1 ago. 2011

Inundaciones dejan 13 muertos y tres desaparecidos en norte de China

Según noticias de Xinhua, un total de 13 personas han muerto y otras 445.500 se han visto afectadas por las inundaciones desencadenadas por las fuertes lluvias, que desde el 1 de julio asolan el este de la región autónoma de Mongolia Interior, en el norte de China, informaron pasado domingo, el día 31, las autoridades locales.

Varios días consecutivos de intensas lluvias provocaron inundaciones en 23 distritos de la región, dejando 12 muertos, mientras que otro individuo murió por el impacto de un relámpago.

Las precipitaciones torrenciales en la zona y los desastres subsiguientes han causado unas pérdidas económicas de 1.400 millones de yuanes (21,7 millones de dólares).

Más de 8.000 casas resultaron dañadas, de las cuales 3.300 se derrumbaron, y más de 2.500 cabezas de ganado perecieron, mientras que más de 70.000 hectáreas de cultivos quedaron arruinadas, según la oficina regional de control de inundaciones y alivio de sequías.

Además, las lluvias han provocado la ruptura de 23,83 kilómetros de diques, han cortado el suministro eléctrico y han interrumpido el transporte ferroviario y vial.

El pronóstico del tiempo para la región prevé un promedio de precipitaciones de entre 50 y 150 milímetros para el periodo del 29 de julio al 2 de agosto. Algunas áreas incluso experimentarían precipitaciones de más de 150 milímetros, según la misma fuente.

Los temporales también han inundado la ciudad de Hanzhong de la provincia septentrional china de Shaanxi desde el jueves, afectando a 113.000 personas, dejando a tres desaparecidos y obligando a evacuar a 9.390 personas.

Más de 2.800 viviendas se colapsaron y otras 7.800 resultaron dañadas, mientras que 4.000 hectáreas de cultivos se perdieron.

Además, las precipitaciones torrenciales han arrastrado un punto de vigilancia de una reserva natural cuyos tres guardias desaperecieron y están siendo buscados por los equipos de rescate, según las autoridades locales.

El jueves por la noche, un río crecido inundó un poblado de 1.000 años de historia al norte de Hanzhong, después de que las precipitaciones alcanzaran los 106 milímetros.

El poblado de Huayang, bien conservado desde la dinastía Song (960-1276), se vio obligado a cerrarse al turismo después de que dos de sus puentes resultaran destruidos en las inundaciones. Las autoridades locales estiman que las pérdidas económicas podrían alcanzar los 200 millones de yuanes (31 millones de dólares).

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido