13 jun. 2011

Inundaciones constantes en Ilopango afectan a 9 colonias

Un estudio del MOP indica que las obras de mitigación costarían al menos $13 millones. Los vecinos se han organizado para gestionar que los trabajos se realicen

Cada invierno desde el año 2005, la quebrada Arenal Seco se desborda. Estas inundaciones afectan a nueve comunidades pertenecientes al municipio de Ilopango y a unas 12 de San Martín.

"Cuando se sale, se sale hasta la calle el agua. Con carro no se puede cruzar cuando se llena. A veces, cuando ya está fuerte, no se puede salir ni en carro, ni caminando. Aquí adentro se quedan las personas que viven acá", narró Rosa María Moreno, residente de la comunidad Granados 2.

Esta vecina, que vive en una de las nueve comunidades de Ilopango por las que cruza esta quebrada -a la que ya todo el mundo llama río porque no deja de pasar agua durante todo el año- vivía antes del lado donde quedan aislados cuando colapsa el puente, pero ya pasó a vivir al otro lado del río, donde sufren problemas por las lluvias pero no quedan incomunicados.

Los vecinos de la Asociación del Oriente de Ilopango (Acodil) llevan seis años luchando porque el gobierno realice obras integrales en la quebrada Arenal Seco.

Su lucha comenzó en 2005, cuando la tormenta Stan hizo que esta quebrada se desbordase y arrastrara varias casas que había en la orilla -los vecinos hablan de una veintena.

Según Lilian del Rosario, miembro de Acodil, el puente de la colonia Granados tiene que ser demolido y sustituido por otro de mayores dimensiones, como expone un estudio que hizo el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

El problema es, según explico la directiva, que el espacio del puente por donde pasa el agua no es lo suficientemente amplio para la cantidad que llega a correr en lo más crudo del invierno, lo que hace que el agua salga de su cauce e inunde la zona.

Éste es un contratiempo puntual dentro de todos los problemas que ocasiona esta quebrada desde San Andrés, en San Martín, hasta la Granados, en Ilopango.

Sólo en Ilopango son más de 1,500 las viviendas que se ven afectadas de un modo u otro.

Lilian explicó que los miembros de esas comunidades han trabajado unidas desde el principio, en el 2005, cuando "la primera tormenta que cayó fuertísima nos fregó por completo porque quedamos, las que vivimos a la orilla de la calle, quedamos así", contó preocupada.

Desde entonces han estado luchando porque el gobierno les preste atención. De momento, han logrado que el MOP realizase un estudio que refleja las obras que habría que hacer y comenzase algunas de mitigación.

Pero haber logrado la realización de este estudio no deja del todo satisfechos a los integrantes de la asociación de vecinos. "Sentimos que tal vez nos pueden decir 'ya gastamos el montón para hacer el estudio' y no nos vayan a incluir porque entonces de nada nos sirve. Por eso es que nosotros estamos en aquello de que queremos que se nos haga, que seamos incluidos (las obras que piden dentro del presupuesto del MOP)", explicó la vecina, que también es miembro de la directiva de la comunidad El Arenal.

Pero Lilian es consciente de que la obra que están pidiendo es de gran envergadura. "El estudio incluye el puente de la Granados, que hay que demolerlo, muros contrafuertes, reconstruir pedazos de muros ya caídos, hacer camas de agua más arriba, como pilas que hagan la retención del agua para reducir la velocidad, van a hacer dragados...", enumeró, y añadió que la obra abarca tres kilómetros de longitud del río sólo en Ilopango. Cuatro y medio si incluimos San Martín.

Abarcaría desde la Aduana terrestre de Ilopango hasta San Andrés, en San Martín.

"La obra costaría 13 millones", asegura Lilian. Luego ríe.

"Pues sí, añade, la secretaria de don Gerson (Martínez, ministro del MOP) nos dice: 'Miren, si es que es bien fácil poner los puntos, pero a saber de dónde va a salir. Sólo nos dan 40 millones (al MOP como presupuesto para este tipo de obras) y ustedes quieren 13, ¿creen ustedes que nos van a querer dar?'", revivió Lilian parafraseando a la secretaria. "Entonces, ahí está la lucha de nosotros, ahí es donde tenemos que hacer bulla para que se nos incluya", declaró, con firmeza.

La última decisión que han tomado en Acodil es llegar a la comisión de Obras Públicas de la Asamblea Legislativa para presentarles el estudio y que se los aprueben, aunque no puedan darles todos los fondos. "Lo que falte, nosotros tenemos manitas y pensamiento para ir a las embajadas o a alguna parte para pedirles que nos ayuden porque no se alcanza. Ésa es la idea de nosotros", afirmó.

Se trató de contactar con personal del MOP que haya o esté dando seguimiento a este proyecto para saber en qué situación se encuentra pero no fue posible.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido