16 jun. 2011

Suman videocámaras a vigilancia de lluvias

Se pretende que haya una mayor eficiencia al momento de atender una emergencia por lluvia y distinguir cuándo se requiere la presencia de un equipo Vactor o el operativo institucional de atención

A las acciones preventivas que pondrá en marcha el Gobierno del Distrito Federal (GDF) para hacer frente a la temporada de lluvias se sumarán “los ojos” de las siete mil 500 cámaras que integran el Centro de Comando y Control, conocido como C2, para observar la formación de encharcamientos e inundaciones.

“Vamos a ser más ojos”, externó Miguel Ricaño, director de Fortalecimiento Institucional del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y encargado del operativo “Unidad Tormenta”.

Explicó que en el C2 hay cinco puestos que se asignaron a personal capacitado para que sea capaz de detectar un encharcamiento o inundación y, en función de esto, informar al puesto de mando, integrado por diversas instituciones, para tomar las decisiones y reaccionar ante la emergencia.

Así, definieron que un encharcamiento es cuando el agua alcanza los 20 centímetros de altura, pero no rebasa el nivel de la banqueta, afecta la circulación vial pero no ingresa a las casas.

Mientras que las inundaciones son aquellas que rebasan el nivel de la banqueta y los 20 centímetros e ingresa a las casas, causando daño al patrimonio de los capitalinos.

Con base en estas definiciones, expresó Ricaño, se pretende que haya una mayor eficiencia al momento de atender una emergencia por lluvia y distinguir cuándo se requiere la presencia de un equipo Vactor o el operativo institucional de atención.

Emitirán un boletín de alerta

Estas acciones, junto con la emisión de un boletín de alerta a las 13:30 horas por si se tiene el pronóstico de una fuerte lluvia, buscan eficientar las acciones para atender a los capitalinos y evitar situaciones como la ocurrida en febrero de 2010 con las inundaciones en la colonia El Arenal, en la delegación Venustiano Carranza.

En entrevista, Miguel Ricaño indicó que se fortaleció el operativo “Unidad Tormenta” con nuevos elementos como es la incorporación de la Secretaría de Salud, el DIF y la Oficialía Mayor al puesto de mando para que junto con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), Bomberos, Protección Civil y la Secretaría de Seguridad Pública se tomen decisiones para actuar.

Ejemplificó que en caso de emitirse una alerta por lluvia fuerte en una colonia ya no sólo llegará el equipo Vactor y de bomberos sino personal del DIF que alistará albergues, mientras que los representantes de salud montarán un operativo preventivo.

La presencia de la Oficialía Mayor será para que, en caso de ocurrir una inundación y afectación al patrimonio de las personas, apoyarlos con los seguros con más prontitud que el lapso de 48 a 72 horas que se tardó el año pasado.

“Esto nos va a permitir, al gobierno del Distrito Federal, ser eficientes en la aplicación de recursos para atender una situación de emergencia”, resumió.

Lanzan campaña de concientización

Más de dos mil 400 toneladas de basura se extraen cada mes en las coladeras y ductos del drenaje de la ciudad de México, por ello y ante la próxima llegada de la temporada de lluvias, el GDF iniciará una campaña de concientización entre la población para que no tire basura en las calles.

Elías Moreno Brizuela, secretario de Protección Civil del DF, indicó que la acumulación de basura en las coladeras provoca casi la mitad de las inundaciones que se registran durante la temporada de lluvias, principalmente en zonas cercanas a mercados, ríos o terrenos baldíos.

El titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre, aseguró que este año el Distrito Federal no padecerá una inundación importante ya que de acuerdo con los pronósticos sólo se esperan lluvias de normales a bajas, aunque entre 10 y 15 días sí se registrarán lluvias fuertes o atípicas.

Agregó que la ciudad está mejor preparada que nunca para enfrentar las próximas lluvias, ya que en materia de infraestructura para atender inundaciones se han invertido alrededor de mil 700 millones de pesos.

“Infraestructura que permite minimizar los efectos negativos que se llegaran a presentar durante la temporada de lluvias”, indicó el funcionario.

No podemos evitar que llueva, “lo que sí podemos evitar es que los efectos sobre la vialidad y viviendas de la ciudad de México tengan los efectos menos posibles”, comentó.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido