18 mar. 2011

Santiago del Estero atraviesa la peor inundación de los últimos 30 años


Las lluvias torrenciales provocaron desbordes en los ríos Salados y Dulce. Hay miles de personas afectadas. El ministro de Salud ndicó que la situación “está controlada” y se están llevando alimentos y remedios.

Los desbordes de los ríos Salado y Dulce en Santiago del Estero han dejado más de 8 mil personas afectadas, mientras que 11 escuelas han tenido que cerrar sus puertas. Se trata de la peor crecida de los últimos 30 años ocasionada por las lluvias torrenciales que azotan esa zona del país desde hace varias semanas.

En los departamentos Alberdi, Jiménez, Pellegrini, Copo, Figueroa, Sarmiento, Juan Felipe Ibarra y Avellaneda, cientos de personas permanecen aisladas por kilómetros de agua desbordada del Salado, que avanzó sobre los caminos.

El Dulce inundó a decenas de comunidades de la zona de bañados de los departamentos Mitre, Aguirre y Salavina, donde la gente optó por buscar lugares más altos, para instalarse con sus animales, a esperar que el agua les devuelva sus hogares.

El ministro de Salud, Juan Manzur, aseguró que "está controlada" la situación sanitaria en la provincia, tras sobrevolar en helicóptero las zonas inundadas por los desbordes de los ríos Dulce y Salado.

"La cobertura y el despliegue sanitario que se está realizando es muy importante", manifestó el funcionario, quien recorrió la zona junto al gobernador Gerardo Zamora.

Manzur destacó que "se está llegando absolutamente a todas las familias y, en ese contexto, se están evaluando y completando los esquemas de vacunación, se están proveyendo medicamentos y alimentos, y se trabaja para prevenir cualquier otra situación".

El ministro explicó en un comunicado difundido por la cartera sanitaria que una de las situaciones "más complejas y críticas tiene que ver con los animales ponzoñosos" y citó entre ellos las arañas y las víboras.

"Ya está en la provincia la prevención: hay sueros, antiofídicos y antiarácnidos", aseguró el funcionario, quien también visitó dependencias dispuestas para que los alumnos puedan tomar clases en la localidad de Santos Lugares.

El ministro afirmó que los chicos han vuelto a clases en una escuela improvisada. “Hay que destacar la vocación intacta de los maestros y del gobierno provincial para que los alumnos no pierdan los días de estudio", precisó el funcionario.

El gobernador de Santiago del Estero, en tanto, manifestó que la situación por el desborde de los ríos "es más grave que la del año pasado" y dijo que espera "solucionar esto de manera definitiva en un futuro no muy lejano, con las obras infraestructura que se están haciendo".

"Este es un tema bastante problemático, pero estamos trabajando de manera conjunta con la Nación, y con el área de dengue y de vectores", explicó el mandatario provincial, y sostuvo que el objetivo es "solucionar el tema de los evacuados y de muchas poblaciones aisladas, a las que hay que llegar en bote".

El gobernador se mostró "preocupado" por la caída de lluvias y manifestó que "dificultan las tareas y lo que se está haciendo en términos de asistencia".

El martes, la subsecretaria de Educación de la provincia, Mariela Nassif, anunció que los alumnos de las zonas inundadas que no pueden concurrir a clases recibirán cartillas educativas y podrán seguir por radio las enseñanzas planificadas para el nivel primario, para no perder el ciclo lectivo 2011.

La funcionaria dijo en esa oportunidad que el sistema se implementará en once escuelas rurales afectadas por las inundaciones, de las cuales una quedó anegada.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido