16 may. 2011

“Fue una tormenta de hielo, en pleno mayo”

El día de ayer amaneció soleado en Trujillo Alto. Tanto así que a William Joglar se le antojaba ir a la playa.

Sin embargo, la tarde tomó un giró inesperado. Se nubló y de repente presenció lo que el Servicio Nacional de Meteorología investiga como un posible tornado.

A eso de la 1:15 p.m. Joglar atestiguó como cayó una tormenta de agua y vientos. También un diluvio de granizos del tamaño de un vellón.

“Escuché el granizo, primero suave. Después cayó una lluvia torrencial, pero de granizo. Hubo ráfagas fuertes de viento y las plantas perdieron las hojas”, dijo el hombre aún impresionado.

Según él, cuando terminó el evento que derribó árboles del vecindario, parecía como se hubiese pasado una tormenta de nieve.

“El patio se veía blanco. Fue una tormenta de hielo, en pleno mayo”, dijo Joglar, quien al salir al exterior de la propiedad sintió la temperatura friolenta por los pedazos de hielo acumulados afuera de la casa.

Lo ocurrido en Trujillo Alto dio señales en los radares del paso de un tornado, dijo Luis Rosa, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología.

De acuerdo con Rosa, el granizo es señal de un tornado. El granizo son gotas de aguas que son cargadas verticalmente hacia arriba dentro de la nube y se convierten en hielo.

Según el meteorólogo, en verano han llegado a caer granizos pequeños. Aunque no pudo precisar cuándo fue la última vez que esto ocurrió.

Mientras que el tornado se forma cuando hay aire inestable y húmedo, además de un cambio en la dirección de los vientos en la altura, detalló el experto.

Este fenómeno se considera una tormenta severa, pero aquí en Puerto Rico suelen suceder de una intensidad baja. Y pueden suceder de repente, sin tiempo para dar un aviso.

En Estados Unidos suelen ocurrir tornados mucho más potentes. Estos sí dan, a veces, tiempo para emitir una alerta. “Unos 10 a 20 minutos antes de que ocurran”, afirmó Rosa.

Según él, los tornados se clasifican de acuerdo con la Escala Enhance Fujita, que se usa para medir la intensidad basado en los daños que ha ocasionado.

El fenómeno ocurrido ayer en Trujillo Alto siguió hacia Canóvanas y Carolina.

"En los Outlets de Canóvanas cayeron árboles que dañaron vehículos”, abundó Rosa.

Además de este tornado, ayer se reportó a eso de las 3:00 p.m. una tromba marina en Fajardo.

La tromba marina es lo mismo que un tornado, pero en el mar.

Por lo general, los tornados en Puerto Rico son leves.

“Los vientos, por lo regular, no exceden las 70 millas por hora”, explicó Rosa.

Tronadas en Cabo Rojo

Para hoy se espera que el mal tiempo continúe.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió un aviso especial marítimo de tronadas para Cabo Rojo, con posibles trombas marinas.

Por otro lado, las lluvias de ayer provocaron deslizamientos en varias vías de Utuado.

Asimismo, una persona murió ahogada en la playa Caracoles de Arecibo en el barrio Islote, mientras la Unidad Marítima intentaba rescatarla junto a otras dos personas que lograron salir con vida.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido