27 jul. 2011

El Alto Paraguay se debate entre la inundación y una agobiante sequía

La atípica crecida del río Paraguay afecta con inundaciones a numerosas comunidades del departamento de Alto Paraguay. En contrapartida, un panorama de sequía se avizora en localidades del centro del territorio.

El distrito de Carmelo Peralta es el más afectado por la crecida del río Paraguay. Alrededor de 150 familias de la zona están soportando los efectos del aumento del nivel del caudal de las aguas y tuvieron que abandonar sus viviendas inundadas.

La más castigada es la comunidad de Isla Margarita, donde viven más de 100 familias, de los cuales el 90 por ciento ya dejó sus casas, que se encuentran rodeadas por el desborde de las aguas. Algunos grupos familiares se refugiaron en viviendas de parientes en la localidad brasileña de Puerto Murtinho, al otro lado del río, mientras otros continúan viviendo en sus casas construidas sobre pilotes.

Con la crecida constante, las aguas también rebasaron días pasados uno de los diques de contención en el casco urbano de Carmelo Peralta, llegando a producir millonarias perdidas a piscicultores y productores de piña y banana.

El aumento del nivel del río afecta también los caminos del departamento, como consecuencia del desborde de los riachos. Uno de los tramos viales cortados es el que une Puerto Guaraní con Fuerte Olimpo, quedando aisladas numerosas familias. En la lejana Bahía Negra el efecto es menor, pero también las aguas inundaron unas 30 viviendas.

Sequía

Mientras comunidades ribereñas soportan la crecida del río, en el centro del Chaco nuevamente comienza a sentirse los efectos de la sequía. Camiones cisternas de la Gobernación de Alto Paraguay iniciaron la tarea de transportar agua desde el río a localidades como Toro Pampa y San Carlos, ambas de Fuerte Olimpo.

Por estos lugares se pueden observar plantas secas como producto de la falta de lluvia, lo que podría generar un impacto negativo, especialmente al sector ganadero, principal puntal económico del departamento.

Las últimas grandes lluvias se produjeron a finales de abril y después solo se registraron esporádicos aguaceros o chaparrones.

Consecuencias

El titular del Vicariato Apostólico del Chaco, Mons. Edmundo Valenzuela, ha denunciado en reiteradas ocasiones el tremendo crimen ecológico que se está cometiendo en el Alto Paraguay con la destrucción de cientos de hectáreas de bosques para convertirlos en pasturas para el engorde de vacunos, y ya advirtió de los posibles efectos en el comportamiento del clima en la zona.

Por su parte, la unidad de la Marina del Brasil con sede el Puerto Murtinho recorrió la zona de Isla Margarita el sábado último. La Agencia Fluvial de la localidad brasileña, dependiente de la unidad militar del vecino país, informó que el nivel no traspasará los siete metros, que es el pico máximo que el río debe registrar a final de julio. Un dato importante es que no está lloviendo más en la cabecera del río.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido