12 jul. 2011

La costa de Valencia puede ser el nuevo golfo de México

La organización ecologista Greenpeace advierte de que en las prospecciones puede repetirse el desastre de Deepwater Horizon

Greenpeace alertó ayer de que las costas españolas, desde el golfo de Valencia hasta Ibiza, corren el riesgo de convertirse en «un nuevo golfo de México». El motivo: las prospecciones en el fondo marino autorizadas por el Gobierno a la petrolera Cairn Energy.

Sara Pizzinato, responsable de la campaña Cambio Climático y Transporte de Greenpeace, explicó que el mayor riesgo es que se explorará hasta a 1.400 metros de profundidad y la petrolera British Petroleum (BP) provocó el gran desastre del Golfo de México perforando a 1.500 metros». Por ello, la organización ecologista ha exigido al Gobierno que se de la negativa a las empresas petrolíferas Capricorn Spain Limited y MEDOIL, filiales de la escocesa Cain Energy, para esta búsqueda de crudo .

Pizzinato explicó que la petrolera tiene licencia para buscar petróleo o gas en cinco áreas del golfo de Valencia: la Albufera, Benifayó, Gandía y Alta Mar 1 y 2. Las acciones, que empiezan a cinco kilómetros de la zona protegida de la Albufera, incidirán también en las salinas de Ibiza y Formentera con «vertidos ocasionales o crónicos».

La activista de Greenpeace ha señalado que las costas ya padecen el cambio climático y ha dicho que los «riesgos económicos y medioambientales» de estas exploraciones que pueden comenzar en 2013 son «demasiado elevados».

La organización ecologista ha advertido de que estos nuevos proyectos suponen peligro de «vertido, incendios y contaminación» y que sectores «tan importantes» para la economía como el turismo o la pesca se verán «gravemente» afectados. Según Greenpeace, todas estas actividades «afectan especialmente a ecosistemas como la Posidonia oceánica, uno de los seres vivos más grandes del planeta». Las prospecciones también tendrán un impacto negativo en especies de mamíferos marinos, atunes, peces y tortugas boba, que ya se enfrentan a graves problemas como «la urbanización del litoral o la sobrepesca», ha apuntado Pizzinato.

La organización ecologista ha recordado también que existe un corredor de migración de cetáceos protegido entre la costa de Valencia, Cataluña y Baleares, especificado en el proyecto Mediterráneo que realizó el Ministerio de Medio Ambiente. Este proyecto señala la «prohibición de cualquier actividad relativa a la exploración de suelo y subsuelo».

Además, Greenpeace ha destacado que las exploraciones no garantizan que se vaya a encontrar petróleo en España, un país «pobre en hidrocarburos» y «rico en energías renovables». Y ha defendido la puesta en marcha de una revolución energética en el transporte.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido