18 nov. 2010

Damnificados en La Virginia (Risaralda) ya son más de cinco mil

La inundación ha obligado a evacuar a 900 familias.

A cinco mil personas asciende la cifra de damnificados por las inundaciones que ha generado en La Virginia el río Cauca. Unas 900 familias han tenido que dejar sus viviendas porque, el agua, literalmente, les llega al cuello.

Un registro de 6,48 metros, a su paso por La Virginia, era el que marcaba este miércoles en la tarde, la regla que, desde hace una semana, no dejan de monitorear los bomberos de esta localidad. Este nivel ha sido el más alto desde que el río se desbordó e inundó a casi la mitad del pueblo.

"Aquí la situación está complicada. El teléfono de emergencias no para de sonar", manifestó el cabo Jorge Mario Toro, integrante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la localidad.

Algunos pobladores han buscado refugio en los techos de las viviendas, para escapar de la inundación, que tiene tapadas decenas de vías y que obliga a la gente a movilizarse en canoas, que son alquiladas por los areneros que tuvieron que cambiar de labor. Entre 4 mil y 6 mil pesos pueden cobrar estas personas por transportar sobre las calles anegadas a quien lo necesite.

En La Virginia existen 18 sedes educativas, de las cuales, 14 le están sirviendo de albergue temporal a los damnificados y ya están copadas. Desde este miércoles, la Gobernación de Risaralda destinó cuatro millones de pesos, que serán desembolsados diariamente, para colaborarle al municipio con la atención básica a los evacuados.

Los barrios más afectados por la inundación son La Playa, El Edén, San Carlos, Alfonso López, El Progreso, Las Américas y El Cebollal. El próximo viernes, en Pereira, se realizará una jornada masiva de recolección de ayudas, que serán enviadas a las personas damnificadas en La Virginia.

Fuente

Se registran 138 muertos por lluvias en Colombia

El número de víctimas fatales en todo el año se elevó a 138 personas con daños a viviendas y vías en al menos 28 de los 32 departamentos del país. El año pasado las lluvias dejaron 110 muertos y en el 2008 las víctimas fatales fueron 48

Con la muerte de cuatro personas sepultadas por un deslizamiento de tierra, las intensas lluvias ya han provocado la muerte de 138 personas este año, indicaron el miércoles voceros de la Cruz Roja colombiana.

Los últimos cuatro muertos eran miembros de una misma familia: dos hombres, una mujer y una niña de 15 meses. Fueron sepultados la víspera por el deslizamiento de una colina en la barriada de Codito, al norte deBogotá, indicó en conversación telefónica Carlos Iván Márquez, jefe de socorro de la Cruz Roja colombiana.

Con esos cuatro casos, el número de víctimas fatales en todo el año se elevó a 138 personas con daños a viviendas y vías en al menos 28 de los 32 departamentos del país, dijo Márquez.

El año pasado las lluvias dejaron 110 muertos y en el 2008 las víctimas fatales fueron 48, según datos de la Cruz Roja colombiana.

La primera temporada de lluvias en Colombia se extiende desde inicios de marzo y hasta finales de julio. La segunda estación invernal arranca en septiembre y va hasta mediados de diciembre.

Pero esta segunda temporada se extendería hasta inicios del 2011 debido al fenómeno de La Niña, o corrientes frías en el Pacífico, indicó Márquez.

"Desafortunadamente vamos a tener unos días muy críticos... Siguen las lluvias y se mantienen zonas de bastante alerta por el deslizamiento (de tierra) y el desbordamiento de ríos'', aseguró.

Fuente

Lluvias dejan 40 mdd en pérdidas para el agro en Costa Rica

Las fuertes lluvias que afectaron a Costa Rica en los últimos dos meses, provocadas por la tormenta "Nicole" y el huracán "Tomás", dejaron pérdidas cercanas a los 40 millones de dólares para el sector agrícola de ese país.

Según informó hoy el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), "Nicole" produjo daños valorados en 6.420 millones de colones (12,7 millones de dólares) en el mes de septiembre.

Por su parte, "Tomás", que causó la muerte de 28 personas debido a inundaciones y derrumbes, registró pérdidas por 12.349 millones de colones (25 millones de dólares), cálculo que, a decir del MAG, es aún es preliminar.

La Dirección Superior de Operaciones Regionales del MAG indicó que el monto estimado puede aumentar de manera considerable, ya que aún falta registrar las pérdidas en algunas regiones.

Según los cálculos de este organismo, las pérdidas acumuladas equivalen al 1 por ciento del total de la producción agropecuaria costarricense durante el 2009.

Para atender a los pequeños productores afectados por el temporal, el MAG ha anunciado un programa de asistencia conjunta con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que inicialmente contará con cerca de seis millones de dólares.

Verduras y hortalizas como papa, cebolla, lechuga, tomates, chiles y zanahorias se encuentran entre los productos más afectados, junto al café, el cual ha reportado pérdidas millonarias, justo en su época de cosecha.

También destacan productos como la palma aceitera, cítricos, arroz, frijol, tilapia (pescado), melón, sandía y pastos para ganadería, cuyos cultivos fueron seriamente dañados por lluvias e inundaciones.

A esto, se suman los daños en infraestructura de riego, invernaderos y el cierre de caminos por los cuales se transportan los productos para su comercialización.

Fuente

Hasta el lunes podría seguir cerrada vía Suba-Cota, tras inundación

El aguacero del pasado miércoles causaron el desbordamiento del río Bogota anegando la vía.

Entre 3 y 4 días podría permanecer bajo el agua la vía Suba-Cota, según lo señalaron los organismos de socorro, luego del desbordamiento del río Bogotá, producto del fuerte aguacero que cayó desde la tarde del miércoles y que se prolongó hasta el jueves en la madrugada.

Unos 100 metros de la carretera alcanzaron un nivel de agua de 80 centímetros y los únicos que podían atravesar la vía eran los camiones y vehículos que atendían la emergencia. El tránsito se restringió por completo.

Por eso ayer, unos 10.000 vehículos, que utilizan a diario la ruta, tuvieron que buscar caminos alternos, lo que produjo represamientos en la calle 80 y en la calle 170. El recorrido les tomó a los conductores más de una hora.

Los 530 niños del colegio Unidad Pedagógica, ubicado a escasos metros del sitio de la inundación, llegaron dos horas después a estudiar. Incluso, los directivos aseguraron que si continúan las lluvias tendrán que suspender las clases, pues el colegio también resultó con represamientos de agua.

Pero los más afectados fueron los habitantes de la región que decidieron atravesar a pie la vía. Algunos se quitaron sus zapatos y cruzaron descalzos, otros en bicicleta y moto, en medio del alto nivel del río.

A Ángel Castro que vive en Cota y labora en la zona rural de Suba, las flotas no quisieron llevarlo, así que tuvo que subirse a un camión de la policía para llegar al trabajo. Un recorrido de 15 minutos se convirtió para él, en uno de casi una hora.

Otros campesinos de la región fueron transportados, con sus bicicletas, en la máquina de bomberos del municipio. La mayoría de personas tuvieron que atravesar la inundación porque debían llegar a trabajar a fincas floricultoras de la ribera del río Bogotá.

Esta es la segunda vez en el año que se presenta la emergencia y que afecta el límite con la localidad de Suba. "Todo porque hace falta un dique en la zona que une a ambas poblaciones, pues en los sectores privados si se han tomado las medidas", dijo Humberto Jiménez, un conductor que atravesó el puente sobre las 3:30 de la mañana, cuando el nivel estaba creciendo.

La alcaldía de Cota aseguró que unas 40 familias se vieron afectadas por el desbordamiento del afluente y advirtió que si las lluvias continúan la cifra podría subir a 100.

Mosquera y Soacha también colapsaron

Según la alcaldía de Mosquera, a la media noche del miércoles, producto del invierno, cinco sectores de la población se vieron afectados. A las casas de los barrios Sabana, Planadas, San Francisco, Parcelas y Porvenir río se les entró el agua y por eso las autoridades tuvieron que declarar la alerta roja.

Mientras que en Soacha las inundaciones sobre la autopista Sur no paran. La noche del miércoles, varios carros tuvieron que desviarse por los fuertes represamientos de agua que se formaron. Esta vez se desbordó el nivel de la quebrada Tibanica.

Fuente

17 nov. 2010

Derrumbes e inundaciones en Los Santos y Girón

Los estragos del actual invierno generaron deslizamientos en la vía que conduce hacia el municipio de Los Santos, donde se presentan al menos 30 derrumbes que mantienen bloqueado el paso.
Los sectores más afectados son: El Boyaco, Villa Cristin y Jazmín. Por eso, los conductores que se dirigen a la Mesa de Los Santos están obligados a tomar la antigua vía de entrada a la altura de Curos.
Habitantes de la zona trabajan en la remoción de tierra con el apoyo de maquinaria de la concesión vial Construvicol.


Alerta roja en Girón

El desbordamiento del Río de Oro que alcanzó los dos metros de altura ocasionó que varias familias de la zona rural y urbana abandonaran sus viviendas.
Así lo vivieron 12 familias de la vereda Bocas, tras la inundación de sus casas y la pérdida de sus inmuebles.
Los lugares más neurálgicos son los asentamientos humanos Las Marías (sector de Bahodo), La Isla (entre El Poblado y El Rincón de Girón) y la vereda Bocas.
En la zona rural y en la transversal oriental de Floridablanca también han ocurrido deslizamientos.

Fuente

Destacada participación

Cuando faltan poco días para cumplirse un mes que el pasado 21 de octubre en horas de la tarde un violento tornado azotó la localidad de Pozo del Tigre, el cual produjo innumerables daños a viviendas, cuatro víctimas fatales y varios heridos además de verse la totalidad de la localidad bajo agua por la lluvia caída tal cual es su costumbre en este tipo de de fenómenos naturales y en cada oportunidad que la sociedad lo requiera, efectivos de la Agrupación VI "Fsa" de Gendarmería Nacional Argentina, tuvo una destacada participación afectando en forma inmediata para su intervención en primer momento con personal dependiente del Escuadrón 18 "Lomitas" (Unidad más cercana al lugar del hecho 35 kms aproximadamente), a lo que posteriormente, debido a la situación de emergencia el Jefe de Agrupación VI "Fsa" comandante mayor Víctor Hugo Encinas dispuso la afectación de personal y medios de las Unidades mas cercanas a Pozo del Tigre, afectando tal medida al Escuadrón 5 "Pirané" y 19 "Ingeniero Juárez".

En las primeras horas críticas luego de pasado el fenómeno y de formarse el "Comando de Emergencia Provincial" en el cual la Fuerza estuvo representada por el Jefe del Escuadrón 18 "Lomitas", Cte Pr Oscar Alfonso Rodríguez, quien puso a disposición la totalidad del parque automotor de la referida Unidad y un gran número de efectivos uniformados además del personal de sanidad, quienes realizaron tareas de evacuación, procediendo al rescate de personas que se encontraban atrapadas entre los escombros y los restos de materiales que el tornado había alcanzado, pasando en consecuencia a desempeñar una función de suma importancia el accionar de los vehículos de la Institución, teniéndose en cuenta el estado de las calles y los accesos a distintos lugares aledaños que prácticamente habían quedado inaccesibles.

Por la gran cantidad de personas heridas y el grado de lesión de las mismas que motivó su derivación a otros hospitales; entre ellos el nosocomio de la ciudad de Las Lomitas, con quien también se colaboró con la sesión de diez colchones y traslado al hospital de la ciudad de Formosa, poniendo a disposición dos ambulancias, una perteneciente al Escuadrón 18 "Lomitas" y otra al Escuadrón 19 "Ingeniero Juárez".

En los días siguientes se continuó colaborando, con la afectación de personal y los medios de transportes a la distribución de chapas, colchones, ropas y alimentos dentro del ejido urbano, como así en los sectores alejados (estancias y colonias aborígenes) que sufrieron los daños mencionados.

Desde el inicio de las tareas una vez pasado el temporal, la Agrupación VI, afectó un total aproximado de 50 efectivos entre hombres y mujeres gendarmes, discriminados de la siguiente manera, 25 del Escuadrón 18 "Lomitas", 6 del Escuadrón 19 "Ingeniero Juárez" y 15 del Escuadrón 5 "Pirané", empleando a su vez los siguientes vehículos, unimog MB 416, Fiat siena, camión de transporte de carga Eurocargo Iveco, dos camionetas Ford Ranger, dos camionetas Chevrolet S10, dos ambulancias, uno del Escuadrón 5 "Pirané" y otra del Escuadrón 19 "Ingeniero Juárez" y dos camiones Iveco.

Fuente

16 nov. 2010

Ocho zonas de Algeciras presentan un elevado riesgo de inundación

Los expertos subrayan la necesidad de controlar la construcción de viviendas ilegales, ya que algunas se han levantado sobre colectores de desagües · La avenida Virgen del Carmen, entre los enclaves afectados

La última actualización del Diagnóstico Ambiental de Algeciras, dado a conocer recientemente por la consultora Nersal Soluciones, reveló que ocho zonas de la ciudad presentan un elevado riesgo de inundación. Y es que los técnicos encargados de elaborar el informe estudiaron los posibles enclaves de la localidad que quedarían anegados por diferentes motivos -como fuertes precipitaciones, crecidas de cauces fluviales o saturación de la red de desagües-; y posteriormente calificaron cada uno de los lugares según sus características particulares.

De esta forma, los expertos subrayaron que podrían sufrir importantes inundaciones los siguientes emplazamientos: Pelayo, El Cobre, La Juliana, el Polígono del Tiro, el Paseo Marítimo, la Colonia de San Miguel, las cercanías del Río Palmones y el Acebuchal y la Playa del Rinconcillo.

Así, en el caso de la barriada de Pelayo, el documento señala que existe el riego de que las intensas precipitaciones provoquen fuertes torrentes en las pronunciadas pendientes de la zona y las viviendas queden anegadas. Por ello, los técnicos de la consultora recomendaron al Ayuntamiento que lleve a cabo periódicamente una importante limpieza de los cauces y desagües; así como que extreme la vigilancia sobre la construcción de viviendas ilegales y el levantamiento de muros perimetrales en el enclave.

Unas iniciativas similares a las que propusieron para la barriada de El Cobre; que ante las intensas lluvias podría verse anegada, ya que por allí transcurre el curso alto y medio del Arroyo de La Miel. Así, los expertos de Nersal Soluciones destacaron la necesidad de evitar que se levanten inmuebles en los márgenes de éste.

Además, en la avenida del Cobre también existe la posibilidad de que se registren inundaciones. "Ya que las viviendas ubicadas en la antigua vaguada presentan un sistema de desagües deficiente", incidieron los técnicos. Una situación muy parecida se reproduce también en La Juliana, donde las viviendas ilegales se construyeron encima del colector de desagües.

Por su parte, en el Polígono del Tiro (en las calles Andalucía y Tartesos, concretamente), los expertos resaltaron la importancia de controlar el estado del colector y las viviendas más bajas, puesto que hay cotas de terreno por debajo del primero.

Paralelamente, la avenida Virgen del Carmen presenta también un alto riesgo de inundación a causa de las fuertes lluvias y el pleamar; ya que los garajes y algunos comercios de la zona pueden verse afectados. A su vez, en el caso de la Colonia de San Miguel, el elevado riesgo responde a que existen casas en cotas más bajas que el colector que desemboca en el río (en la calle Quejigos, por ejemplo). Por su parte, las viviendas del Acebuchal Bajo y de la Playa del Rinconcillo cuentan con deficientes salidas pluviales, que posibilitan las anegaciones de las vías. Y, finalmente, las cercanías del Río Palmones podrían sufrir las consecuencias de una crecida del cauce. "Aunque en este caso, la probabilidad es escasa, ya que está controlado por la presa de Charco Redondo.

Fuente

La Justicia exoneró a la Ciudad de indemnizar a un damnificado de una inundación

El demandante reclamaba por los daños que sufrió su auto en febrero de 1998. Pero la Cámara Civil entendió que no hay normas que obliguen al Estado a "construir efectivamente las defensas necesarias para asegurar los bienes de los habitantes".

La Cámara Civil exoneró a la Ciudad de Buenos Aires de indemnizar a un hombre por los daños que sufrió su vehículo durante una inundación en febrero de 1998. Al justificar su decisión, los camaristas entendieron que "ninguna norma impone específicamente al Estado la obligación de construir efectivamente las defensas necesarias para asegurar los bienes de los habitantes".

El fallo fue dictado por la Sala I del Tribunal de Apelaciones, que rechazó la indemnización que reclamaba un hombre que, el 5 de febrero de 1998, había dejado su Fiat Spazio TR estacionado sobre la calle Blanco Encalada al 2200, a metros de su vivienda. El auto fue arrastrado por las aguas y sufrió daños de consideración por los que el demandante reclamaba un resarcimiento al gobierno porteño.

Los camaristas Patricia Castro, Julio Ojea Quintana y Carmen Ubiedo reconocieron que "el estado de las instalaciones (de desagüe) en el sitio en que ocurrieron los hechos es bueno pero insuficiente para brindar una respuesta satisfactoria a los registros de lluvias más intensos que se registran en los últimos 25 años".

Pero también señalaron que "la prioridad en materia de obra pública es un aspecto que conduce a analizar la figura del Estado responsable" y las "posibilidades presupuestarias para proveer un mayor y mejor servicio, evaluación de costos, políticas de inversión".

En ese sentido los jueces se preguntaron "si corresponde imputar al Estado local responsabilidad por la omisión en la realización de las obras públicas que, en su caso, podrían haber evitado que frente a fenómenos naturales como el acontecido se hubieran producido los daños que originan el reclamo".

Como respuesta, indicaron que el gobierno porteño realizó "una serie de actividades" para analizar las obras de infraestructuras necesarias y su costo financiero "encarando la problemática con miras a una solución". Y ante el entendimiento de que no hay normas que obliguen al Estado a "construir efectivamente las defensas", rechazaron la demanda.

Fuente

Dos niños murieron por la crecida de ríos


Zulia: Operativo asiste a cinco mil afectados por lluvias en La Guajira

Instalados 30 refugios. En las labores participa el Ejército Nacional Bolivariano. Dirección local de Salud continúa vacunación

Zulia. Las autoridades locales de región Guajira, al norte del estado Zulia, y el Ejército venezolano unen esfuerzos para asistir a las más de cinco mil personas afectadas por las inundaciones que han causado las incesantes lluvias situación que vive también el fronterizo departamento colombiano Guajira.

Por la parte venezolana, calculan que los efectos del temporal ha anegado considerablemente 115 comunidades de las parroquias Guajira y Alta Guajira para lo cual se ha activado un operativo con 30 centros de refugios.

Carmen Cambar, gerente de Salud Municipal informó: "las más parroquias más afectadas son Guajira, Alta Guajira, y parte de Sinamaica para un total de 517 familias albergadas y dos mil 943 en los albergues".

"Hemos logrado atender a tres mil personas y se ha vacunado sólo un 20%, sin embargo haremos penetraciones en algunas zonas con vehículos rústicos y lanchas especiales del Ejército. Hay personas que no han podido salir así que disponemos de 12 vacunadoras que visitarán refugio por refugio".

Las fuertes corrientes de agua de los caños binacionales y del río Paraguachón causaron la muerte de dos niños, de ocho y siete años, en el sector El Cañito, confirmaron los cuerpos de rescate municipales.

Fuente

Daños por cambio climático afectarán a Veracruz


El estado de Veracruz será uno de los estados más afectados por las secuelas del cambio climático, y los mayores problemas se presentarán en zonas bajas

Los estados costeros de Veracruz, Tabasco, Campeche y Tamaulipas, serán de los más afectados por las secuelas del cambio climático, y los mayores problemas se presentarán en zonas bajas como humedales y cuencas, donde hubo irresponsabilidad de las autoridades al permitir asentamientos humanos.

El miembro del Instituto Investigaciones de la Universidad Veracruzana, Edgar González Gaudiano, comentó que el impacto de los huracanes “Karl” y Matthew” evidenciaron en Veracruz que hay zonas vulnerables a las inundaciones, y el riesgo se agudizará a corto plazo.

“Hay una responsabilidad conjunta de población y autoridades por haber permitido asentamientos irregulares, incluidos los proyectos para que compañías constructoras hicieran desarrollos en áreas inapropiadas”, dijo.

Agregó que existe una red de responsabilidades que hay que empezar a deslindar, pues quienes pagan los costos son las familias que pierden sus bienes porque finalmente se dan cuenta que adquirieron bienes sin valor.

Afirmó que los rellenos de zonas bajas generarán a mediano plazo que la naturaleza cobre la factura y reclame sus cauces naturales, poniendo en riesgo incluso la vida de cientos de personas.

“Los riesgos son que estas comunidades sean damnificados ambientales, refugiados ambientales que van a estar siendo desplazados todo el tiempo perdiendo sus cosas, muebles, casas, incluso su vida por los fenómenos ambientales, el Golfo es el más expuesto”, acotó.

Apuntó que actualmente los estados de Veracruz y Tabasco ya sufren las consecuencias y se vio durante el paso de los huracanes Karl y Mathew, pero en otras entidades como Campeche y Tamaulipas, se presentarán a mediano plazo.

González Gaudiano sostuvo que la vulnerabilidad no solo obedece al calentamiento global, sino a los asentamientos en zonas irregulares y de alto riesgo.

Fuente

15 nov. 2010

Suma Colombia 128 muertos por lluvias

Al menos siete personas murieron en deslaves ocurridos en dos zonas al noroeste de Colombia, informó Iván Márquez, director de socorro de la CruzRoja colombiana, con lo cual suman ya 128 muertos en esta temporada de lluvias.

Márquez especificó que uno de los siniestros se produjo en La Sierra, un barrio de Medellín, en el departamento de Antioquia, donde un deslizamiento de tierra cubrió varias viviendas, provocando la muerte de al menos tres personas.

Explicó que tres cuerpos fueron rescatados pero tienen reportado a otro desaparecido.

En otra avalancha, que también cubrió viviendas en la zona rural de Quincha, en el departamento de Risaralda, murieron cuatro personas más tras un fuerte aguacero que aflojó la tierra en una zona montañosa, provocando un alud.

En la actual temporada de lluvias, inusualmente copiosa, se reporta la destrucción de más de mil 500 viviendas en 28 de los 32 departamentos del país. Hay alertas dedesbordamientos en la parte norte de dos de los principales ríos: el Magdalena y el Cauca.

Los departamentos más afectados son los del litoral Caribe: Bolvar, Magdalena, Córdoba y Sucre, así como el departamento del Choc sobre el Pacífico.

Fuente

Pretenden evitar inundaciones futuras

Desarrollo Urbano y la Dirección de Desarrollo Sustentable y Protección al Am- biente trabajarán en conjunto, con la idea de establecer un reglamento que impida la invasión de áreas que en un futuro causen inundaciones en la ciudad.

Sin duda, uno de los problemas que vive la ciudad en temporada de lluvias es la inundación de colonias, producto de las obstrucciones de canales a cielo abierto por basura de particulares y empresas o en su defecto el relleno clandestino, que provoca serias dificultades.

Por consiguiente, Gerardo Siliceo Tavera, Director de Desarrollo Sustentable, aseguró que prohibieran sean rellenados, trabajando de manera conjunta con Desarrollo Urbano para que a través de un regla- mento que se encuentra ya elaborado se ponga orden.

Las causas principales de los problemas, es la obstrucción de los drenajes por el depósito de basura, el reglamento contempla la creación de una “policía ambiental”, como parte de la inspección y vigilancia de las áreas, contando con una figura jurídica que permita sancionar en determinado momento.

“Muchos vienen de la zona sur y depositan su basura de manera clandestina en algunos caminos veci- nales, otros en las colonias alejadas, como una forma de evitar el pago con la empresa encargada del manejo de los residuos. Por ello se busca aplicar sanciones”

Fuente

El temporal causa inundaciones en Baión y deja a Ribadumia sin telefonía fija

Una familia de Vilanova ve como una tromba de agua le mata por segunda vez en dos meses a varias aves de corral

Las intensas precipitaciones caídas en O Salnés a partir de las diez de la noche del sábado causaron serias inundaciones en dos viviendas de Baión (Vilanova de Arousa), y provocaron que buena parte del Concello de Ribadumia se quedase sin servicio de telefonía fija durante unas doce horas.

Una de las casas inundadas se encuentra en frente de la capilla de San Simón. Al parecer, se obturó una alcantarillada situada en el entorno de la vivienda, y eso motivó que les entrase una gran cantidad de agua dentro de la casa, incluso a través de los inodoros. Sobre las 22.15 horas fueron alertados los voluntarios de Protección Civil de Vilanova, que al llegar al punto ordenaron el desalojo de la vivienda –ocupada por una pareja joven– y procedieron a achicar el agua, que llegó a alcanzar una altura de unos doce centímetros. El operativo duró hora y media.
Otra incidencia se registró en Fonsín, pues una familia vio como se le volvía a inundar una dependencia anexa a la vivienda, donde tienen conejos, galliñas y patos. La vecina explica que el Concello está levantando la pista principal de acceso a Fonsín para evitar que el camino vuelva a inundarse y que, en efecto, ahora los coches pueden pasar con normalidad. Sin embargo, parece ser que esa obra está agravando los riesgos a los que está expuesta su casa.
Según cuenta la afectada, el agua de la pista se desvía ahora a una presa que está cerrada. Al no evacuar el agua, ésta desborda en varias direcciones, y ocupa una finca colindante con su propiedad. Según ella, sobre las diez de la noche del sábado el agua acumulada en la finca se le metió en tromba en el edificio anexo a su vivienda, alcanzando en algunos establos una altura de casi un metro.
La mujer explica que la tromba de ayer le mató una docena de aves, entre galliñas y pollos. La vecina está muy preocupada, pues otra inundación ya le mató también varios animales de corral hace apenas dos meses.
También en Vilanova, pero en las proximidades del pazo de Vista Real (Corón) el temporal causó la caída de un muro de contención particular. Las piedras cortaron la pista que da acceso al colegio público de San Roque de Corón, y tuvieron que desplazarse hasta el punto los voluntarios de Protección Civil para retirarlas y abrir un carril de paso.
Sin salir de Vilanova, los servicios de emergencias acudieron a las 5 horas de la madrugada a una alerta de incendio en un edificio de As Sinas. Al llegar allí comprobaron que no había tal fuego. Al parecer, la falsa alarma la dio un hombre de entre 40 y 45 años que reside en ese mismo edificio, y que ya llamó otras veces al servicio de emergencias del 112 Galicia para dar falsas alarmas.
Los servicios de emergencias avisan de que este tipo de actuaciones pueden ser castigadas con fuertes sanciones económicas, y mientras los vecinos de As Sinas se muestran preocupados ante la posibilidad de que el alertante pueda llegar a causar una tragedia.
Finalmente, el temporal dejó ayer sin teléfono fijo a buena parte de la población de Ribadumia. El corte del servicio incluso afectó a equipos de emergencias, pues los bomberos del parque de Ribadumia estuvieron sin línea entre la una de la madrugada y la una de la tarde de ayer. Hace quince días, un temporal también causó una severa avería telefónica en O Mosteiro.

Fuente

Países árabes, entre los más vulnerables al cambio climático

Las tormentas de arena asedian a Irak. Inusuales inundaciones crean caos en Arabia Saudita y Yemen. El aumento en el nivel de los mares erosiona la costa de Egipto. Un clima más cálido y seco empeora la escasez de agua en Oriente Medio, la región con menos agua en el mundo.

El mundo árabe ya sufre impactos consistentes con los pronósticos referentes al cambio climático.

Pese a que los científicos son cautelosos respecto a vincular eventos específicos con el calentamiento global, están llamando a los Gobiernos árabes a actuar ahora para protegerse contra posibles desastres.

Existen grandes variaciones en las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita en la región, con tasas muy elevadas para varios productores de gas y petróleo.

Qatar registró las emisiones per cápita más elevadas del mundo en el 2006, con 56,2 toneladas de dióxido de carbono, mientras que los egipcios emitieron sólo 2,25 toneladas, según cifras de Naciones Unidas.

Aunque históricamente la región ha contribuido relativamente poco a las emisiones de gases invernadero, está entre las más vulnerables al cambio climático y las emisiones aumentan.

La inacción no es una opción, dijo Mohamed El-Ashry, ex jefe de Global Environment Facility, un fondo que asiste a países en desarrollo sobre asuntos climáticos y ambientales.

"Es naturaleza humana esperar hasta que haya una crisis para actuar", dijo a Reuters. "Pero es detestable esperar hasta que haya una crisis realmente grande en la que grandes números de personas sufrirán innecesariamente", agregó.

Las medidas para combatir los problemas ambientales de la región también ayudarían a evitar futuros impactos del calentamiento global.

"Resolver los conflictos de agua, digamos, tendría el beneficio dual de responder a asuntos del cambio climático, pero también resolvería los problemas resultantes del crecimiento de la población, la mala administración e instituciones muy débiles relacionadas al agua", indicó Ashry.

INESTABILIDAD A GRAN ESCALA

La población del mundo árabe se triplicó a 360 millones de personas desde 1970 y subirá a casi 600 millones para el 2050, según una investigación del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizada este año.

"Para una región que ya es vulnerable a muchas tensiones no climáticas, el cambio climático y sus posibles impactos físicos y socioeconómicos podrían exacerbar esta vulnerabilidad, llevando a una inestabilidad a gran escala", dice el documento de la ONU, agregando que los pobres y vulnerables sufrirán más.

La escasez de agua, el mayor desafío, ya es nefasta.

Para el 2015, los árabes tendrán que sobrevivir con menos de 500 metros cúbicos de agua al año, un nivel definido como escasez severa, contra un promedio mundial que excede los 6.000 metros cúbicos por cabeza.

Esa advertencia vino en un reporte entregado la semana pasada por el Foro Arabe para el Ambiente y Desarrollo (AFED por su sigla en inglés), que dijo que el suministro de agua de la región disminuyó a un cuarto de su nivel en 1960.

Fuente

Gobiernos carecen de voluntad para frenar la destrucción de la Tierra

Juan López de Uralde ingresó a Greenpeace en 1987. Ahí ocupó varios cargos; el último fue como director de Greenpeace-España. Justo cuando su nombre ya tenía fama mundial, renunció a Greenpeace, el 31 de agosto pasado. ¿El motivo? Crear, con otros ecologistas, el primer partido político verde en España.

Cinco minutos fueron suficientes para que su nombre se conociera en el mundo. Ni siquiera los 23 años que formó parte de la organización Greenpeace le dieron tanta fama. Juan López de Uralde pasó a la historia por burlar las medidas de seguridad del Palacio de Christiansborg, en Copenhague, y colarse a una cena de gala que tenía como invitados a más de un centenar de jefes de Estado.

La cena era presidida por la reina de Dinamarca, Margarita II. Ahí, frente al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy; al primer ministro británico, Gordon Brown; a la canciller alemana, Ángela Merkel; a los presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y de Venezuela, Hugo Chávez, Juan López de Uralde y su compañera activista, la noruega Nora Christiansen, desplegaron un par de pancartas en las que se leía: “Politicians talk. Leaders ACT” (Los políticos hablan. Los líderes actúan).

Fue la noche del 17 de diciembre de 2009. Sólo faltaban 24 horas para que terminara la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático en Copenhague. Para entonces ya se sabía que la reunión pasaría a la historia como un fracaso, por no lograr un acuerdo para combatir el cambio climático.

Por su protesta, Juan López de Uralde y cuatro activistas más fueron a dar a la cárcel durante 20 días. Se les acusó de hacerse pasar por una autoridad pública, falsedad documental y acceder de forma ilegal.

Juan López de Uralde ingresó a Greenpeace en 1987. Ahí ocupó varios cargos; el último fue como director de Greenpeace-España. Justo cuando su nombre ya tenía fama mundial, renunció a Greenpeace, el 31 de agosto pasado. ¿El motivo? Crear, con otros ecologistas, el primer partido político verde en España.

El primer paso ya lo dieron: formaron la fundación Equo.

—Su nombre se conoció por arruinarle la fiesta a la reina de Dinamarca, ¿volvería a hacerlo?

—Bueno, no por arruinarle la fiesta a la reina, sino por hacer una protesta ante más de 100 jefes de Estado. Lo que se buscó fue denunciar que, después de años de preparar un acuerdo que pusiera freno al cambio climático, los jefes de Estado habían fracasado.

—Y, ¿volvería a hacerlo?

—Millones de personas se sintieron representadas en esa protesta. Hicimos lo que teníamos que hacer. Después de cada cumbre fracasada, debería de haber una acción pacífica que pusiera de manifiesto este fracaso. Por ejemplo, con la Cumbre de los Objetivos del Milenio (realizada en septiembre pasado) de nuevo se habló de fracaso. Me hubiera gustado ver una acción de denuncia para que estas cosas no pasen desapercibidas. En ese sentido, sí volvería a hacerlo.

—¿Qué piensa de estas cumbres mundiales? ¿Ya perdieron fuerza? —Pareciera ser que sí. El proceso para llegar a un acuerdo global contra el cambio climático comienza en la Cumbre de Río, en 1992. A pesar de que llevamos 18 años con el compromiso de los jefes de Estado de hacer frente al cambio climático, las emisiones (de gases de efecto invernadero) no paran de crecer. Desde que entramos al siglo XXI, el aumento de las emisiones se ha multiplicado por tres. Los jefes de Estado acuden rápido a resolver los problemas económicos creados por las entidades financieras, pero no son capaces, después de casi 20 años, de hacer frente a los problemas que tiene la Tierra, y eso es mucho más grave.

—¿En Copenhague decidió dejar Greenpeace y dedicarse a la política?

—Antes de la cumbre ya lo había decidido. Consideraba que ya era tiempo de hacer otras cosas, pero no había decidido qué. Con el tiempo vi que la ecología política es una asignatura por construir y me parecía que ahí había un trabajo por hacer. A eso decidí dedicar mis esfuerzos.

—¿Ecología política?

—Ecología política es el planteamiento que trata de utilizar la política para llevar los principios ecologistas a las instituciones, que esos principios impregnen el conjunto de la geopolítica del país.

—¿Qué es Equo?

—Es una fundación que pretende llevar la ecología política y la equidad social al centro del debate internacional y político en España. Es un intento de generar una plataforma de política verde que alcance la misma relevancia que tienen los partidos verdes en el resto de Europa.

—¿Por qué el lema “sustentabilidad ambiental y justicia social”?

—Nosotros entendemos que estos temas tienen una causa común: la destrucción ambiental y el modelo económico por el cual 20% de la población mundial consume 80% de los recursos naturales; mientras que el otro 80% de la población difícilmente tiene acceso a una parte de esos recursos. Los dos elementos tienen una causa común: un modelo que se basa en el crecimiento continuado sobre una base cívica que es chiquita e insostenible. Estas dos ideas nos llevan a buscar un modelo diferente. No sabemos cuál es ese modelo, pero sí creemos que hay que avanzar hacia una nueva era poscapitalista.

—¿Funcionaría un partido verde en España?

—Estoy convencido de que sí. En países como Alemania, los verdes mueven más de 20% del voto. Los partidos verdes europeos se mueven por arriba de 10% del voto.

—¿Se mira como futuro presidente de España?

—No es ese el planteamiento. Nos interesa la influencia en las políticas, más que el poder. Aunque, desde luego, si alcanzáramos la posibilidad de entrar a las instituciones, desde luego, lo valoraríamos.

—¿Conoce al Partido Verde Ecologista de México?

—No, no lo conozco.

—¿Existe una moda verde? Muchas empresas han tomado lo “verde” como parte de su publicidad, y en realidad son muy contaminantes.

No creo que exista una moda verde. Creo que existe una verdadera preocupación de los ciudadanos por la progresiva destrucción de nuestro medio ambiente. Y sí, (de algunas compañías) hay un lavado de imagen y eso hay que denunciarlo y exponerlo, contraponiéndolo con la verdad de cómo actúan las empresas. Es una práctica que debe ser perseguida, porque sólo engaña a la opinión pública y al consumidor.

—¿Qué opina de Al Gore?

—Al Gore logró llevar el tema (del cambio climático) a niveles a los que no se había llegado. Pero me parece que se quedó a mitad de camino. Creo que debió haber seguido y trabajar mucho más con las bases ecologistas de los diferentes países para conseguir que el movimiento contra el cambio climático se fortaleciera.

—Cuando se encuentra con alguno de los escépticos del cambio climático, ¿qué les dice?

—Que son unos irresponsables, que lo que hacen es un auténtico crimen contra la humanidad. Ellos saben que no están manejando los datos reales que la ciencia maneja, que lo único que pretenden es servir a los intereses de las empresas de los combustibles fósiles.

—En su libro “La venganza de la Tierra”, el científico inglés James Lovelock dice que la única forma de frenar el cambio climático es usando energía nuclear. ¿Qué opina?

—Que es totalmente erróneo. Lovelock es un autor que ha dicho muchas verdades, pero también ha cometido grandes errores. Uno de ellos es su apoyo a la energía nuclear. La energía nuclear, en este momento, sólo produce 5% del total de la energía que la humanidad consume y sólo puede producir muy poquito más, entre otras cosas, porque las reservas de uranio globales, según la propia industria nuclear, sólo darían para 80 años. Por lo tanto, la energía nuclear no es ni será una alternativa real a la actual crisis energética.

—¿El cambio climático se está convirtiendo en el villano favorito?

—El cambio climático, indudablemente, está incrementando el número de catástrofes naturales que estamos viviendo en el planeta Tierra. Eso no quiere decir que cada una de las catástrofes naturales sea consecuencia del cambio climático, pero sí que la frecuencia es mayor y, por lo tanto, es un elemento a combatir y a poner en consideración. Lo que más me alarma no es que se achaque todo al cambio climático, sino que no se hace nada. Todos sabemos las consecuencias del cambio climático, de su gravedad, sin embargo, las emisiones no paran de aumentar.

—¿Lograr un acuerdo internacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se convirtió en una utopía?

—El problema es que estamos viendo una escalada mayor de poder de las corporaciones y una reducción de poder de los gobiernos. Esta realidad hace cada vez más difícil que los gobiernos puedan poner coto a los desmanes ambientales. En el pasado ha habido acuerdos internacionales —por ejemplo, para proteger la capa de ozono— que han sido muy efectivos. Sin embargo, en la actualidad el poder corporativo impide que se avance en un acuerdo contra el cambio climático. Los gobiernos tienen que retomar el control de la situación; dar un puñetazo en la mesa y obligar a reducir las emisiones a través de un acuerdo internacional. Si no lo hacen, es que no hay voluntad política.

—¿Qué deben hacer los ciudadanos?

—Los ciudadanos tenemos que continuar presionando, demandando a los gobiernos —de todos los niveles— y a los líderes mundiales. Para que se den los cambios que son necesarios —como el cambio en el modelo energético, en el transporte, en el urbanismo, en la preservación de los espacios naturales— se necesita presionar desde abajo, a nivel local. Sólo así la sustentabilidad estará en la cultura política de nuestros países.

—¿Cómo mira la próxima cumbre que se realizará en Cancún, la COP16?

—Con un cierto grado de indignación. Me parece que la comunidad internacional ha dejado pasar otro año. Pareciera que existe una especie de consenso para que en México tampoco se llegue a ningún acuerdo.

—¿Qué piensa del papel que realiza México como país anfitrión de la COP16?

—Creo que hay un abismo entre el discurso del gobierno mexicano, sobre la importancia de la cumbre, y la realidad en su política doméstica, la cual va en el sentido de aumentar las emisiones (de gases de efecto invernadero). Hasta donde conozco, no se están dando los pasos necesarios para, por ejemplo, hacer un cambio drástico en la política energética, un cambio que mueva a México hacia las energías renovables, un campo donde, por cierto, su nación tiene un gran potencial. Y las energías renovables no sólo generan energía, sino también empleos e industrias; ingresos para un país.

—Ante los fracasos internacionales, ¿no se corre el riesgo de que el término “cambio climático” se convierta sólo en una frase más?

—Sí es un riesgo. De ahí la urgencia de avanzar. En esta ruta de cumbres fracasadas, la gente mira cada vez más a estas reuniones con mayor lejanía y con mayor escepticismo. Esto es dramático, porque no hay alternativa a un acuerdo multilateral. La solución del cambio climático no va a venir del Grupo de los 12 ni del Grupo de los 8 o del Grupo de los 20; tiene que venir del conjunto de los países.

—Si usted asistiera a la Cumbre de Cancún y decidiera “colarse” a una cena de gala organizada por Felipe Calderón, ¿qué frase llevaría la pancarta que desplegaría?

—Todavía no tengo decidido si iré o no a la Cumbre de Cancún, porque realmente estoy un poco cansado de la falta de acción real en estas reuniones internacionales. Pero en caso de que asistiera y si llevara una pancarta, diría algo así como: “Han pasado 18 años, ¿qué están esperando?”.

Fuente

Unas cuatro mil personas damnificadas por inundación en La Virginia

A medida que crece el nivel del río Cauca a su paso por La Virginia (Risaralda), crece el número de personas afectadas por la inundación, que tienen que abandonar sus viviendas, porque el nivel del agua ya no les permite estar allí.

Diana Carolina Ramírez, directora del Comité Regional de Atención y Prevención de Desastres de Risaralda (Crepad), informó que ya son 500 las familias en condición de autoalbergue y 383 que están alojadas en los albergues habilitados en los colegios y escuelas.
"Estamos organizados con el municipio, el departamento, la Cruz Roja y la Defensa Civil atendiendo a los damnificados que ya serían unos cuatro mil. A medida que el río sube, más familias van dejando sus casas", dijo la funcionaria.

Jorge Mario Toro, cabo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de La Virginia, señaló que, en la mañana de este domingo, el río registra un nivel de 6,34 metros. "Ha subido dos centímetros en las últimas dos horas. En la medición de las 6:00 de la mañana era de 6,32", comentó el bombero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido