12 jul. 2012

Hallan más cadáveres tras inundaciones en sur ruso


Moscú, .- A 150 aumentó hoy el número de fallecidos en la sureña localidad rusa de Krimski, la más dañada por recientes inundaciones, las cuales dejaron a más de 25 mil personas con afectaciones en las viviendas.


  De acuerdo con el vocero del Comité de Investigaciones de Rusia (SKR), Vladimir Markin, los cadáveres de otras dos personas fueron hallados entre los escombros arrastrados por una masa de agua que el pasado sábado irrumpió en la comarca de Krasnodar.

Entre los 164 fallecidos oficialmente reconocidos, se cuentan tres bebés y un adolescente, en tanto la cifra de decesos se mantiene igual en las localidades de Guelendzhika, con 11, y en la ciudad portuaria de Novorosiisk, con tres.

Otras ocho personas se dan como desaparecidas, mientras que las autoridades ya reconocieron a todos los cuerpos sin vida, en tanto los peritos del SKR revisaron unas mil 400 viviendas en busca de pruebas.

La mayoría de la población de las zonas dañadas denuncia que carecieron de un sistema adecuado de aviso para salir de sus casas a tiempo y evitar el efecto mortal de la inundación, la cual ocurrió en horas de la madrugada del sábado último.

Por su lado, el ministro de Situaciones de Emergencia, Vladimir Puchkov, afirmó que la cifra oficial de muertos es de 171 y rechazó las menciones a cualquier otro balance.

Asimismo, las lluvias que el fin de semana azotaron a Krasnodar (Kuban) se trasladaron esta jornada a la ciudad portuaria de Odessa, en el actual territorio de Ucrania, lo cual paralizó el tráfico en esa zona.

De igual forma, grupos de voluntarios desmintieron versiones de prensa sobre la venta a la población damnificada de artículos y alimentos, donados por otras regiones rusas, desde los mismos camiones donde los trasladan a esa región, indicó el canal estatal Rossia.

Tornado daña 23 casas


Defensa Civil reportó desborde de ríos en San Juan de Limay y Estelí; inundaciones en algunos sitios de Chontales, y en Nueva Guinea tratan de volver a la normalidad

A las inundaciones en Nueva Guinea se sumaron ayer los daños en 23 viviendas en el casco urbano de Yalí, municipio de Jinotega, por un tornado que acompañado de una copiosa lluvia arrasó con el techo de las casas.



Mientras, en Estelí, los fuertes aguaceros hicieron que los ríos Gualilica y El Perdernal aumentaran su caudal, dejando incomunicados durante algunas horas a los pobladores de la zona, y también se reportaron inundaciones en municipios del norte y sur de Chontales.

Víctor Fornos, Alcalde de Yalí, informó que a las 3:45 de la tarde de ayer, un tornado azotó el municipio por unos 20 minutos, llevándose los techos de las 23 viviendas.

Agregó que en la iglesia Dios de la Profecías se despegaron siete pliegos de zinc, producto del fuerte viento, mientras que en el campo de beisbol municipal un poste del tendido eléctrico quedó por caerse.

En el parque de Yalí, un árbol grande fue levantado por el viento desde la raíz, y destruyó parte de los juegos infantiles.

9 jul. 2012

Las inundaciones más devastadoras del siglo XXI RT ha elaborado una lista de las riadas más fuertes de todo el mundo en los últimos 12 años


Las inundaciones en el sur de Rusia traen a la memoria otros aluviones sucedidos en los últimos años en todo el mundo, algunos de ellos han entrado en la historia moderna como los más devastadores. En agosto de 2002 Europa experimentó la inundación más fuerte en los últimos cien años. 


Las lluvias torrenciales del verano azotaron el norte y el centro de Europa: la República Checa, Austria, Alemania, Eslovaquia, Polonia, Hungría, Rumanía, Croacia y Rusia. En total, en toda Europa alrededor de 250.000 personas se vieron directamente afectadas, los daños se estimaron en 20.000 millones de dólares. En Rusia la zona más afectada fue el sur del país: la región de Stavropol, de Krasnodar y las repúblicas de Karachaevo-Cherkesia y Kabardino-Balkaria, donde murieron 104 personas. En agosto de 2005 el huracán Katrina golpeó el Golfo de México, causando grandes inundaciones en los estados de EE.UU. de Louisiana, Mississippi y Alabama. Las presas alrededor de la ciudad de Nueva Orleans en Louisiana se rompieron y toda la ciudad se inundó. La mayoría de la población de la ciudad fue evacuada. Esta catástrofe dejó 1.193 víctimas mortales y el daño económico se estimó en 60.000 millones de dólares. En 2006 Europa volvió a experimentar una grave inundación. Las fuertes lluvias y el deshielo destruyeron una serie de presas importantes en los ríos Danubio y Elba. Las inundaciones se dieron en el período comprendido entre febrero y abril, matando a 12 personas y afectando a más de 50.000 personas. Los daños se estimaron en 300 millones de dólares. En 2007 las fuertes lluvias después del verano húmedo causaron las peores inundaciones en 60 años en Inglaterra. Más de 130.000 casas y edificios se inundaron y 340.000 personas fueron evacuadas. En 2007 las lluvias torrenciales en Asia del Sur provocaron inundaciones y deslizamientos en el territorio donde vive una población de más de 16 millones de personas: 11 millones de personas en la India, 4.500 millones en Bangladesh y 250.000 en Nepal. En algunos lugares el nivel de agua llegaba hasta los 4 metros. En 2008 el desbordamiento del río Irawadi en Myanmar (sudeste asiático) causó una fuerte inundación. La ONU informó sobre 2,4 millones de personas afectadas y alrededor de 146.000 muertos o desaparecidos. En 2008 como resultado de los prolongados monzones en la India se desbordó el río Kosi. Más de 2 millones de personas se vieron afectadas y 225.000 casas fueron destruidas. En 2008 la tormenta tropical Fay y los huracanes Gustav, Hanna e Ike, que azotaron Haití durante un mes, provocaron inundaciones en las que murieron 425 personas y destruyeron cultivos en todo el país. Alrededor de 600.000 personas se quedaron sin techo. En 2009 Turquía enfrentó la peor inundación en 80 años. El ministro de Medio Ambiente la calificó de "la lluvia de 500 años". Estambul y la región del Mar de Mármara resultaron inundadas. El desastre natural dejó un saldo mortal de 37 personas y causó daños por valor de 170 millones de dólares. En 2009 Filipinas vivió la inundación más grave en 60 años causada por dos tormentas tropicales formadas durante una semana. Al menos tres millones de personas resultaron afectadas y más de 540 murieron, el daño superó los 250 millones de dólares. En 2010 Pakistán enfrentó la inundación más severa en su historia. La catástrofe natural se llevó la vida de más de 1.500 personas, mientras más de 20 millones de ciudadanos se vieron obligados a abandonar sus hogares completamente destruidos. A finales de 2011 Tailandia fue azotada por una fuerte inundación provocada por continuas lluvias torrenciales. Más de 700 personas fallecieron, y alrededor de 13 millones de personas se vieron afectadas. En julio de 2012 la región de Krasnodar en el sur de Rusia ha sido sacudida por graves inundaciones, las más fuertes en la historia de la región. La catástrofe ha arruinado la vida de 13.000 personas y ha matado a más de 170.

Gran huracán DANIEL en aguas abiertas del Pacífico Noreste se fortalece de manera sorprendente


Tras casi un mes de relativa tranquilidad en las aguas tropicales del Pacífico Noreste, en cuanto a actividad ciclónica, de nuevo la situación se ha tornado muy interesante con la formación y progresos de la tormenta DANIEL. ¿Dónde radica este interés?

Los pronósticos acertaron en cuanto a que DANIEL se convertiría en un huracán, en aguas abiertas, y sin peligro para zonas habitadas. Sin embargo, lo que no estaba previsto, es que el huracán llegaría a hacerse tan poderoso...
En el último boletín de discusión sobre DANIEL, adjuntado justo arriba, y que es el nº17, el predictor Cangialosi destaca el hecho de que el ciclón tropical siguió intensificándose desde el boletín de discusión anterior (el nº16), asignando una intensidad de vientos sostenidos de 100 KT (185 km/h) y por lo tanto, convirtiéndose en un "major", gran huracán, o huracán mayor, de categoría 3 en la escala de Saffir Simpson.
Pero lo más destacable de este fenómeno de intensificación, es que se ha producido cuando el ciclón tropical ya había rebasado la isoterma de 26ºC, en cuanto a temperaturas superficiales del agua del océano (SST).

Por lo tanto, se siguen sumando casos de intensificaciones inesperadas, en cuanto a la SST, poniendo una vez más de manifiesto, que hay patrones atmosféricos que quizás sean más determinantes que la propia SST para mantener la estructura de un ciclón tropical, o favorecer su formación.

8 jul. 2012

Más de 130 muertos en Rusia tras grandes inundaciones


KRYMSK -- Las lluvias torrenciales y las violentas inundaciones dejaron al menos 134 muertos en la región rusa de Krasnodar (suroeste) y este sábado los equipos de rescate seguían buscando otros cuerpos en este zona rusa del Cáucaso, a orillas del Mar Negro.


Según el último balance, 123 cuerpos fueron hallados en el distrito de Kymsk, una zona a 20 kilómetros del mar, aquejada por una crecida de varios metros de altura durante la noche, indicó la policía.

Numerosas víctimas no pudieron ser identificadas, precisó a la AFP un responsable de la fuerza especial de catástrofes naturales.

Otros nueve cuerpos fueron hallados en la ciudad costera de Gelendjik, un poco más al oeste, a orillas del Mar Negro, y dos más en la ciudad portuaria vecina de Novorosisk.

Según las autoridades locales más de 12,000 habitantes y 4,000 viviendas fueron afectadas.

Un fotógrafo de la AFP en el lugar vio viviendas devastas, el nivel agua alcanzó en la mayoría de los caso el primer piso, los vehículos estaban volcados y los animales muertos a la vera de las carreteras.

El presidente ruso Vladimir Putin se dirigió a la zona siniestrada, indicó el Kremlin.

“El presidente sobrevoló en helicóptero las zonas más afectadas por las lluvias y las inundaciones”, dijo el Kremlin agregando que Putin se encontraba el sábado por la noche en Krymsk para una reunión de crisis.

El viernes, cuando las fuertes lluvias ya habían inundado Gelendjik, la prensa anunció la muerte de cinco personas que se electrocutaron con cables sumergidos.

Según varios testimonios, durante la noche, hacia las 3 de la mañana, hubo una gran inundación que sorprendió a los habitantes mientras dormían.

“El agua subió muy rápido, inundó la planta baja de las casas en 5 o 10 minutos, se llevó los bordes de las aceras e incluso trozos de asfalto”, explicó por teléfono a la AFP una habitante de Krymsk, Tatiana Antonovna.

“Fue inesperado, probablemente murieron muchas personas mayores”, explicó esta mujer, que puedo escapar a las inundaciones porque su casa está elevada.

“Por la mañana aparecieron botes por las calles, una mujer pasó la noche en lo alto de un árbol y la salvaron”, añadió.

Otros testigos citados por la agencia Ria Novosti hablaron de un “muro de agua” que lo arrasaba todo a su paso.

Algunas personas dudaban que la lluvia fuera la única responsable de las inundaciones y hablaron de la posibilidad de que se hubiera roto un embalse artificial situado más arriba de la ciudad, o incluso que se haya largado agua del dique de forma intencional.

En Moscú, el partido de la oposición Iabloko afirmó que disponía informaciones que confirmaban esas sospechas.

“La rápida crecida fue provocada porque se largó agua del embalse de Neberdjaevski, situado más arriba en las montañas. La población no fue informada”, escribió Iabloko en un comunicado exigiendo que los culpables sean castigados por “homidicio por imprudencia”.

El portavoz de Alexander Tkatchev, gobernador de la región de Krasnodar, calificó estas acusaciones de “delirio”, subrayando que la cantidad de precipitaciones de la víspera, equivalen a las de cinco meses, suficiente para provocar el drama.

La agencia federal de recursos hídricos también denunció estos “inventos”, afirmando que todos los embalses artificiales de la región funcionaban “de manera normal”, según Interfax.

El comité de investigación rusa anunció no obstante que inició un estudio y envió expertos al lugar.

La zona afectada se quedó sin electricidad y con carreteras cortadas mientras que el tráfico ferroviario fue interrumpido. La actividad del puerto de Novorosisk, uno de los más importantes del país, también quedó interrumpida por las inundaciones, indicó la agencia Ria Novosti

Según la agencia Itar-Tass, el nivel del agua alcanzó los siete metros en el distrito de Krymsk.

“No habíamos visto nada así en los últimos 70 años”, dijo el gobernador de Krasnodar, Alexandre Tkachev.

Estas inundaciones afectan a una zona donde viven unas 13,000 personas, según datos de la administración regional.

Cuatro días sin luz cuestionan la red eléctrica de la capital de EE UU


El "derecho" del pasado viernes, un fenómeno meteorológico a medio camino entre el huracán y el tornado, sigue presente en el noreste del país, con una cifra provisional de 19 muertos


Tras cuatro días sin luz en algunas zonas de los alrededores de la capital estadounidense, el área de Washington empieza a poner en duda su red eléctrica, dañada por una tormenta de alta intensidad y sin restablecer el servicio totalmente en plena ola de calor.

El "derecho" del pasado viernes, un fenómeno meteorológico a medio camino entre el huracán y el tornado, sigue presente en el noreste del país, con una cifra provisional de 19 muertos y con 1,37 millones de usuarios sin luz, casi un 20 % de ellos en el área de la capital del país, según los medios locales.

"Necesitamos un cambio de juego", declaró en un comunicado el alcalde de la ciudad, Vincent Gray, que aseguró que los ciudadanos están "hartos" de los cortes de luz y abogó por soterrar los cables eléctricos en la zona.

Con alertas de calor cercano a los 40 grados centígrados, muchas familias del área metropolitana han encontrado en los centros comerciales, las piscinas y las bibliotecas públicas un sitio donde aislarse de las altas temperaturas, y cargar los móviles y ordenadores portátiles si encuentran algún enchufe libre.

Hay escuelas, parques y piscinas en la zona que siguen cerrados por los daños materiales ocasionados, mientras que algunos actos previstos para la festividad nacional del 4 de julio han sido anulados en los estados vecinos a la capital, Maryland y Virginia.

Las compañías eléctricas, en el punto de mira de los usuarios, aseguran destinar todos los recursos posibles para restablecer cuanto antes la luz.

"Contamos con unos 2.700 empleados movilizados para la restauración", justificó Pepco, una de las compañías con más clientes en el área de la capital junto a la eléctrica BGE, que aseguró entender "la tensión y la frustración de los clientes", en palabras de su jefa de ventas, Jeannette Mills, en un comunicado.

La tormenta que azotó el área de la capital la noche del viernes fue inesperada para los meteorólogos por tratarse de un "derecho", un fenómeno que sólo pasa por la zona cada cuatro años de media y es más habitual en el medio oeste estadounidense y la zona de los Grandes Lagos fronterizos con Canadá.

El "derecho", propio de principios de verano, se caracteriza por ser una tormenta grande y violenta, de movimiento rápido y lineal, de larga trayectoria y con ráfagas que se acercan a los 100 kilómetros por hora.

Esa larga trayectoria hizo que el "derecho" pasara en suma por once estados del noreste del país, desde el estado interior de Indiana hasta el costeño Delaware, en los que persisten hoy 1,37 millones de hogares sin servicio eléctrico.

Asimismo, varias de estas zonas se encuentran en alerta de calor, según el Servicio Nacional de Meteorología.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido