10 feb. 2010

La ONU apuesta por la meteorología para evitar más desastres

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), dependiente de la ONU, incidió este martes en la "necesidad urgente" de que pronto estén operativos en Haití los servicios meteorológicos para evitar más desastres que agraven la situación creada por el terremoto del pasado 12 de enero.

La estación lluviosa con riesgo de inundaciones comenzará a principios del próximo abril; y la de huracanes, a principios de junio. Con el fin de evitar catástrofes generadas por fenómenos naturales, relativamente frecuentes en Haití, es necesario "desarrollar sin demora la capacidad" de este país para "producir y difundir información y alertas sobre el tiempo", subrayó la OMM en un comunicado.

"Los pronósticos del tiempo y las alertas tempranas del Centro Meteorológico Nacional de Haití son esenciales para las autoridades nacionales, las organizaciones humanitarias y de desarrollo y la gente para un plan de contingencias ante emergencias y para la recuperación", añadió.

Varios países miembros de la OMM --como Estados Unidos, Canadá y República Dominicana-- han estado proporcionando información meteorológica a Haití desde que se produjo el terremoto, que ha dejado inservibles las instalaciones meteorológicas del país. Estos datos y pronósticos son esenciales para la seguridad en el transporte aéreo y las operaciones humanitarias.

Ahora el propósito de esta organización es que el Servicio Meteorológico de Haití pueda hacer este trabajo por sí solo. Uno de los objetivos clave del Llamamiento de Avance Revisado de la ONU es restaurar los servicios meteorológicos básicos en los próximos seis o doce meses, algo que costará un millón de dólares.

El director del Centro Meteorológico Nacional de Haití, Ronald Semelfort, explicó que su personal está trabajando en el aeropuerto de Puerto Príncipe porque a causa del seísmo se han quedado sin oficina. Asimismo, cuentan con una pequeña oficina temporal en ka Oficina de Aviación Civil.

Más del 90 por ciento de los desastres que se producen en Haití están relacionados con peligros meteorológicos, hidrológicos y climáticos como ciclones tropicales y sus efectos --tormentas, crecidas de ríos, inundaciones--, sequías, tormentas eléctricas o desprendimientos de tierra, exacerbados además por la deforestación masiva y los cambios en el medio ambiente.

Cada año, Haití experimenta dos estaciones lluviosas --de abril a junio y de octubre a noviembre--, así como una estación de huracanes de principios de junio a finales de noviembre. En 2008, sufrió importantes pérdidas como consecuencia de cuatro huracanes: 'Fay', 'Gustav', 'Hanna' y 'Ike'.

Fuente
www.europapress.es

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido