16 mar. 2011

Puertos sepultados bajo el barro y más temblores sacuden a Japón

El puerto pesquero de Minamisanriku, situado a 80 kilómetros del epicentro del terremoto ocurrido el viernes pasado, quedó sepultado bajo el barro y los escombros. Y el histórico puerto pesquero japonés de Hokadate también sufrió importantes destrozos.

La ciudad de Minamisanriku, ubicada a unos 500 kilómetros de Tokio, en la prefectura de Miyagi, fue barrida por olas de 10 metros de altura que se formaron como resultado del terremoto de 8,9 grados que sacudió al país.

En Hakodate, olas de dos metros de altura destrozaron y arrastraron cajas y contenedores de pescado hacia las calles, y miles de residentes abandonaron asustados la costa ante el temor de que se produjera otro aluvión de agua y barro que barriera el puerto del sur de la Isla Hokkaido, informó la agencia AFP.

En Minamisanriku, se cortaron las redes de comunicación y varios caminos hacia el noreste permanecen intransitables. En consecuencia, no hay mucha información sobre el puerto pesquero, según TodayOnline.

Sólo quedan en pie unos pocos edificios, y en los barrios ahora prevalecen restos de metales retorcidos, construcciones de madera destruidas y automóviles chocados.

Para empeorar la situación, las últimas noticias difundidas por las agencias japonesas de monitoreo indican que el lunes, una réplica de 6,2 grados sacudió una zona costera a 140 kilómetros (87 millas) al noreste de Tokio,

El temblor movió los edificios de Tokio, pero las autoridades no emitieron alerta de tsunami. El Servicio de Geología de Estados Unidos informó que el terremoto se originó a una profundidad de 18 kilómetros.

El Gobierno había recomendado a la población que no asista a las escuelas ni a sus trabajos por la interrupción de los medios de transporte y los cortes de energía. Por lo tanto, este último temblor sorprendió a la mayoría de la gente en sus casas.

El domingo, otra réplica se sintió en Tokio. Fue también de una magnitud de 6,2 grados, y ocurrió a una distancia de aproximadamente 179 kilómetros.

Desde el inicio de catástrofe, el viernes, se informó que toda la línea costera que se extiende entre los puertos de Aomoriu y Chosi sufrió daños severos.

Muchos barcos pesqueros, plantas procesadoras y granjas acuícolas desaparecieron o sufrieron daños graves y la flota pesquera canceló las operaciones en el Norte, por el alerta de posibles tsunamis.

La mayoría de los barcos de las áreas en las que el tsunami provocó los mayores daños –los puertos de Hachinohe, Rikuzen-Takada, Kesennuma, Ofunato, Ishinomaki, Siogama, Shitigahama y Onahama- no podrán operar durante varias semanas debido a la falta de tripulación y de suministros. Se espera que la mayoría de los puertos permanezcan paralizados durante varios meses.

Mientras tanto, las embarcaciones en condiciones de operar lo harán, provisoriamente, desde otros puertos.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido