8 jun. 2011

Los coletazos del temporal anegan viviendas y complican el tráfico

Las fuertes precipitaciones que descargaron ayer obligaron a los vecinos de Martos y Fuerte del Rey a achicar agua de sus viviendas. En Baeza y Torreperogil, la normalidad se restableció después de un lunes complicado, aunque todavía hay carreteras cortadas.

La Junta estudiará hoy los daños del granizo en Cabra.

Jaén estaba en alerta por fuertes tormentas y el hombre del tiempo acertó. Llovió mucho y en poco tiempo, lo que complicó la vida a los vecinos de Martos y otros municipios de la provincia. En la Ciudad de La Peña, se inundaron bajos y sótanos en la urbanización Molino Bordo, en Nuevo Martos y en el Sector Tres, zonas de expansión del casco urbano, próximas al polígono industrial, en las que son habituales este tipo de contratiempos cada vez que hay una tormenta. En las casas situadas en las partes más bajas del casco histórico, también llegó el barro y el agua que venía de los montes que rodean el municipio, una situación que ya se dio el lunes. Además, el Ayuntamiento marteño decidió cerrar al tráfico la Avenida de Europa, en la confluencia con Virgen de la Villa. En esta vía se ejecutan obras, lo que, unido a la fuerte tromba de agua, causó daños que la hicieron instransitable, informa Inmaculada Soria.

El Servicio de Emergencias 112 de la Junta registró, a lo largo de la mañana de ayer, avisos de conductores por problemas para circular en carreteras de la comarca marteña y del resto de la Campiña y la provincia. Hubo corrimientos de tierra en la vía que conecta Torredonjimeno con Lendínez y permanecía cerrada la conexión entre Mengíbar y Villardorgo por la A-6000, a la altura del kilómetro 22. En Fuerte del Rey, aunque se reabrió la autonómica A-311, que une la capital con Andújar, los vecinos y los equipos de limpieza todavía tenían que trabajar para retirar algunos restos del barro que entró en zonas del municipio, como la Avenida de Jaén. El agua, de hecho, penetró en el cuartel de la Guardia Civil. La tromba de agua convirtió en ríos calles del pueblo como Picual Virgen y, al estancarse, causó la caída de un muro, de unos veinte metros de largo, en el Parque de Las Vegas. Informa Narciso Parras. También hubo problemas entre Huelma y Cambil, cerca de la capital.

La Loma fue otra de las zonas que más sufrió las consecuencias de la tormenta. Debido a ello, la carretera que conecta Baeza con el anejo de La Yedra estaba ayer cortada al tráfico a la espera, como confirmó la Administración local, de que la Diputación, como titular de la vía, restableciera la normalidad. En la pedanía, una avenida de agua causó, de nuevo, destrozos en viviendas de la calle El Valle, como ya ocurrió los primeros días de mayo. En la ciudad Patrimonio de la Huamidad, el Centro de Coordinación Operativo de Baeza movilizó a unas cincuenta personas que atendieron los treinta avisos recibidos. En el dispositivo intervinieron, como precisan fuentes municipales, los Bomberos, Protección Civil y personal del Ayuntamiento. El trabajo comenzó a las cuatro de la tarde y no concluyó hasta las diez de la noche, unas seis horas en las que se restableció la normalidad. Ayer por la mañana, las fuertes precipitaciones no causaron daños. Actualmente, están en marcha obras para aumentar la capacidad de la red de alcantarillado para, como aclaran desde el equipo de Gobierno local, acabar con este tipo de incidentes. Los proyectos se ejecutan en el Barrio de La Trinidad, donde se concentraran, principalmente, los problemas generados por las fuertes lluvias.

Los peroxileños también se sobrecogieron, el lunes, por la intensidad de la tormenta. La Policía Local, la Guardia Civil y los Bomberos tuvieron que atender un centenar de incidencias. Un auténtico río, que arrastró piedras, ramas y basura, recorrió el casco urbano desde La Mejorana hasta las calles Cervantes, Obispo Basulto o Sor Ángela de la Cruz y hasta el cruce del matadero que da acceso a la A-315, con desperfectos en la calzada de considerable importancia. Un muro se derrumbó en la calle Maestro Rodrigo. Además de la entrada a la carretera A-315, están cerrados al tráfico el puente El Manzanillo o el acceso peatonal al barrio de La carrera. Además, hay que circular con precaución en la calle Cervantes y Obispo Basulto, informa Antonio Rosillo.

En cuanto a Cabra del Santo Cristo, donde cayó una fuerte granizada el lunes, el alcalde, José Rubio Santoyo, informa de que, aunque los daños en las viviendas no son importantes, sí será necesario que se evalúen los destrozos en el olivar y en los cultivos del municipio. Los técnicos visitarán hoy el pueblo, como alclaró el máximo responsable municipal. Las líneas férreas que hubo que cortar, entre Jaén y Espeluy y a la altura de Vilches, ya estaban reabiertas, como informo Renfe que aclaró que el servicio estaba normalizado. Ocho equipos de conservación y mantenimiento de la Red Provincial de Carreteras de la Diputación Provincial comenzaron a trabajar, el lunes por la noche, para limpiar y reparar vías de interés agrariola. Al cierre de esta edición, permenecía cortadas vías de los términos de Arjona, Los Villares o en el Pilar de Moya.

Fuente

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo más leido