23 may. 2012

Lluvias cobran dos víctimas mortales en Honduras



Copeco extendió por 48 horas la alerta verde en 12 departamentos por las precipitaciones.
Tegucigalpa, Honduras
Dos mujeres se convirtieron en las primeras víctimas mortales de las lluvias en el país.
Mientras dormía junto a su pequeña hija de cinco años, Dinora Torres Lobo (20), pereció soterrada por un alud de piedras y concreto, luego del desplome de un muro de contención en la marginal zona de La Mololoa en la capital.   Un alud de lodo y piedras derribó su vivienda ubicada en la altura de una colina del sector.  “Cómo lamento no haber estado cerca para ayudarla. Yo solo escuché el estruendo y me percaté del derrumbe del muro”, relató entre lágrimas y sollozos una vecina.
Y es que la abrupta caída de un muro no permitió que la joven se percatara del peligro y pudiera escapar de la muerte.
El equipo del Cuerpo de Bomberos la rescató aún con vida, pero camino al hospital pereció a causa de los traumatismos internos. Su hija Yesy Cardona Torres fue trasladada en estado crítico al Hospital Escuela, pero fue estabilizada.
Ayer también se informó de la muerte de María Medina Pérez, quien falleció al ser arrastrada por la corriente de un río en una aldea de Olanchito, Yoro.
Riesgo en la capital
Apenas el fin de semana hizo su entrada oficial el invierno y ya ayer llenó de luto y dolor a la primera familia capitalina.
Las intermitentes lluvias que desde el sábado anterior caen sobre la ciudad solo han activado el miedo entre los 600 mil ciudadanos que viven en los 165 zonas de riesgo de deslizamientos.
Desde el fin de semana fue necesaria la declaratoria de alerta verde en la ciudad por parte de Copeco (Comisión Permanente de Contingencias) debido a la preocupante saturación que el suelo ha acumulado en menos de una semana de lluvias.
Jorge Solís, gerente de Riesgo Nacional de Copeco, informó que “ya se registró la primera víctima por ahogamiento en la colonia La Mololoa, se cayó un muro perimetral en la colonia Los Pinos, y hay diez familias que perdieron sus enseres domésticos debido a los deslizamientos en diferentes puntos de la capital”, expresó.
El pertinaz aguacero dejó varias viviendas inundadas en la colonia Kennedy, adonde históricamente el colapso de las cunetas causan los rebalses.
Además decenas de calles y bulevares de la ciudad quedaron anegados de agua, lo que originó un pesado tráfico.
El mal tiempo que imperó durante el fin de semana, en el que las lloviznas y tormentas dejaron 50 milímetros de agua no cesan.
La pertinaz llovizna desde la noche del domingo y madrugada del lunes y que continuó la tarde y noche motivaron una extensión de la emergencia por las próximas 72 horas.
En ese sentido, Solís exhortó a las personas para que estén pendientes de su entorno a la hora de las tormentas, para que cuando observen una situación anormal en la superficie la reporten de inmediato a los cuerpos de socorro. Luis Urrutia, gerente del Codem (Comité de Emergencia Municipal), confirmó ayer la evacuación de varias familias en la colonia Nueva Oriental, así como varios deslizamientos en menor escala en varios puntos de Comayagüela.
Extienden alerta
Las lluvias en el resto del país también obligaron a las autoridades de Copeco a extender por 48 horas la alerta verde en para los  departamentos  de Olancho, El Paraíso, Colón, Yoro, Cortés, Comayagua  y  Francisco Morazán  (Tegucigalpa  y Comayagüela), Choluteca, Valle, La Paz, Intibucá y Lempira.
Las  lluvias  caídas  en  los  últimos días han provocado la saturación del suelo  y en vista que las precipitaciones continuarán  durante las próximas horas,  podrían ocurrir desbordamientos en los caudales de varias cuencas y subcuencas.
La  emisión  de la alerta verde conlleva el monitoreo permanente de este fenómeno meteorológico,  localizado en el norte del territorio nacional, por el SAT (Sistema de Alerta Temprana) de Copeco en el cual participa el SMN (Servicio Meteorológico Nacional).
Copeco  llama  a  la ciudadanía a tomar  todas las medidas de precaución relacionadas con la limpieza  de cunetas y tragantes, así como las cuencas de los ríos   y quebradas,  particularmente  en  las  zonas de recurrente vulnerabilidad.
Este fenómeno también causa inestabilidad en la mayor parte del  territorio nacional, lo que genera lluvias  y  chubascos.
Hay 106 casas dañadas y evacuan 500 personas en Trojes
 El Paraíso. Las  lluvias  caídas  en  los  últimos  días producto de un sistema de baja presión  localizado al norte del  país han causado hasta la fecha daños a 106  viviendas y obligaron la evacuación de 500 personas en el municipio de Trojes, El Paraíso, sin que se reporten pérdidas humanas.
Ante  esta  situación,  la  dirección  de  Preparación y Respuesta de Copeco desplazó  ayuda  humanitaria  consistente en raciones de alimentos para las personas  afectadas  en  las  colonias  José Simón Azcona, Gracias a Dios, Colinas de Opeca y San Marcos de ese municipio.
Otros lugares adonde se registran daños a viviendas son las siguientes: en El Progreso, Yoro,  (caída de muro sobre dos viviendas); el Cuerpo de Bomberos de  Catacamas reporta también inundaciones que afectaron ayer por la noche a 10  barrios  en  ese municipio, y en el municipio de Concordia se reporta una vivienda inundada.
Choluteca también comienza a mostrar su vulnerabilidad. El aumento del caudal del río Choluteca amenaza desde ya con cubrir de agua uno de los barrios más delicados a causa de las inundaciones.
Y es que uno de los bordos de contención que se construyó el año pasado ha comenzado a ceder ante la potencia de las corrientes del afluente.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido