26 dic. 2009

DARPA y el control del clima (Rayos)

Desde el punto de vista físico, un rayo no es otra cosa que una poderosa descarga electrostática natural, que tiene lugar durante las llamadas “tormentas eléctricas”. Estas descargas generalmente van acompañadas de una fuerte emisión de luz -el relámpago- que es causada la ionización de las moléculas del aire al ser atravesadas por la corriente eléctrica. Los rayos son producidos por la diferencia de potencial que aparece entre las partículas de carga negativa de la Tierra y las de signo positivo que se generan en las nubes. Cuando esta diferencia se hace lo suficientemente grande como para vencer la resistencia de la atmósfera, se crea una corriente de electrones entre ambos puntos -desde abajo hacia arriba- y decimos que “ha caído un rayo”. Este tipo de fenómeno suele ocasionar problemas en las estructuras -sobre todo en antenas de comunicaciones- o personas que tienen la mala suerte de encontrarse en el lugar justo por el que circula esta corriente.

Justamente, la idea de DARPA es desarrollar alguna clase de tecnología que permita controlar o desviar estas descargas, para proteger a civiles y militares de sus nefastos efectos. En el parte de prensa, DARPA menciona que “los rayos causan perdidas por más de 1000 millones de dólares por daños directos a la propiedad- cada año- sólo en los EE.UU. También causan numerosas pérdidas de vidas humanas y la interrupción de actividades o lanzamientos relacionados con el espacio". Como respuesta a este problema, la agencia se propone estudiar en profundidad los mecanismos que causan los rayos con la intención de “dominarlos”. Como parte del proyecto, DARPA pretende crear modelos válidos de este proceso natural y reproducirlos, para -no sabemos todavía exactamente con que fines- provocar tormentas eléctricas en forma intencionada. La agencia también desea desarrollar una tecnología capaz de proteger un área determinada de la acción de los rayos, ya sea evitando que se generen las citadas diferencias de potencial eléctrico o desviando las tormentas.

Sabiendo cuál es la actividad central de DARPA -básicamente, crear armas que sirvan para mantener la supremacía militar de su país- resulta bastante sospechoso que la agencia quiera “reproducir rayos” para proteger a la gente. Si uno es un poco paranoico, puede pensar que el desarrollo de un mecanismo capaz de desviar tormentas o crear rayos a voluntad -además de proteger vidas propias- puede servir para destruir instalaciones y tropas ajenas. Algunos creen que detrás de este proyecto se esconde en realidad la intención de crear armas que utilicen el clima como una forma de asegurar objetivos. ¿Paranoia? Puede ser. Pero tratándose de DARPA, nunca se sabe.

fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido