4 ene. 2010

Andalucia. El diciembre más lluvioso en 60 años

Las precipitaciones del pasado mes garantizan suficiente agua para más de dos años en Andalucía

Nunca llueve a gusto de todos, pero parece que esta vez ha llovido al gusto de muchos. Andalucía ha visto caer la lluvia de forma ininterrumpida durante más de 15 días. Una lluvia intensa, pausada y caladera que, pese a los incidentes negativos -como desbordamiento de ríos o cortes de carreteras en algunos puntos-, tiene beneficios mayores que se notarán a largo plazo. Una lluvia también abundante: del 18 al 30 de diciembre cayeron en Andalucía una media de 238 litros por metro cuadrado. Pocos recuerdan un diciembre así. De hecho, es el más lluvioso desde antes de 1950, según confirmó a este periódico el director gerente de la Agencia Andaluza del Agua, Juan Paniagua.

Esta generosidad de las nubes ha colmado los embalses de la Comunidad, que han visto duplicada su capacidad en apenas dos semanas con un aporte de más de 2.500 hectómetros cúbicos. Desde el día 15 al 30 de diciembre, los pantanos incrementaron su capacidad en 25 puntos, explica Paniagua. De 3.389 hectómetros cúbicos se pasó a 6.365. Los embalses estaban el último día de diciembre al 60,5% de su capacidad, cuando hace un año por estas fechas se encontraban al 35,11%. Las persistentes precipitaciones de los días posteriores y venideros unidas a los efectos de las escorrentías de la tierra prometen aumentar aún más esa capacidad, puntualizó Paniagua.

Un almacenamiento de agua que permite otear el horizonte con cierta tranquilidad, ya que con lo que hay ahora acumulado se garantiza el abastecimiento para más de dos años a la mayor parte de Andalucía, tanto para consumo humano como para actividades agrícolas e industriales.

Abastecimiento

Un plazo distinto para cada zona porque las precipitaciones no han sido uniformes, recuerda Paniagua. De esta forma, Cádiz, donde cayeron 362 litros por metro cuadrado, ve garantizada el agua para cuatro años, pero Almería, donde pese a llover más de lo acostumbrado en dicha provincia y recogerse 148 litros por metro cuadrado, difícilmente tendrá agua suficiente en sus embalses para un ejercicio entero. En medio, Sevilla tiene agua sobrada para el regadío en dos años y el consumo humano en tres, mientras en Málaga y Granada hay suficiente para dos años.
Nada hacía prever lo ocurrido cuando empezó el año hidrológico el pasado octubre, mes que se caracterizó por ser uno de los más secos de los últimos años, apunta Paniagua. Y es que las lluvias han sido tan intensas que en varios puntos de la red hidrológica se han superado medias históricas, como por ejemplo el Campo de Gibraltar o la cuenca minera onubense. Así ha ocurrido en el pantano de Jarrama (Huelva) donde se han contabilizado desde octubre 867 litros por metro cuadrado, el triple de la media histórica. En los embalses jienenses de Aguascebas, Quiebrajano o Tranco de Beas se recogieron más de 400 litros por metro cuadrado, más del doble del promedio histórico. Incluso en el embalse de Benínar, en Almería, se superó su media histórica, 217, al recogerse 315 litros por metro cuadrado. A resultas de tanta agua 21 pantanos andaluces están casi llenos y varios de ellos, como media docena del Campo de Gibraltar, han debido de ser aliviados.

Pese a esta alegría de agua, Juan Paniagua recuerda que vivimos en una zona donde este líquido es un bien escaso y que hay que seguir siendo austeros con su gasto.

fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido