16 feb. 2012

Laguna El Cristal, un desierto



La sequía afecta impiadosamente al espejo de agua de Calchaquí. Su fauna ictícola y todo el ecosistema sufren las consecuencias. El proyecto de represamiento aún no fue licitado por la provincia. Buscan crear una zona de humedales protegidos.

La falta de lluvias y el calor hieren de muerte a la laguna El Cristal. En las últimas semanas, el espejo de agua más importante del norte sólo mantiene caudal de agua en la zona del canal que lo atraviesa de norte a sur.

Pero, todo lo que era conocido como la zona de balneario, con agua cristalina de mediana profundidad, presenta un estado desértico y de desolación difícil de imaginar, sólo creíble por las imágenes fotográficas que ilustran la crónica.

La retirada del agua que escurre naturalmente hacia el sur, sumada a la extrema evaporación que se produce en días de sol abrasador, generan un cuadro de estrés hídrico que el balneario no soporta.

Agravan aún más el panorama los innumerables canales clandestinos abiertos para utilizar el agua en explotaciones rurales que se ubican en los márgenes del arroyo que nutre a la laguna, donde finalmente llega un volumen de líquido irrisorio.

El paisaje que se observa hoy en día es calamitoso: sólo arena y una mortandad de peces que se esparce por doquier. Por si fuera poco, los pronósticos más alentadores indican que la falta de lluvias podría prolongarse hasta mediados de marzo.

El lugar guarda en su tierra mucha historia y es fuente de investigaciones arqueológicas muy importantes. Al punto que el año pasado un equipo interdisciplinario del Ministerio de Educación, de la Secretaría de Medioambiente y del Gabinete Joven de la provincia de Santa Fe, realizó un relevamiento en el complejo, con vistas a concretar campamentos educativos para docentes.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido