En el caso español, el Gobierno ha decidido verificar la fortaleza de sus plantas ante terremotos e inundaciones. Así lo anunció ayer en el Congreso el ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien explicó que su departamento ha encargado una revisión completa de los ocho reactores operativos en el Estado, así como informes complementarios sobre los riesgos sísmicos y de inundaciones a los que puedan estar sometidos. La revisión comenzará por la central de Cofrentes, cuya vida útil se prorrogó diez años el día antes del accidente nuclear en la central de Fukushima, que posee el mismo tipo de reactor que la planta valenciana: de agua en ebullición.

El anuncio del ministro se produjo en respuesta a una pregunta del diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien comparó la actitud del Gobierno ante la crisis nuclear con la que tuvo ante la recesión económica: "Cruzarse de brazos", "minimizar" la gravedad y, finalmente, "no hacer nada en el momento oportuno".

También en el Parlamento, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, abogó por reforzar al máximo la seguridad de las centrales, aunque evitó ir más allá y se limitó a reiterar que el debate nuclear en España debe plantearse "en términos de racionalidad, no ideológicos". Según Zapatero, la fecha de cierre de la central de Garoña, previsto para 2013, es "razonable" tras 42 años de funcionamiento.

La Asociación de Municipios Afectados por Centrales Nucleares (AMAC) reclamó mejores planes de emergencia para las plantas y que la seguridad de los reactores se verifique en base a criterios profesionales, no políticos. Mientras Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, una de las compañías propietaria de centrales en el Estado, volvió a insistir en las "bondades" de la energía nuclear, los grupos ecologistas insistieron en "los peligros" de este tipo de generación.

Aprovechando que la Comisión de Industria del Congreso aprobó el martes el Proyecto de Ley sobre responsabilidad civil por daños nucleares, que establece un régimen de responsabilidad limitada para los titulares de las centrales de 1.200 millones de euros, Greenpeace exigió al Parlamento que la responsabilidad civil sea "ilimitada" en caso de accidente. Tanto esta organización como otros colectivos sociales y ecologistas han convocado para hoy movilizaciones en 20 ciudades para pedir al Gobierno español que cierre de inmediato la central de Garoña.

OBAMA DEFIENDE LO NUCLEAR Pese a la preocupación ante los daños de la central de Fukushima, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió el uso de energía nuclear en su país. Obama aseguró que "nada es completamente seguro y nada es completamente peligroso" en lo que se refiere a fuentes de energía, y mencionó el derrame de petróleo en el golfo de México el año pasado, el peor desastre ecológico en la historia del país. Subrayó que "las centrales nucleares estadounidenses se diseñaron para resistir todo tipo de desastres naturales", aunque indicó que "debemos examinar cómo podemos mejorar la seguridad y el funcionamiento de las plantas".

Fuente

Cambio climático en Egipto y Sudán: una realidad evidente

La protección ambiental y la reducción de la pobreza no deben ser tratadas de forma separada por los gobiernos sino, por el contrario, deben lograrse a través de políticas socioambientales que no perjudiquen el derecho de los pueblos a satisfacer sus necesidades básicas en armonía con el entorno. En esta problemática entran en disyuntiva países industrializados y países subdesarrollados. El continente africano en su totalidad, y en particular el norte, es victima del cambio climático que está produciéndose en la actualidad.

La Cumbre Internacional sobre el clima efectuada en Ghana el pasado año trató íntegramente esta problemática en cuestión; exhortando a los países capitalistas a tomar medidas de acuerdo con el Protocolo de Kyoto para disminuir considerablemente sus emisiones de carbono a la atmósfera.

Grandes potencias se resisten a seguir con este programa, causando estragos al medio ambiente; los cuales repercuten radicalmente en los llamados países del tercer mundo debido a que poseen las siguientes características:

La población en la mayoría de estos países subsiste del rendimiento agrícola interno; de arruinarse éste los gobiernos deben aumentar las importaciones para cubrir las necesidades alimentarías de la población.

Los recursos naturales son la principal fuente de riqueza de estos países, y su explotación desmedida podría perjudicar notablemente el estatus social interno. Los países subdesarrollados en su mayoría se encuentran geográficamente en una zona donde los extremos climáticos inciden notablemente en todas las actividades sociales y económicas.

En el continente africano los casos específicos de Egipto y Sudán reflejan una realidad medioambiental interrelacionada con la política actual de estos países; A la par de las crisis mundiales existentes que tienen efectos a corto y largo plazo sobre la situación medioambiental.

Las lluvias torrenciales y las inundaciones del año 2004 en el Sahara pudieron haber sido una muestra de lo que sucederá en un futuro debido al conocido efecto invernadero. Según el informe de desarrollo humano del PNUD se pronostica que para el año 2040 la temperatura ascienda a unos 3 grados, lo cual traería aparejado inundaciones costeras debido a los deshielos que provocarían el aumento del nivel del mar Mediterráneo en algunas partes del litoral norte de África; causando así desplazamientos poblacionales y la desaparición de ciudades y terrenos fértiles como el Valle del Nilo. Otra de las fuertes implicaciones seria, la rápida evaporación de las reservas de agua de lluvia en la zona.

A pesar de que existen dos puntos de vista científicos diferentes sobre las consecuencias que traería aparejado el cambio climático, cualquiera de los dos extremos conllevaría variaciones en la forma de vida de poblaciones enteras. Se incrementaría por tanto la presión migratoria y los conflictos en los países de tránsito y de acogida de inmigrantes como Egipto; al igual que en los países emisores como Sudán.

Estos dos países al igual que otros de África poseen un bajo nivel de producción o una agricultura de subsistencia. Por lo que debido a los reducidos rendimientos agrícolas, los gobiernos han tenido que aumentar la importación de alimentos, a pesar del alza de sus precios en el mercado mundial. Esta causa efecto es como un círculo vicioso que convierte el principio en fin, pues algunas de las causas principales del alza de los precios son:

1) La creciente producción de biocombustibles.

2) Las condiciones climáticas adversas.

3) La creciente escasez de tierra cultivable y de agua para la irrigación.

La alta demanda de productos agrícolas en los últimos 5 años. Como resultado de esta fuerte demanda, la oferta que ofrecen los mercados internos de estos países es insuficiente debido a la calidad de los suelos, a los antiguos sistemas de tenencia de tierras, al empleo de técnicas productivas obsoletas y a los efectos del cambio climático. Por lo que una creciente cantidad de personas no pueden adquirir los alimentos básicos a tan altos precios; produciéndose el incremento de los males sociales como el hambre, la desnutrición, el descenso del rendimiento laboral y el desempleo.

La FAO ha advertido que la agricultura en el norte de África sufrirá pérdidas a causa de las altas temperaturas, la sequía, las inundaciones y la degradación del suelo, amenazando la seguridad alimentaria de diversos países. Pero los gobiernos africanos como el egipcio y el sudanés no van a poder revertir a corto plazo los efectos negativos del cambio climático; por lo que se podría generar un clima de tensión sociopolítica. El argumento económico para la adopción de medidas urgentes ha incidido en la realidad; Egipto en el 2008 comenzó a aplicar una nueva técnica de cultivo con el objetivo de hacer productivas las arenas del desierto. Pero la técnica de vergel puede traer aparejado otras implicaciones en el medio ambiente como el uso irracional del agua afectando a otros países que se abastecen de las aguas del río Nilo. Incrementándose la competencia por el agua en dichas regiones y el riesgo de conflictos.

Egipto y Sudán contienen en su mayoría áreas que se caracterizan por la escasez de agua. Solo el 10% del territorio egipcio es cultivable y en Sudán se está dando el fenómeno de desertificación debido al avance desmedido del desierto y a la existencia cada vez mayor de tierras áridas. Los cambios en el régimen de lluvias afectarán a los cultivos, en particular al arroz, y el rendimiento del maíz podría descender considerablemente. Por esta y otras muchas razones el agua es considerada como un elemento indispensable para el desarrollo sostenible de estos países.

El río Nilo es la principal fuente de abastecimientos de estos dos países, su volumen alcanza 69,7 mil millones de metros cúbicos que cubre las necesidades actuales de Egipto. Provee el 85% del agua requerida al sistema de irrigación agrícola que, consume el 85% del total de los recursos hidráulicos del país. La presa de Aswan que posee una capacidad de 130.000 millones de m³, ha generado el enorme lago Nasser; el cual se interna unos 170 km en el interior del Sudán. Del total anterior, 30 000 millones de m³ se destinan a regadío y otro tanto para contener las crecidas del Nilo. Por otra parte, el agua subterránea representa un recurso importante del agua potable ya que es la fuente única de agua en los desiertos que representan un 95% de la superficie total del país. Egipto cuenta con un clima seco, de raras lluvias, cuya cantidad oscila entre 20 y 150 mm anuales sobre la costa noroeste; disminuyendo gradualmente en las otras regiones.

El Convenio del Agua del Nilo entre Egipto y Sudán ratificado en 1959, estipula que Egipto alcanza su cuota de agua evaluada en 55,5 mil millones de m³. Este tratado tiene como idea central el máximo aprovechamiento del agua al sur y la fundación de proyectos para almacenarla en la cuenca del Nilo en Sudán en los pantanos de Bahr Al Ghazal, Bahr Az-Zaraf, el río Sobat y la cuenca del Río Blanco. De esta manera, el interés neto y los gastos de estos proyectos se dividen entre ambos países para la expansión agrícola al servicio de sus pueblos. Pero debido a las nuevas condiciones climáticas proyectos como este van a tener que ser sometidos a revisión para lograr una mayor efectividad frente a los nuevos retos. Egipto cree en la cooperación entre los países de la cuenca como único camino para proteger el ambiente del río y conseguir el desarrollo continuo y sostenible que conduce a un proceso económico.

La desertificación, por su parte, afecta un 25% de los territorios sudaneses, mientras que los terrenos desbastados y la poca infraestructura pueden implicar desastres naturales de mayor magnitud. La deforestación parece ocurrir a una tasa del 1% anual, lo que plantea problemas importantes ya a mediano plazo. En todos estos contextos aparece un nuevo concepto: el de refugiado ecológico, debido a que la desertificación como la deforestación van a ocasionar problemas de abastecimiento a miles o millones de personas. En su medio siglo de independencia, Sudán, el país más grande de África, ha estado plagado de conflictos, enraizados en la dominación política, social y militar del país por una pequeña élite en el norte. La guerra civil ha afectado a la totalidad de los diez estados del sur, a los tres estados de Darfur, Kordofan del sur y el estado de Kassala en el este. Pero más allá de estas causas, la paz y los medios de vida en este país están directamente vinculados a los desafíos del entorno.

La desertificación ha añadido una presión significativa a las vidas de sociedades pastorales, obligándolas a desplazarse al sur para encontrar recursos. Por lo que el conflicto, por su parte, se está cobrando su precio con el medio ambiente, en una campaña sobre una tierra arrasada donde las milicias actúan en un área muy amplia, provocando no solo la muerte de civiles, sino la desertización de enormes zonas de bosques, obligando a la población a huir en busca de protección, comida y agua. En los campos de refugiados del actual conflicto se ha dado una tala indiscriminada de árboles para su uso como combustible, calculándose unos 10 Km de área de deforestación alrededor de los mismos según cifras del PNUMA. La ciencia climática y los escenarios futuros no parecen favorecer a países como Egipto y Sudán; el cambio climático como resultado de la acción humana envuelve a sociedades como la africana en la medición de las huellas ecológicas en un mundo desigual. La justicia social y la interdependencia ecológica deben ser puestas en práctica, con el fin de lograr la seguridad alimentaria de estos países y de aumentar la producción agrícola. En los que el financiamiento actual para esos fines es poco, tardío y fragmentado; a la par que existe un déficit de información e investigación climática.

Mientras que el mundo está determinado en detener el calentamiento global incontrolado, los posibles efectos negativos y positivos de este cambio de clima en África necesitan ser mejor investigados.

Fuente

EEUU necesita más preparación sobre salud ante cambio climático

El cambio climático traerá nuevos problemas de salud a Estados Unidos, pero los funcionarios de salud pública sólo cumplen un papel limitado en las decisiones sobre cómo lidiar con la modificación ambiental.

Un estudio del grupo de defensa sanitaria con sede en Washington Trust for America’s Health pronosticó que las temperaturas más cálidas implicarían la aparición de más enfermedades infecciosas.

En tanto, los cambios en las lluvias probablemente traerán nuevas enfermedades y desafíos de seguridad, ya sea a través de las inundaciones, tormentas, sequías o incendios forestales, añadió la entidad.

Las modificaciones en las condiciones de cultivo y rendimiento podrían incluso amenazar a las comunidades rurales con inseguridad alimentaria.

No obstante, sólo cinco estados del país -California, Maryland, New Hampshire, Virginia y Washington- tienen planes para lidiar con las consecuencia sanitarias del cambio climático, mientras que otros 28 tienen programas pero sin contenidos de salud pública y 17 no presenta estrategias para lidiar con el fenómeno ambiental, señaló el reporte.

El escrito también reveló que los funcionarios de salud pública no están teniendo un papel central en las políticas y acciones climáticas federales, incluida la agenda de investigación del Gobierno estadounidense sobre cambio climático.

Fuente

Lluvias y huaicos afectan provincias huancavelicanas

Lluvias y huaicos registrados en las últimas horas afectan diferentes localidades de las provincias de Churcampa y Acobamba, en la región de Huancavelica, informó ayer el secretario técnico regional de Defensa Civil, José Luis Hinostroza.

Explicó que las emergencias ocurrieron entre la noche del martes y esta madrugada, debido a las intensas precipitaciones, que dañaron las vías de acceso a Churcampa y las viviendas de algunas familias.

“Según la alcaldía hubo cinco huaicos en la carretera poco antes de llegar a Churcampa y se está evaluando la situación de las familias. No hay, por el momento, heridos ni fallecidos”, manifestó.

Dijo que el gobierno regional enviará un primer lote de ayuda consistente en 500 galones de petróleo para las maquinarias a cargo de la limpieza, así como carpas, frazadas, camas, picos, lampas, baldes y depósitos para agua. Destacó, además, que destinarán alimento para 300 familias tras coordinaciones realizadas con el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa).

Puentes dañados

El funcionario agregó que, de acuerdo a información preliminar, cuatro puentes habrían caído en el distrito de Paucará, en Acobamba, debido a las malas condiciones climatológicas. Igualmente, aseguró que quedaron aislados tres distritos de la provincia de Huaytará al caer diversos huaycos que bloquearon la carretera que une a Querco, Kirahuará y Córdova. Las autoridades locales piden que se declare en emergencia toda la provincia, ya que los daños también abarcan la muerte de 200 ganados vacunos y varias casas afectadas.

Persistentes lluvias son las causantes de esta crítica situación que atraviesan pobladores del lugar.

Asimismo, autoridades del distrito de Izcuchaca, provincia de Huancavelica, informaron con frecuencia caen huaycos de regular magnitud que bloquean las carreteras en Huancavelica – Huancayo e Izcuchaca – Mariscal Cáceres - Ayacucho por varias horas.

Fuente

Alerta por inundación marítima en Fukushima

La Agencia Japonesa de Meteorología señaló que el sismo hundió las costas del norte, donde se encuentra la central. Desde el viernes, el riesgo de anegamientos es "mucho más grande que antes del terremoto"

JAM - Agencia Japonesa de Meteorología

En un comunicado emitido este jueves en su página web, el organismo afirma que el suelo de la zona directamente afectada por la tragedia está "mucho más hundido" que antes del hecho.

"A partir de ahora, será necesario poner especial atención en el nivel de las mareas y prepararse para inundaciones en estas regiones, especialmente durante las mareas de primavera, cuando el nivel de las aguas se eleva por encima de lo normal", previene el documento.

La Agencia alertará a la región cuyo nivel sea más profundo utilizando un sistema de avisos de tormenta en Internet, y las primeras fechas en las que aconseja tener especial cuidado van desde el 18 al 26 de marzo -esto es, a partir del viernes y por ocho días-, del 1º al 11 de abril y entre el 16 y el 24 de ese mismo mes.

Fuente

Santiago del Estero atraviesa la peor inundación de los últimos 30 años


Las lluvias torrenciales provocaron desbordes en los ríos Salados y Dulce. Hay miles de personas afectadas. El ministro de Salud ndicó que la situación “está controlada” y se están llevando alimentos y remedios.

Los desbordes de los ríos Salado y Dulce en Santiago del Estero han dejado más de 8 mil personas afectadas, mientras que 11 escuelas han tenido que cerrar sus puertas. Se trata de la peor crecida de los últimos 30 años ocasionada por las lluvias torrenciales que azotan esa zona del país desde hace varias semanas.

En los departamentos Alberdi, Jiménez, Pellegrini, Copo, Figueroa, Sarmiento, Juan Felipe Ibarra y Avellaneda, cientos de personas permanecen aisladas por kilómetros de agua desbordada del Salado, que avanzó sobre los caminos.

El Dulce inundó a decenas de comunidades de la zona de bañados de los departamentos Mitre, Aguirre y Salavina, donde la gente optó por buscar lugares más altos, para instalarse con sus animales, a esperar que el agua les devuelva sus hogares.

El ministro de Salud, Juan Manzur, aseguró que "está controlada" la situación sanitaria en la provincia, tras sobrevolar en helicóptero las zonas inundadas por los desbordes de los ríos Dulce y Salado.

"La cobertura y el despliegue sanitario que se está realizando es muy importante", manifestó el funcionario, quien recorrió la zona junto al gobernador Gerardo Zamora.

Manzur destacó que "se está llegando absolutamente a todas las familias y, en ese contexto, se están evaluando y completando los esquemas de vacunación, se están proveyendo medicamentos y alimentos, y se trabaja para prevenir cualquier otra situación".

El ministro explicó en un comunicado difundido por la cartera sanitaria que una de las situaciones "más complejas y críticas tiene que ver con los animales ponzoñosos" y citó entre ellos las arañas y las víboras.

"Ya está en la provincia la prevención: hay sueros, antiofídicos y antiarácnidos", aseguró el funcionario, quien también visitó dependencias dispuestas para que los alumnos puedan tomar clases en la localidad de Santos Lugares.

El ministro afirmó que los chicos han vuelto a clases en una escuela improvisada. “Hay que destacar la vocación intacta de los maestros y del gobierno provincial para que los alumnos no pierdan los días de estudio", precisó el funcionario.

El gobernador de Santiago del Estero, en tanto, manifestó que la situación por el desborde de los ríos "es más grave que la del año pasado" y dijo que espera "solucionar esto de manera definitiva en un futuro no muy lejano, con las obras infraestructura que se están haciendo".

"Este es un tema bastante problemático, pero estamos trabajando de manera conjunta con la Nación, y con el área de dengue y de vectores", explicó el mandatario provincial, y sostuvo que el objetivo es "solucionar el tema de los evacuados y de muchas poblaciones aisladas, a las que hay que llegar en bote".

El gobernador se mostró "preocupado" por la caída de lluvias y manifestó que "dificultan las tareas y lo que se está haciendo en términos de asistencia".

El martes, la subsecretaria de Educación de la provincia, Mariela Nassif, anunció que los alumnos de las zonas inundadas que no pueden concurrir a clases recibirán cartillas educativas y podrán seguir por radio las enseñanzas planificadas para el nivel primario, para no perder el ciclo lectivo 2011.

La funcionaria dijo en esa oportunidad que el sistema se implementará en once escuelas rurales afectadas por las inundaciones, de las cuales una quedó anegada.

Fuente

¿Que diferencia existe entre un tornado y un huracán?

Tanto el Tornado como el huracán son expresiones furiosas de la fuerza del viento; pero si ambos son igualmente destructores, actúan en muy distinta forma sobre el área que recorren en su marcha.

El tornado adopta una forma visible, como de un gigantesco embudo en vertiginoso y ondulante movimiento, cuya tremenda fuerza aspirante arranca de cuajo árboles y casas, y arrastra personas y animales, que eleva a centenares de metros.

El polvo aspirado por el remolino gigantesco, también llamado tromba, le da esa tonalidad oscura que permite verlo aproximarse y seguir su destructora trayectoria. El tornado corre a una velocidad que puede llegar a más de 500 kilómetros por hora; deja a su paso una faja de ruinas y de muerte de unos 400 metros de anchura.

El huracán, en cambio, es un ciclón en cuyo transcurso el viento se precipita a una velocidad de 120 a 180 kilómetros por hora, y durante cuyo avance puede cubrir un frente de 700 a 800 kilómetros; en la extensión afectada es frecuente la destrucción de viviendas, sembradíos y arbolados.

En las regiones costeras, el mar es precipitado por el huracán contra la costa, con los daños consiguientes para escolleras, murallones, embarcaciones, y a veces también para las casas de las cercanías. (Tornados y huracanes).

Fuente

17 mar. 2011

Al menos 15 muertos por las inundaciones y los aludes al este y sur de Filipinas

Manila.- Alrededor de 3.200 personas han sido evacuadas por las fuertes lluvias, indicaron fuentes oficiales

Al menos 15 personas fallecieron en Filipinas por los corrimientos de tierra y las riadas provocadas por las fuertes lluvias ocurridas en los dos últimos días al este y al sur del país, indicaron hoy fuentes oficiales.

Un matrimonio y sus cinco hijos de entre 4 y 17 años fallecieron en las afueras de Tacloban, en la isla de Leyte, después de que un alud de tierra sepultara su casa la pasada madrugada mientras dormían, según señaló el alcalde de la localidad, Alfred Romualdez.

El edil explicó que la avalancha de barro y rocas provocada por las lluvias fuera de temporada desplazó la casa unos 10 metros antes de enterrarla por completo.

Las autoridades indicaron que las riadas también causaron la muerte a otras cinco personas en otra aldea cercana y otras tres personas sin identificar en otras partes de la isla de Leyte, una de las más empobrecidas de Filipinas.

El difícil acceso a las zonas más afectadas está dificultando las labores de los equipos de rescate desplegados por el Gobierno local al sur de Leyte.

Alrededor de 3.200 personas han sido evacuadas por las fuertes lluvias, que también han afectado a las islas de Bohol, Samar y Mindanao, al sur del país, donde también se produjo ayer un tornado.

Fuente

Decenas de crías de alpacas fallecieron por intensas lluvias y nevadas

Aniseto Mullisaca Mamani, denunció que producto de las últimas lluvias y nevadas que se presentaron en la zona alta del distrito de Putina se registraron la muerte de crías de alpacas durante el último fin de semana.

El comunero y habitante de la comunidad de Chijos, contó que las intensas nevadas generaron un cuadro de neumonía entre las crías de alpacas, cuyas edades oscilaban entre los 10 días y más de un mes de nacidas, el cual viene perjudicando económicamente a los ganaderos.

“En mi cabaña han muerto 12 crías, en Chijos existen al menos 40 cabañas y en todas se han presentado similar caso, entonces hablaríamos de al menos 200 a más crías que fallecieron”, refirió mostrando los cuerpos de las crías de alpacas muertas.

El otro mal que afecta a las crías, la describió como interotoxemia, la misma que provoca la inflamación del estómago de las alpacas recién nacidas, donde inmediatamente tienen problemas de respiración hasta conducirlas a la muerte. La comunidad de Chijos está ubicada a más de 4, 880 metros sobre el nivel del mar.

Fuente

Desastre en Japón causará limitado impacto en PIB: Banco Mundial

Ciertamente es un gran impacto sobre la economía japonesa. Van a tener algunas pérdidas en su PIB, pero de acuerdo a nuestras estimaciones podría no ser tan extenso. Y además, con la reconstrucción, podrían incrementar su tasa de crecimiento después de seis meses.

Johannesburgo.- Es poco probable que el impacto de los recientes desastres naturales y la consecuente crisis nuclear tengan un efecto prolongado en la economía de Japón, dijo Justin Lin, economista jefe del Banco Mundial.

Lin sostuvo a periodistas en la Universidad de Johannesburgo que, con la reconstrucción, Japón podría acelerar su tasa de crecimiento después de seis meses.

"Ciertamente es un gran impacto sobre la economía japonesa", comentó. "Van a tener algunas pérdidas en su PIB, pero de acuerdo a nuestras estimaciones podría no ser tan extenso. Y además, con la reconstrucción, podrían incrementar su tasa de crecimiento después de seis meses", agregó.

Expertos dicen que a la tercera mayor economía mundial le tomará al menos cinco años para reconstruir sus regiones afectadas por el terremoto y el tsunami mientras equilibra la necesidad de reconstruir casas, carreteras y plantas de energía con los planes de infraestructura a prueba de desastres.

Temores a que el desastre de Japón genere una desaceleración en la economía global llevó a los inversores a salir de los activos de riesgo en los últimos días.

Pero dichos temores se suavizaron el miércoles ya que el índice referencial de acciones japonés Nikkei 255 subió alrededor de 6 por ciento tras dos días de fuertes declives.

"Para la economía global (...) creo que este es un impacto de una sola vez y en general no tendrá un impacto de largo plazo", dijo Lin.

Fuente

Desastre Nuclear: lo que preocupa al ciudadano común

Los ojos de la comunidad internacional están dirigidos a Japón. El pueblo nipón lucha contra el tiempo en su intento de evitar un desastre nuclear en su territorio. El peligro de radiación ha sido una amenaza constante después de que las plantas nucleares colapsaran a consecuencia de los desastres naturales que azotaron Japón.

Lo más cercano que recuerdan las últimas generaciones es el desastre nuclear ocurrido en Chernóbil en Rusia. En opinión de Iouli Andreleev, un experto en el tema, Chernóbil mereció mayor cobertura y no descarta la posibilidad de que poderosas corporaciones movieran influencias para maquillar el tema y así proteger intereses de inversionistas en la industria de energía atómica.

Lo cierto es que lo acontecido actualmente en Japón despierta un interés en el ciudadano común por conocer más acerca del tema. Con el incremento de la población mundial, las naciones buscan la manera de poder cubrir las demandas generadas por sus ciudadanos. Los países desarrollados han optado por programas de centrales nucleares como una fuente de abastecer energía en diferentes áreas como eléctrica, mecánica y térmica.

El caso particular de Japón es que el territorio es limitado por tanto deben aprovechar cada metro cuadrado de su geografía. Cualquier indicio de negligencia es descartado, pues los estándares de seguridad son altamente respetados en este país. Lamentablemente los desastres naturales provocaron que las estaciones nucleares rebasaran sus niveles y hoy enfrentan las consecuencias de la radiación. Igual preocupa la repercusión que tendrá en el medio ambiente que ya bastante deterioro ha sufrido en las últimas décadas.

La OMS descartó cualquier posibilidad de que efectos alcancen el continente americano ya que de por medio hay un gran océano. La repercusión inmediata sería en 30 kilómetros a la redonda en la localidad de Fukushima. Como primera medida se ordenó la evacuación de la población. De otro lado las agencias de salud en California han reportado un interés de la población por la adquisición de píldoras anti radiación. La directora de salud Kathryn Higan declaró que no existe un antídoto contra la radiación nuclear, lo que se oferta en la farmacia son cápsulas de Yoduro de Potasio, que es la medicina que se ingiere para proteger a la glándula tiroides de iodos radiactivos.

No es momento de buscar héroes o villanos, la prioridad ahora es la población nipona, una nación que por tradición alimenta una cultura de disciplina, constancia y sabiduría. Cualquier tipo de ayuda sirve, desde el envío de víveres y dinero hasta las oraciones y la solidaridad con este gran país. El ciudadano de a pie debe estar a la expectativa, informarse del tema y mantener la calma. Debemos rescatar lo positivo de esta lección, quizás sea una señal a las industrias de dirigir sus esfuerzos a fuentes de energía naturales como el caso de la energía solar y eólica.

Fuente

Debatirán en México estrategias para reducir los desastres naturales

México, - Cerca de 300 expertos de más de 30 países y territorios de la región se reúnen hoy en Nuevo Vallarta, estado mexicano de Nayarit, para analizar temas relacionados con la reducción del riesgo de desastres.

Alcaldes, representantes de organismos internacionales, de la sociedad civil y de los sectores privado, académico y científico, buscarán mecanismos para fortalecer la protección civil a través de la cooperación internacional.

Esta segunda sesión de trabajo de la Plataforma Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas, representa una oportunidad para que México comparta con los países del continente su experiencia en este ámbito.

De acuerdo con fuentes oficiales, el foro constituye el único espacio de diálogo y reflexión que cada dos años reúne a especialistas para discutir los avances a nivel regional en la aplicación de estándares internacionales en la reducción de desastres naturales.

La cita, organizada en el marco de la cooperación de México con la Oficina de las Naciones Unidas que atiende estos asuntos y la Organización de Estados Americanos, también evaluará tendencias e iniciativas en materia de protección civil.

Según Laura Gurza Jaidar, Coordinadora General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, México es altamente vulnerable a los efectos de las catástrofes naturales, por lo cual cuenta con un sistema nacional de alerta que se verá fortalecido con las recomendaciones de esta reunión.

Entre los temas a debate sobresalen la relación entre las medidas para reducir el riesgo de los desastres naturales y la adaptación al cambio climático, las inversiones para prevenir y atender estos fenómenos y la protección de las infraestructuras escolares y hospitalarias.

Asimismo se pasará revista al adecuado funcionamiento de los sistemas de alerta temprana, la participación de los gobiernos locales en esta materia, así como los avances en la región con respecto a la aplicación del Marco de Acción de Hyogo 2005-2015.

Este documento fue endosado por 168 estados miembros de la Organización de Naciones Unidas, a la luz de las amenazas naturales registradas en los últimos años, como lo fue el tsunami de Sumatra en el Océano Índico en 2004.

Fuente

16 mar. 2011

Puertos sepultados bajo el barro y más temblores sacuden a Japón

El puerto pesquero de Minamisanriku, situado a 80 kilómetros del epicentro del terremoto ocurrido el viernes pasado, quedó sepultado bajo el barro y los escombros. Y el histórico puerto pesquero japonés de Hokadate también sufrió importantes destrozos.

La ciudad de Minamisanriku, ubicada a unos 500 kilómetros de Tokio, en la prefectura de Miyagi, fue barrida por olas de 10 metros de altura que se formaron como resultado del terremoto de 8,9 grados que sacudió al país.

En Hakodate, olas de dos metros de altura destrozaron y arrastraron cajas y contenedores de pescado hacia las calles, y miles de residentes abandonaron asustados la costa ante el temor de que se produjera otro aluvión de agua y barro que barriera el puerto del sur de la Isla Hokkaido, informó la agencia AFP.

En Minamisanriku, se cortaron las redes de comunicación y varios caminos hacia el noreste permanecen intransitables. En consecuencia, no hay mucha información sobre el puerto pesquero, según TodayOnline.

Sólo quedan en pie unos pocos edificios, y en los barrios ahora prevalecen restos de metales retorcidos, construcciones de madera destruidas y automóviles chocados.

Para empeorar la situación, las últimas noticias difundidas por las agencias japonesas de monitoreo indican que el lunes, una réplica de 6,2 grados sacudió una zona costera a 140 kilómetros (87 millas) al noreste de Tokio,

El temblor movió los edificios de Tokio, pero las autoridades no emitieron alerta de tsunami. El Servicio de Geología de Estados Unidos informó que el terremoto se originó a una profundidad de 18 kilómetros.

El Gobierno había recomendado a la población que no asista a las escuelas ni a sus trabajos por la interrupción de los medios de transporte y los cortes de energía. Por lo tanto, este último temblor sorprendió a la mayoría de la gente en sus casas.

El domingo, otra réplica se sintió en Tokio. Fue también de una magnitud de 6,2 grados, y ocurrió a una distancia de aproximadamente 179 kilómetros.

Desde el inicio de catástrofe, el viernes, se informó que toda la línea costera que se extiende entre los puertos de Aomoriu y Chosi sufrió daños severos.

Muchos barcos pesqueros, plantas procesadoras y granjas acuícolas desaparecieron o sufrieron daños graves y la flota pesquera canceló las operaciones en el Norte, por el alerta de posibles tsunamis.

La mayoría de los barcos de las áreas en las que el tsunami provocó los mayores daños –los puertos de Hachinohe, Rikuzen-Takada, Kesennuma, Ofunato, Ishinomaki, Siogama, Shitigahama y Onahama- no podrán operar durante varias semanas debido a la falta de tripulación y de suministros. Se espera que la mayoría de los puertos permanezcan paralizados durante varios meses.

Mientras tanto, las embarcaciones en condiciones de operar lo harán, provisoriamente, desde otros puertos.

Fuente

"Nicaragua está preparada ante cualquier desastre natural"

Según, el Rector de la Universidad Agraria, Telémaco Talavera, los organismos del estado como, la Defensa Civil están preparados ante cualquier eventualidad.

Nicaragua está preparada para dar puesta a desastres naturales como los ocurridos en el país asiático, así lo consideró Telémaco Talavera, rector de la Universidad Agraria, UNA, en una entrevista brindada a Estudio TN8 de canal de televisión nacional.

Según, Talavera en el país existe una capacidad de repuesta inmediata por parte de los organismos del estado para actuar ante este tipo de fenómenos naturales, “que pueden suceder en cualquier momento”.

Asimismo, destacó la importancia de la organización de la población, principalmente de quienes vive en zonas costeras, para estar atentos ante un posible desastre natural.

No obstante, enfatizó que se debe fortalecer los conocimientos tecnológicos e invertir en materiales de comunicación, ya que son necesarios para mantener un mejor control de la información.

Por su parte, William Montiel, coordinador del área de Gestión de Riesgo del Centro Humboldt, manifestó que Nicaragua "tiene mucho camino por recorrer" y se debe implementar planes para estar preparados para cualquier eventualidad e informar a la población de que medidas debe tomar para evitar que se pierdan vidas humanas.

Fuente

Fidel Castro vaticina graves peligros por guerras y desastres naturales

El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, aseguró este martes que el derroche y las sociedades de consumo capitalistas están llevando al mundo a un callejón sin salida, donde el cambio climático y el costo creciente de los alimentos, conducen a miles de millones de personas hacia los peores índices de pobreza.

En su más reciente reflexión titulada “Los desastres que amenazan al mundo”, Fidel Castro señaló que actualmente se puede observar la compleja situación reinante en el planeta, plagado por guerras de conquistas, por recursos naturales y catástrofes de grandes magnitudes.

En el mundo árabe se ha desatado una ola revolucionaria por las protestas populares que comenzaron en Túnez y Egipto, ahora abarcan también a Yemen, Bahrein y Omán, y amenazan a otras naciones de la región, afirmó el Comandante.

Asimismo, indicó que existen grandes contradicciones en esa parte del mundo pues mientras el Rey Saudita apoya la guerra de la OTAN en Libia, también ayuda a invadir Bahrein para preservar el status quo en ese país.

La sangre de los pueblos árabes será derramada en beneficio de las grandes trasnacionales de Estados Unidos, mientras, los precios del petróleo alcanzarán límites no predecibles en la medida que conflictos bélicos se desaten en las áreas de mayor producción, sentenció el líder cubano.

A su vez, dijo Fidel Castro que el desastre ocurrido en Japón por la explosión de varios reactores en instalaciones nucleares, multiplicarán la resistencia de los pueblos a la proliferación de este tipo de plantas.

En su artículo, el Comandante citó distintos despachos de agencias noticiosas sobre la situación en Japón y el Oriente Medio, así como los intereses de Estados Unidos en estas naciones.

Fuente

El terremoto de Japón fue el desastre natural más retransmitido de la historia

Las noticias que llegan desde Japón tras el terremoto del pasado viernes copan las portadas de los periódicos, llenan los informativos de radio y televisión y se han colocado como los temas más comentados del momento en las redes sociales. Que la catástrofe haya ocurrido en un país con un importante desarrollo mediático y tecnológico ha sido determinante para que el terremoto se haya vivido en directo en todo el mundo.

Con la red de teléfonos casi inutilizable (tras el terremoto la mayoría de las comunicaciones quedaron cortadas y al menos cuatro millones de casas quedaron sin electricidad durante las primeras horas), el correo electrónico, las redes sociales, y otras aplicaciones se convirtieron en un medio fundamental para contactar con gente en la zona.

La red social Twitter, una vez más, ha tenido un papel clave en la difusión de imágenes e informaciones que llegaban desde Japón. Desde el país, los tuiteros grababan y subían imágenes de la catástrofe incluso fotografiando y grabando televisores en los que se estaba emitiendo la catástrofe en directo.

Un gran número de españoles residentes en Japón informan minuto a minuto desde el país, traduciendo lo que informaban en vivo las cadenas de televisión y, sobre todo, narrando sus sensaciones, contando lo que sucede en los supermercados y las cabinas telefónicas y describiendo el ambiente.

La televisiones Japonesas ofrecen una amplísima cobertura en imágenes que han permitido ver la magnitud de la tragedia desde el aire, incluso con imágenes de la entrada del tsunami en las ciudades de la costa japonesa. Pero ha sido YouTube la plataforma que ha permitido ver el terremoto a ras de suelo, tal y como se vivió. Este video recopila algunos ejemplos de cómo los usuarios captaron el momento y los subieron al popular portal de videos:

La gran cantidad de imágenes y de información que los medios japoneses han ofrecido desde el primer momento han permitido a los medios llevar a cabo un amplio trabajo de infografía y de tratamiento de imágenes. Este gráfico del New York Times y esta galería que permite comparar la situación de la costa antes y después del tsunami, como recoge Sands Media Services, son una buena muestra de ello.

NHK, la cadena pública japonesa, tiene un papel crucial. NHK no ha descuidado lo la información en directo desde el viernes y es ya la referencia mundial para la información en vivo desde Japón. BBC, CNN y Al Jazeera entre otras cadenas internacionales están retransmitiendo su señal. La cadena pública nipona es la responsable de que el mundo entero pudiera ver cómo el tsunami se llevaba por delante ciudades enteras en directo.

No es nuevo recibir fotografías e imágenes de las catástrofes naturales. Pero sí lo es recibirlas de una forma tan inmediata y con tanta calidad. La tecnología, internet y la televisión japonesa han hecho del terremoto de Japón la catástrofe natural más retransmitida de la historia.

Fuente

Mensajes del clima

Los recientes eventos naturales asociados al clima han dejado en Bolivia un saldo de 14 mil familias afectadas, 52 muertes, decenas de miles de cabezas de ganado a punto de perecer bajo el agua y miles de hectáreas de cultivos perdidas por anegación o granizadas. Las noticias son alarmantes y los medios reportan cada vez más problemas.

Lo cierto es que los fenómenos climáticos regionales —como La Niña y El Niño— acentuados por el calentamiento del planeta, están dejando a su paso cada vez más pérdidas, drama y dolor.

La gravedad del problema exige una pronta y eficiente respuesta traducida en estrategias de adaptación y mitigación al cambio climático, emergentes de políticas públicas concebidas para ello. Resulta urgente comprender la magnitud de los impactos del cambio climático a mediano y largo plazo.

Necesitamos saber qué tan vulnerables somos ante estos impactos, empezando por consensuar la adopción de conceptos pertinentes de vulnerabilidad adecuados a diferentes contextos. Ya se ha empezado a trabajar en ello, el Gobierno y diversas instituciones enfocan sus esfuerzos en la temática; pero aún falta consolidar un andamiaje mucho más sólido cuya fuerza cohesiva sea nuestra conciencia colectiva.

Mientras tanto, es urgente empezar a trabajar con los recursos y capacidades existentes de manera efectiva. Los avances logrados en esta materia y la simple lógica nos permiten afirmar que el modo más sensato de hacer frente al cambio climático es concebir estrategias creativas para enfrentar los desafíos energéticos alimentarios y productivos en armonía con el medio ambiente.

Sin necesidad de hilar muy fino, aquí van algunos ejemplos: los bosques son reguladores del ciclo hidrológico y el clima, ¿no deberíamos conservarlos y restaurarlos en vez de destruirlos? Nuestra vida depende de fuentes de agua superficiales o subterráneas, ¿no deberíamos evitar su contaminación y aprovecharlas de modo racional? En las tierras bajas nos venimos adaptando a las cíclicas inundaciones, ¿vamos a dejar que represas hidroeléctricas obstruyan el drenaje natural de nuestra Amazonia? Muchos asentamientos humanos se localizan en zonas con altos riesgos de eventos naturales forzados por el clima, ¿cuándo incluiremos el componente climático en los planes de ordenamiento territorial y haremos uso de éstos?

El mensaje que nos da el clima está implícito: ¡Necesitamos reaccionar, valorar y cuidar nuestro patrimonio natural con más ímpetu y voluntad que nunca! Es un paso inicial que debemos dar antes que llegue el río y se lleve las buenas intenciones.

Fuente

Bruselas: "La situación tras el accidente nuclear en Japón es apocalíptica"


El comisario europeo de Energía afirma que las autoridades locales prácticamente han perdido control de la situación en la central de Fukushima

"No descarto que las peores horas y días estén por venir", ha añadido

Los niveles de radiación han aumentado en amplias zonas, incluida Tokio, donde se han detectado pequeñas cantidades de sustancias radiactivas como cesio.

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, ha descrito la situación tras el accidente nuclear en Japón de "apocalipsis", y ha afirmado que las autoridades locales prácticamente han perdido control de la situación en la central de Fukushima.

"Estamos hablando de Apocalipsis, y creo que la palabra está bien elegida," dijo el comisario ante una comisión del Parlamento Europeo en Bruselas. "Casi todo está fuera de control", añadió. "No descarto que las peores horas y días estén por venir".

Desde el terremoto y el tsunami del pasado viernes, se han sucedido varios accidentes graves en diferentes reactores de Fukushima. Esta secuencia de daños alimenta los temores de contaminación radiactiva en el archipiélago, así como en países vecinos como Rusia o China.

Fuente

15 mar. 2011

La cultura japonesa y su forma de reaccionar ante desastres naturales

Sin duda el desastre ocurrido el pasado viernes en el país de Japón tuvo consecuencias importantes y que repercutirán en el futuro. Un total de 1.833 personas murieron y otras 2.369 se encuentran desaparecidas a causa del grave sismo, de acuerdo con el último informe policial.

Se espera no obstante que la cifra final de víctimas aumente hasta varios miles debido a que las autoridades locales de las provincias afectadas están facilitando datos de desaparecidos y fallecidos que superan con creces el recuento oficial. Pero, a pesar de este desastre la cultura japonés a diferencia de la occidental toma este tipo de sucesos de manera diferente. Su reacción no es la misma que pudiera presentarse en países como Colombia. Esto sucede porque su educación y cultura es totalmente diferente y contrario a lo que podría pensarse este tipo de desastres pueden significar retos para esta civilización.

El libro “Bushido, el alma del Japón” del escritos Inaso Nitove contiene frases que toman como referencia la cultura japonesa.

Una de la frases es: “Admiramos como alguien verdaderamente grande al hombre que ante la amenazadora presencia del peligro de muerte conserva su sangre fría, al hombre que por ejemplo puede componer un poema hallándose en peligro inminente o puede tararear una melodía cuando está frente a la muerte”.

Sergio Becerra, Director de la Cinemateca Distrital, dio su opinión de por qué en Colombia somos tan diferentes y por qué los japoneses tienen otra percepción de las catástrofes naturales.

La diferencia fundamental es el carácter insular de los japoneses, el hecho de ser islas les ha permitido a través de las épocas recibir, filtrar, recomponer y transformar”.

Afirmó también que influyen factores como la descendencia de la dinastía imperial coreana, la base de su teoría influenciada por China, el componente religioso proveniente de la india los hace un país original.

Los japoneses siempre se han adaptado a cualquier tipo de situaciones en muchos aspectos. En cuanto al aspecto de las catástrofes naturales, la destrucción forma parte fundamental de la construcción de la cultura japonesa.

Fuente

Llegan a Japón expertos ONU en desastres naturales

Naciones Unidas, - Expertos de la oficina de Coordinación y Evaluación de Desastres Naturales de la ONU (Undac) llegaron hoy a Japón para colaborar con el gobierno frente a las consecuencias del terremoto del pasado viernes.

Un comunicado oficial distribuido en Nueva York explica que los especialistas trabajarán con las autoridades en informar a la comunidad internacional sobre la tragedia para contribuir al adecuado desarrollo de la respuesta a la emergencia.

Esa colaboración fue pedida por la cancillería japonesa y también consiste en brindar asesoría en torno a la ayuda internacional para los damnificados, a fin de evitar el arribo de contribuciones no solicitadas.

El reporte destaca que ese país tiene una alta preparación frente a los desastres naturales y cuenta con buenos mecanismos de respuesta.

Japón fue estremecido el pasado viernes por un movimiento telúrico de nueve grados de intensidad en la escala de Richter que fue seguido por un devastador tsunami que asoló la costa nororiental nipona.

De acuerdo con la ONU, equipos de rescate y salvamento de 13 países ya se encuentran en el lugar de la tragedia para ayudar a las autoridades locales.

Los primeros estimados sitúan en 10 mil la cantidad de muertos y en 19 mil la de desaparecidos a causa del seísmo, el peor ocurrido en Japón en los últimos 140 años.

Entre las regiones más afectadas están Ibaraki, Tochigi, Miyagi, Iwate y Fukushima y también se registran severos daños en varias en instalaciones nucleares.

Fuente

Los glaciares y el cambio climático

Los glaciares y el cambio climático. “Su derretimiento ocasionaría un incremento de más de 60 metros en el nivel del mar.”

Los glaciares están compuestos por gigantescas masas de nieve, trozos de roca y hielo recristalizado que se acumula en grandes cantidades en algunas regiones del planeta, principalmente los polos y zonas montañosas de gran altura. Están presentes en todos los continentes, excepto en Australia y constituyen la mayor reserva de agua dulce del planeta y la segunda más grande de agua después de los océanos.

De los 33 millones de kilómetros cúbicos de hielo glaciar, más del 90% se encuentra en Groenlandia y la Antártica y su constante monitoreo por parte de la comunidad científica nos entrega el más preciso indicador del alza de las temperaturas en el planeta.

El problema es justamente ese: se derriten, los estamos perdiendo, se disuelven a pasos agigantados y al parecer no hay nadie que pueda detener este proceso. Piensa que sólo en el año 2007 el centro Nacional Francés de Investigación Científica (CNRS) anunciaba al mundo que la cantidad de deshielo producido en Groenlandia, en los últimos 25 años, es del doble de la que se pensaba y que entre los años 1979 y 2005 la superficie afectada por el deshielo aumentó un 42 %, mientras que el incremento de la temperatura media en la estación estival fue de 2,4 grados centígrados.

¿Culpables? Siento decirte que de alguna manera lo somos todos. El calentamiento global provocado por las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera está provocando, entre otras catástrofes, que perdamos a estas preciosas e invaluables maravillas naturales para siempre.

Hoy sabemos que si llegaran a derretirse por completo, podrían incrementar en más de 60 metros el nivel de los océanos, con repercusiones muy negativas en las costas de todo el mundo y en los frágiles ecosistemas marinos y terrestres.

Nunca es tarde para actuar a favor del planeta y por consecuencia directa para ti mismo y los que te rodean. Piensa que todos estamos relacionados, conectados, y no hablo en el sentido metafísico. Si se derriten los glaciares, lamentablemente las consecuencias las sentirás cerca, muy cerca.

Fuente

Con la nieve en la puerta de casa

Varios núcleos de las medianías de Tenerife disfrutaron ayer de la estampa blanca e inusual que dejó una nevada histórica.

Núcleos de las medianías de Tenerife como Vilaflor, La Esperanza, Aguamansa o Benijos amanecieron ayer cubiertos por un inusual manto blanco. El que dejó una nevada histórica que no recuerdan ni los más viejos a unas cotas tan bajas. Los vecinos se encontraron con la nieve en la puerta de sus casas, en sus patios, terrazas, azoteas y caminos. Y casi nadie dejó pasar la oportunidad de disfrutar de la nieve ni de inmortalizar, cámara o móvil en mano, una estampa tan poco frecuente.

En la mañana de ayer, en zonas de La Orotava como Aguamansa, se pudo ver a jóvenes lanzándose en improvisados trineos por los inclinados caminos convertidos en pistas de esquí. Algunos incluso con riesgo para su integridad física debido a la dificultad de frenar en una superficie tan resbaladiza. Hubo batallas de bolas de nieve, caídas, resbalones, muñecos helados, parabrisas hasta los topes de nieve, contrastes -como una papelera con chicas en bikini en medio de la estampa polar - y fotos, muchas fotos, para recordar mejor un día y unas imágenes inolvidables.

Fuente

Riesgo de inundación para 40.000 personas en China tras terremoto

PEKÍN. El terremoto que azotó Yingjiang, en la provincia suroeste de Yunnan, dañó gravemente los diques de la localidad, por lo que existe riesgo de inundación en una zona de la ciudad habitada por unas 40.000 personas, informó hoy el diario oficial “Global Times”.

Según el director de la Oficina de Recursos Hidráulicos de Agua de Yingjiang, Yan Xinyuan, la ciudad, con una población total de 270.000 habitantes, va a tener que recurrir al cemento para reparar los diques más dañados, construyendo paredes externas.

En el seísmo, registrado el pasado día 10, murieron 25 personas y 314 resultaron heridas.

Por otra parte, el “South China Morning Post” reveló hoy que la mayoría de los edificios que se derrumbaron estaban construidos con materiales de mala calidad, especialmente ladrillos huecos.

El jefe de la oficina del condado de construcción urbana, Yin Anqiang, dijo que ese material, usado habitualmente en Yingjiang por ser más barato, ha sido prohibido en sus edificaciones.

En agosto de 2008, tras otro seísmo, el Gobierno central asignó fondos a Yingjiang para la construcción de edificios resistentes.

Sin embargo, según reportaron los vecinos de la zona, a pesar de la ayuda financiera, sus condiciones económicas no les permitieron gastar 100.000 yuanes (10.950 euros ó 15.200 dólares) en la construcción de una casa a prueba de temblores, y por eso optaron por construirlas con los mencionados ladrillos baratos.

El terremoto, de magnitud 5,8 en la escala abierta de Richter destruyó 4.000 casas y dejó 10.000 gravemente dañadas.

El oeste de China sufre con frecuencia terremotos, debido a que se encuentra cerca del lugar donde friccionan las placas tectónicas de Asia y la India.

Fuente

14 mar. 2011

Japón: desastre natural y riesgo económico

El devastador terremoto que se registró este viernes en Japón (8.9 grados en la escala de Richter), seguido de un tsunami, ha arrojado, además de una destrucción material todavía incalculable, un saldo que hasta ayer rebasaba los mil muertos y miles de desaparecidos, pero que varía constantemente. La pérdida de vidas humanas es, por definición, irreparable y dolorosa, y resulta significativo de la magnitud del fenómeno que esas muertes se hayan registrado –a diferencia de lo ocurrido con otros episodios similares– entre una población que cuenta con una reconocida organización y cultura sísmicas, y en un país cuyo gobierno ha invertido, ante las determinantes geográficas de su territorio, cuantiosas sumas en el diseño e implementación de planes de desalojo y contingencia ante los terremotos.

Además del saldo en vidas humanas, y conjuradas en apariencia las posibilidades de que el desastre natural tenga repercusiones severas en otros territorios peninsulares y continentales del océano Pacífico, un factor principal de preocupación en la hora presente es que lo ocurrido en Japón derive en afectaciones de índole económica a escala mundial. El terremoto se tradujo, desde ayer, en una caída de los mercados bursátiles del sureste asiático y de Europa, y en la baja en las cotizaciones internacionales del petróleo, como consecuencia de los daños sufridos por las refinerías del país asiático, el segundo importador neto de crudo en el mundo.

Más allá de esos efectos inmediatos, cuyo alcance podría ampliarse o reducirse en las próximas horas, la destrucción de capital físico y de infraestructura en Japón, en conjunción con la paralización de sus actividades productivas, condiciona severamente el proceso de recuperación económica en que se encontraba ese país –la tercera economía mundial detrás de Estados Unidos y China–, de por sí afectado por deficiencias estructurales: una deuda pública considerable, que duplica el tamaño de su producto interno bruto –la más grande de un país desarrollado– y un déficit económico que ronda 10 por ciento. Tales indicadores condicionan y estrechan el margen de maniobra del gobierno encabezado por Naoto Kan para los trabajos de rescate y reconstrucción, y también colocan a la nación asiática en la perspectiva de una desaceleración económica.

El panorama no es alentador para una economía mundial que, tras los descalabros de 2008-2009, ha tenido una recuperación por lo menos accidentada, y que actualmente enfrenta factores de preocupación por las revueltas del mundo árabe –y la consecuente inestabilidad para las cotizaciones petroleras– y por la crisis de deuda que aqueja a varias naciones de la eurozona. Ahora, con la devastación en Japón, es posible que las afectaciones a la economía planetaria se extiendan más allá de los mercados especulativos, y que incidan en las actividades productivas e industriales, ante la reducción o el encarecimiento de las exportaciones japonesas en rubros como el automotriz, la electrónica y la industria del acero. Por lo que hace a México, el escenario debiera ser un llamado de atención para los encargados del manejo económico y de la política comercial del país, pues Japón representa su tercer proveedor de importaciones y su octavo comprador de exportaciones, además de que cuenta con una participación importante en el monto de inversión extranjera directa que llega a territorio nacional.

La contingencia inmediata demanda una rápida reacción del gobierno japonés y de la comunidad internacional para ayudar a esa nación, a sus damnificados y a las familias de las víctimas. Pero, en el mediano plazo, se impone la necesidad de que los gobiernos del mundo –particularmente los de países pobres y dependientes como el nuestro– avancen en una doble planificación: ante la posibilidad de fenómenos naturales similares en el propio territorio y ante los efectos económicos que pudieran derivar de esos episodios.

Fuente

Desastres naturales: la nueva normalidad económica

Sequías e inundaciones se están haciendo más frecuentes y costosas. Mientras la recuperación tras un terremoto suele ser rápida, el efecto de desastres climáticos es más persistente, como ocurre hoy con el alza de los alimentos.

Un terremoto suficientemente fuerte para dejar un millón de damnificados y matar a 220 mil personas en Haití en enero del año pasado fue seguido en noviembre último por un huracán con vientos de 180 km/hr. En medio de ese lapso, varias catástrofes se sucedieron alrededor del globo: el terremoto de Chile en marzo y uno en China en abril (a solo dos años del previo) antecedieron unas lluvias monsónicas en Pakistán (julio) que inundaron el 20% de su territorio, un área equivalente a las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O'Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía y de Los Lagos bajo el agua.

Mientras cientos de miles de millones de dólares se ocupan en reparar los daños asociados, los científicos anticipan una mayor prevalencia de varios de estos fenómenos. Y en paralelo, los economistas empiezan a incorporar los desastres naturales como parte de una nueva normalidad.

A un terremoto que derribó 1.000 edificios y mató a decenas en China el jueves, siguió el maremoto en Japón, y una sucesiva erupción volcánica en Indonesia.

Pero quizás la mayor prevalencia proviene de los fenómenos de orden climático, como las lluvias torrenciales que recientemente dejaron estragos en el noreste de Australia por un costo estimado de US$ 1.000 millones. "Con los patrones climáticos haciéndose cada vez más impredecibles y extremos, costos de esta magnitud podrían hacerse comunes en todas las partes del mundo, a menos que cambiemos de manera urgente la forma en que pensamos y reaccionamos antes los desastres", dijo en enero la representante de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres, Margareta Wahlstrom.

"Los científicos están apoyando la idea de que vamos a estar viendo estos desastres en diferentes partes del mundo en forma bastante permanente", comenta Guillermo Calvo, economista de la Universidad de Columbia.

Según varios trabajos del economista de Harvard Robert Barro, la ocurrencia impredecible de grandes desastres causan mayor volatilidad económica. Medido su efecto como gasto social, Barro concluye que éste sube a un 20% del PIB cuando hay desastres, frente al 15% del PIB que representan como gasto social las fluctuaciones del ciclo económico normal.

Esta nueva normalidad no sólo se traduce en enormes daños a reparar, sino que explican en parte el alza de la inflación en el mundo en meses recientes (aunque sin ser ésta la única razón). "El efecto de estas catástrofes, como inundaciones, sequías y huracanes en distintas partes del mundo ha hecho que los alimentos escaseen y su precio suba; desde el punto de vista de la oferta esto es bastante permanente y parece que no desaparecerá de la noche a la mañana", añade Calvo.

Las observaciones hechas por los economistas del FMI David Hoffman y Patricia Brukoff confirman esta tendencia: si entre 1950 y 1969 había poco más de 20 catástrofes naturales significativas en el mundo por año, en los 90 esa cifra se había casi quintuplicado. En respuesta, la industria aseguradora se multiplicó por 12 veces entre el 50 y 2005, con pérdidas cada vez más abultadas.

De acuerdo a Howard Kunreuther y Erwann Michel-Kerhan, de la Escuela Wharton de la U. de Pensilvania, el costo de las catástrofes naturales aumentó casi 40 veces entre 1970 y 2005.

Conforme las sociedades prosperan, las pérdidas también aumentan ante un mismo shock. Pero buena parte de los costos tiene que ver con que los fenómenos catastróficos efectivamente están haciéndose más frecuentes e intensos.

"En los 70, había en el mundo un promedio de 10 huracanes al año de categoría 4 y 5 (vientos de 210-249 km/hr y más de 250 km/hr, respectivamente)", dice un trabajo de Peter Webster, académico del Instituto Tecnológico de Georgia. "Entre 1990 y 2005 estos huracanes casi se duplicaron, promediando 18 al año", dice el artículo, publicado en Science.

Así, 10 de las 20 mayores catástrofes registradas en 1970-2005 ocurrieron en el corto lapso de 2001-05, dicen los economistas de Wharton. Y de esas 10, sólo una fue causada directamente por el hombre: el ataque a las Torres Gemelas.

El costo total computado por ellos (excluyendo de la muestra de 20 casos el ataque terrorista) fue de US$ 185.000 millones, y un 52% se materializó en el breve período de 2001-05.

Más allá de las pérdidas directas, existe bastante documentació que confirma que la recuperación suele ser más rápida de lo prevista inicialmente tras una catástrofe. En una columna escrita en 2005 en el Wall Street Journal tras el maremoto en Indonesia, el premio Nobel Gary Becker destacaba que "los efectos económicos duraderos son pequeños para la mayoría de los desastres naturales que han ocurrido durante las dos últimas centurias". Una máxima que el terremoto en Chile del año pasado confirmó.

Aunque los economistas recién empiezan a estudiar las implicancias de las catástrofes más frecuentes, donde sí parece haber un efecto más persistente -y literatura lo demuestra- es en las consecuencias derivadas de desastres viculados al cambio climático.

La mayor frecuencia de huracanes, inundaciones y sequías y su impacto sobre los alimentos empiezan así a contradecir una famosa frase de Amartya Sen (Nobel de Economía en 1998): "La hambruna es la característica de alguna gente que no tiene suficientes alimentos que comer. No es la característica de que no haya suficientes alimentos que comer".

Fuente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido