23 may. 2011

El olor de la lluvia

La intensa y prolongada sequía que había afectado al noroeste de la República Dominicana provocó graves daños a los sectores productivos de la zona que estuvieron al borde de la desesperación al ver reducida su producción y productividad a la mínima expresión con pérdidas cuantiosas, debido a la escasez de la materia prima fundamental para poner a parir sus predios: el agua.

La ausencia de lluvias por más de seis meses golpeó severamente a la agropecuaria local provocando la muerte de cientos de reses, disminuyendo muy sensiblemente la producción de leche, carne, vegetales, frutas y otros rubros que constituyen la más importante fuente de ingresos de grandes, medianos y pequeños empresarios del sector en el cual se sustenta fundamentalmente la economía de la región.

Santiago Rodríguez por ejemplo, es una provincia líder en la producción de leche de calidad insuperable en la Republica Dominicana. La ganadería de ésta demarcación noroestana es robusta y sólida donde las grandes empresas procesadoras de productos lácteos y sus derivados tienen diseminados centros de recepción y acopio en toda su geografía. Las pequeñas industrias dedicadas a la fabricación de buenos quesos y otros alimentos tienen un gran empuje convirtiéndose en grandes suplidoras de hoteles, restaurantes, supermercados, colmados y otras empresas y negocios similares ubicados en importantes ciudades del país.

El mejor casabe del mundo se produce en la provincia Santiago Rodríguez, específicamente en Monción, la parte alta de San Ignacio de Sabaneta y Los Almácigos respectivamente. El cultivo de yuca amarga la cual sirve de materia prima para su elaboración también se ha visto afectado por la prolongada sequía. La producción de vegetales y otros frutos menores ha mermado significativamente en la región en detrimento de productores que invierten sus recursos financieros porque creen en el trabajo digno y honrado.

La esperanza es lo último que se pierde. Los noroestanos son gente de fe y de mucho optimismo. Santiago Rodríguez es una provincia con profundas raíces y creencias religiosas. Dios nunca abandona a su pueblo. Los medios de comunicación destacan informaciones relativas a la caída de fuertes aguaceros en toda la geografía nacional los cuales solo se han asomado sin éxito a éstas localidades que ansían recibir los beneficios de la madre naturaleza.

En los últimos días el panorama ha cambiado, las nubes preñadas se aglomeran alrededor de este cielo y abrazan las encumbradas montañas, estrepitosos sonidos de grandes tronadas se escuchan por doquier y a lo lejos pequeñas descargas eléctricas anuncian el final de la sequía. El olor de la lluvia intenso y penetrante se siente esparcido por todos lados y la tierra mojada se torna fértil para parir nuevas esperanzas.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido