14 jun. 2011

Vientos destruyen techos de viviendas

Algunas familias quedaron a la intemperie. Afectados demandan ayuda de parte de autoridades hondureñas.

Tres familias quedaron sin techo. La madre naturaleza parece haberse ensañado con ellos.

Fuertes ráfagas de viento arrasaron con todo lo que encontraron a su paso el pasado domingo a las 3:30 pm, según los pobladores de la comunidad.

Alba Luz Rojas, fue una de las personas afectadas. "El aire que soplaba con fuerza levantó las láminas, nos pusimos muy nerviosos y no hallábamos para dónde agarrar", dijo Rojas.

"Nosotros solo mirábamos que se levantaban las láminas, porque fue un viento muy fuerte", prosiguió con su voz entrecortada.

En la casa de doña Alba Luz residen ocho personas. Cuatro son adultos e igual número son niños. De estos últimos, tres en edad escolar, por lo que ayer no asistieron a clases, porque no pudieron dormir, como de costumbre.

Ayer, doña "Albita", como cariñosamente le dicen sus vecinos, dijo "estamos nerviosos porque cuando viene aire parece que va a volver a levantar los techos de las otras casas, pues tenemos en la mente cuando el aire levantó las láminas de zinc y las tiró a unos 20 metros de distancia de las paredes".

Esta familia tiene trece años de vivir en la comunidad de Agua Fría, donde se dedican al cultivo de maíz y frijoles para el consumo de cada uno de los hogares.

Aseguran que es la primera vez que ocurre algo de esta magnitud, a pesar de que han ocurrido vientos huracanados, pues las viviendas están ubicadas en la parte alta de una colina.

Ayuda

Después de la embestida de la naturaleza, los únicos que llegaron a ver lo que había ocurrido fueron los miembros del Cuerpo de Bomberos y los vecinos de las personas afectadas. Las autoridades del Comité de Emergencia Municipal (Codem), hasta ayer no habían hecho presencia para auxiliar y brindar ayuda a las personas que perdieron los techos.

Las otras dos personas que resultaron afectadas por el tornado son Rony Fabricio Rojas junto a su esposa y dos hijos y Manfredo Rojas con cuatro familiares más.

El primero es hijo de doña Alba Luz y el segundo es su sobrino, a ellos el fuerte viento, también les arrebató el techo de sus casas construidas de adobe. "Necesitamos que nos ayuden para reconstruir nuestras casas, porque hemos perdido lo que logramos hacer con mucho esfuerzo", dijo Rony Rojas.

Estas tres familias son originarias de Jamastrán El Paraíso, pero debido a que buscaban mejorar sus condiciones de vida, decidieron trasladarse a Agua Fría, sin imaginarse que el domingo 12 de junio, se convertiría en una pesadilla, a causa de la madre naturaleza, que no tuvo compasión de ellos.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido