15 feb. 2012

Alud: $ 930 millones para reconstruir casas dañadas en Toconao



72 horas es el plazo para instalar las 20 mediaguas transitorias. Las viviendas definitivas conservarán el diseño de piedra de la zona.
Las aguas y los petroglifos de la Quebrada de Jérez son uno de los principales atractivos turísticos de Toconao, pueblo indígena de la Segunda Región, cuyas casas están construidas de piedra. Pero las intensas lluvias del invierno altiplánico produjeron el aumento en el torrente de la quebrada y la consecuente crecida del río, lo que finalmente provocó un alud, que arrasó con 20 viviendas la noche del domingo.

Durante la tarde de ayer, llegaron a San Pedro de Atacama las primeras de 20 mediaguas destinadas a ser el hogar provisorio de las familias afectadas por el aluvión.

En 72 horas, como máximo, deberían estar completamente instaladas, según un compromiso que asumió el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, luego de recorrer la zona afectada por el alud.

Otras 102 viviendas en esa misma localidad y de otras como Camar, Socaire y Peine, comenzarán a ser reparadas a partir de marzo, según anunció ayer el Ministerio de Vivienda. Se destinarán $ 660 millones para las reparaciones y $ 270 millones para viviendas definitivas. En total, son $ 930 millones para reconstrucción.

"Son reparaciones caras porque son de techumbre. Estamos hablando de 300 UF por vivienda, pero que permiten, de una vez por todas, que no vuelvan a tener problemas con las lluvias", dijo el ministro de Vivienda, Rodrigo Pérez Mackenna.

Las casas definitivas para las familias damnificadas en Toconao serán de piedra, como siempre han sido todas allí, según cuenta Elisa Vilte, presidenta de la Junta de Vecinos Nº 1 de Toconao, perteneciente a la zona afectada por el alud. Explica, además, que los techos de barro "están viejos y por eso se les pasa el agua".

El ministro de Vivienda aseguró que están evaluando que las casas definitivas para los damnificados "sean con fachadas de piedra, para que (...) mantengan una armonía en un lugar tan pintoresco, de tanto atractivo turístico, y que no sea algo que distorsione el entorno". En tanto, las mediaguas están siendo instaladas en un terreno seguro, a unos 300 metros en línea recta de la zona del alud.

Este lugar se escogió en una reunión en la que participaron los ministros de Obras Públicas y Desarrollo Social, la alcaldesa de San Pedro de Atacama, comunidades indígenas y la Junta de Vecinos Nº 1. Sandra Berna, alcaldesa de San Pedro de Atacama, aseguró que la municipalidad no dará permiso para volver a construir en el área del aluvión.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido