11 may. 2011

Aviso de tornado inminente

Hace un año los acreedores amenazaron al Tesoro español con dejar de financiar bonos españoles si el Gobierno no tomaba medidas severas de reducción de gastos. Al mismo tiempo anunciaron el «rescate» de Grecia, colocada al borde de la bancarrota. Un año después la tragedia griega sigue amenazante tras un rescate fallido; y además están en curso los rescates de Irlanda y Portugal. España queda fuera del club de desahuciados, aunque tiene que pagar prima de riesgo de más de dos puntos para nuevas emisiones.

La Unión en torno al euro para crear un espacio monetario compartido en la Vieja Europa, con renuncia a cierta soberanía nacional, no tuvo en cuenta escenarios críticos como los conocidos estos últimos meses. Hubo que inventar un mecanismo de ajuste cuyos resultados son aun dudosos; y están pendientes nuevas reformas de más calado que devuelvan viabilidad a la zona monetaria común. Las economías europeas no crecen y algunas están amenazadas de abandono por parte de sus acreedores.

España padece un déficit exterior y una dependencia financiera, pública y privada, que serán insoportables si no se produce una recuperación consistente que habilite una nueva fase de crecimiento sostenido. Pero para eso hay que reconocer errores y ganar competitividad. Además las cifras escandalosas de paro complican la situación; a perro flaco más pulgas.

Como España está en la primera línea de exposición y resistencia a una nueva y probable tormenta monetaria, como consecuencia de la desconfianza de los financiadores, el riesgo de fracaso, de ser el siguiente de la lista, es elevado.

La amenaza de tornado se nota en el diferencial de tipos de interés, y en el estado comatoso del crédito. Nuevos ajustes de gasto son muy probables, quizá inevitables, por voluntad e inteligencia propia o por imposición de quienes pueden hacerlo. Pintan bastos, caen chuzos de punta, pero algunos no quieren enterarse, siguen al calorcito.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido