18 jul. 2011

Al menos 180 mil damnificados por las inundaciones en México

Las lluvias, que continuarán en los próximos días, afectan al estado sureño de Oaxaca, donde tres personas murieron

Al término de un recorrido por zonas inundadas de Salina Cruz, uno de los puertos más importantes de México, el gobernador Gabino Cué confirmó que las víctimas fatales se produjeron este fin de semana, dos en el municipio de Salina Cruz, al sudeste de la capital, y una más en el de San José Chiltepec, al norte de la misma. Y detalló que hasta 200 mil personas podrían resultar afectadas en diferentes grados, en las regiones del Istmo de Tehuantepec, Costa y Cuenca del Río Papaloapan.

En la región del Istmo el nivel del agua llegó a alcanzar hasta un metro y medio de altura en algunos puntos y se han desbordado varios ríos y arroyos, lo que ha motivado que se declare una alerta permanente en esta zona del sur de México, informaron fuentes de Protección Civil.

Dos de la tres víctimas mortales son un hombre de 82 años y su hija de 34, que murieron el sábado cuando un cerro de Salina Cruz se desgajó y cayó sobre su vivienda. El alud de tierra sepultó a ambos, según detalló el director del Instituto de Protección Civil de Oaxaca, Manuel Maza.

Este domingo fue encontrado el cadáver de otro hombre, de 88 años, que había sido arrastrado el jueves por la corriente de un río crecido que intentaba cruzar en San José Chiltepec, reportó el fiscal de turno del municipio.

También el domingo, la secretaria del gobierno de Oaxaca, Irma Piñeyro Arias, solicitó que sean declarados zona de desastre 42 de los 570 municipios para poder acceder a ayudas federales para su reconstrucción.

Cué comentó, a su vez, que después de la limpieza en las viviendas afectadas se procederá a realizar un censo para tratar de apoyar a las familias damnificadas.

Ante la situación soldados mexicanos activaron el Plan DN-III para auxiliar a la población de los municipios de la región del Istmo. Además Brigadas médicas de la Secretaría de Salud ofrecen ayuda y aplican medidas sanitarias para atender infecciones y prevenir enfermedades derivadas de la inundación.

Las fuertes precipitaciones se iniciaron a mediados de la semana que termina en el sur y este mexicano y se prevé que persistan al menos dos días más.

A inicios de julio la tormenta Arlene, proveniente del Atlántico, dejó una veintena de muertos y unos 278.000 damnificados en varios estados mexicanos, incluido Oaxaca.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido