19 ene. 2012

Fenómeno climático azota la ciudad


El débil frente frío del sur desaparecerá hoy al mediodía
Una barrera de polvo con vientos del sur, que alcanzaron una velocidad de entre 60 y 70 Km/h, y una tormenta eléctrica hacía presagiar que ayer por la tarde ingresaba un frente frío a la ciudad. Al final solo se trató de chubascos aislados acompañados de vientos débiles.
Según los reportes de meteorología, a partir del mediodía de hoy se sentirá el intenso calor en la ciudad, con una temperatura máxima de 32ºC. El meteorólogo de Aasana Carlos Melgar explicó que el día estará nublado con chubascos de corta duración.
La polvareda levantada ayer, que se asemejaba a un tornado, provocó inconvenientes entre las aeronaves que estaban por aterrizar en el aeropuerto El Trompillo.
El capitán Johnny Méndez pilotaba la aeronave tipo Let, de fabricación checoslovaca, con matrícula CP 2382 de la empresa Aeroeste, proveniente de Puerto Suárez con 10 pasajeros. Para aterrizar tuvo que aumentar la velocidad del avión y usar el modo de visión instrumental para atravesar la cortina de tierra que cerraba el cielo en la zona del aeródromo capitalino.
“En ningún momento el vuelo se tornó intranquilo porque el viento fuerte solo se sintió al llegar a la ciudad, por lo que aceleré y posteriormente alargué el aterrizaje en la pista”, explicó Méndez, con 27 años de experiencia en la profesión.
El piloto, que obtuvo su licencia en 1984, anotó que este tipo de situaciones se presenta en raras ocasiones porque los navegantes siempre están consultando el estado del tiempo.
Además, en el barrio ENDE, a dos cuadras del zoológico, se vino abajo un árbol que dañó la barda de una vivienda.
Una canoa se vuelca por los fuertes vientos
Los vientos huracanados que azotaron San Ignacio de Velasco el martes al atardecer provocaron que se vuelque una canoa en la represa Guapomó, causando la muerte de un pescador de 18 años, mientras que sus dos acompañantes salvaron su vida porque nadaron hasta la orilla.
El vendaval seguido de una tormenta eléctrica y lluvia torrencial también provocó la caída de varios árboles en la plaza principal, así como en el cuartel del Regimiento de Fuerzas Especiales Warnes X de Infantería, donde causaron destrozos en los dormitorios de los soldados.
Róger Apaca, vecino del barrio San Andrés, relató que se  llevó tremendo susto al ver cómo cayó una planta cerca de su venta de abarrotes, mientras que en el balneario Agustín Harrer un puente de tablones se vino abajo. En la comunidad indígena de Carmencita, a 15 km, el viento se llevó el techo de una vivienda.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido