10 abr. 2012

Unos 30.000 usuarios sin luz por temporal que dejó 17 muertos en Argentina


Buenos Aires.- Cerca de 30.000 usuarios permanecen sin suministro de energía en la provincia argentina de Buenos Aires a raíz del fuerte temporal que el pasado miércoles dejó un saldo de 17 muertos, informaron hoy fuentes oficiales.

"No soy meteorólogo pero tampoco soy ciego. Lo que ocurrió el miércoles fue un tornado" que azotó a Buenos Aires y su cinturón urbano, afirmó en una rueda de prensa el ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, quien estimó que este martes quedarán resueltos los problemas por la falta de energía eléctrica.

El secretario argentino de Seguridad, Sergio Berni, afirmó a su vez que no existen registros "en los últimos cien años" de "tamaña tormenta" de lluvia, granizo y con vientos de unos cien kilómetros por hora, que por unas horas dejó sin luz a unos 600.000 usuarios.

A raíz del temporal, entre 25.000 y 30.000 viviendas perdieron el techo, puertas y ventanas y de 25.000 a 35.000 árboles caídos quedaron enroscados en cables, añadió Berni en la rueda de prensa brindada en el Ministerio de Economía, en la capital argentina.

"Hay hogares donde está todo destruido, la casa y la luz. Tenemos que trabajar para devolverle la seguridad a la familia pero esto no se hace mágicamente", sostuvo la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

"Este fenómeno climático ha provocado un desequilibrio en todas las localidades" del conurbano bonaerense, donde residen unas diez millones de personas, dijo la ministra.

Unas 32.000 familias fueron asistidas a raíz del temporal, que también movilizó a 5.000 policías para patrullar las zonas afectados, añadieron los funcionarios.

Vecinos y miembros de agrupaciones "piqueteras" realizaron en los últimos días protestas en barrios bonaerenses por la falta de luz y agua en las zonas perjudicadas por el fenómeno, que derribó estructuras, postes de luz, antenas y grandes carteles.

El número de fallecidos en el conurbano bonaerense suman once y en la capital argentina ascienden a cinco, mientras que en el distrito vecino de Santa Fe, donde también se sintió la tormenta, falleció un joven de 19 años electrocutado.

El temporal fue "casi un tornado, una cosa infernal", definió el ministro de Espacio Público porteño, Diego Santilli, durante un recorrido por barrios de Buenos Aires al día siguiente de la tormenta, cuando amaneció soleado y con temperaturas templadas.

Los fuertes vientos dañaron no sólo viviendas, sino también a varios clubes, en los que cayeron techos, luminarias y otras estructuras, lo que obligó a modificar horarios de partidos de la Liga local.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido